sábado, 7 de diciembre de 2019 Actualizado a las 23:49

PAÍS

La mañana en que la oposición estuvo en peligro: solo en segunda vuelta logró retener la presidencia de la Cámara de Diputados

por 19 marzo, 2019

La mañana en que la oposición estuvo en peligro: solo en segunda vuelta logró retener la presidencia de la Cámara de Diputados
En segunda instancia, la oposición logró alinear los votos hacia el DC Iván Flores, quien perdió en primera vuelta frente a Jaime Bellolio, que se impuso sorpresivamente, dejando al descubierto la profunda grieta al interior del bloque. Tras varias horas de negociación, las bancadas del FA llegaron a la conclusión de apoyar el acuerdo “independientemente del nombre” que llevaría la falange. [Actualizada]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de una tensa mañana, la oposición logró alinear a todos los parlamentarios del sector, desde la DC hasta el Frente Amplio, y revertir así el sorpresivo escenario que se instaló antes del mediodía, cuando Chile Vamos logró la primera mayoría para que el UDI Jaime Bellolio consiguiera la presidencia de la Cámara.

Tras más de media hora de negociaciones y en segunda vuelta, la oposición votó en bloque. El DC Iván Flores obtuvo 81 sufragios y Bellolio 68.

Pero el panorama fue mucho más tenso a partir de las 10:30 de la mañana. A esa hora, se produjo la votación en la sala de la Cámara de Diputados para definir la presidencia de la Corporación. Los candidatos para reemplazar a Maya Fernández fueron Iván Flores (DC) y Jaime Bellolio (UDI).

El nombre de Flores surgió después que el candidato del partido, Gabriel Silber, se bajara de la postulación después que un correo anónimo denunciara un supuesto episodio de violencia intrafamiliar contra su esposa Cristina Orellana. Por eso, la colectividad debió escoger entre Iván Flores y Víctor Torres, optando por el primero luego de llegar a un acuerdo, después que no prosperara la primera votación.

Según el acuerdo alcanzado hace meses, el Frente Amplio apoyaría al candidato de la DC. Pero en la coalición de izquierda el nombre de Flores despierta resistencia, por estar asociado al ala más conservadora de la falange. En ese contexto, durante la votación de hoy hubo sorpresas.

El diputado UDI Jaime Bellolio consiguió una sorpresiva mayoría de 73 votos contra 71 de Flores.  El oficialismo, al conocerse los resultados, saltó a felicitar efusivamente a Bellolio. Sin embargo, según el reglamento interno de la Cámara, el próximo presidente necesita la mayoría absoluta de 77 votos para ser elegido; hubo nueve votos en blanco. Por lo tanto, el proceso se repitió.

La situación ya había sido adelantada por la diputada del FA Pamela Jiles, quien había manifestado su rechazo  al nombre de Flores y en la madrugada posteó en Twitter: “Hoy surgirá la Bancada de la Dignidad en la @CamaraDiputados. Es lo q @elfrente_amplio fue mandatado a hacer: romper la lógica binomial, actuar d espaldas al Congreso y d cara a la gente. Los q entreguen su voto a cambio d pequeñas prebendas tendrán q explicárselo a la ciudadanía [sic]”, escribió.

De cualquier forma, este episodio representa un feroz traspié para la oposición, ya que es un reflejo de su incapacidad para alcanzar acuerdos mínimos. En los pasillos del Congreso circuló el diagnóstico de que era más fácil votar por un liberal de derecha, con el que hay sintonía en algunos temas  y formas de hacer política, que por un conservador de centro izquierda. Además, Bellolio hace tiempo mantiene cercanía con algunos parlamentarios de oposición, desde Camila Vallejo hasta diputados del Frente Amplio, todos con quienes tiene una sintonía generacional.

El diputado Fidel Espinoza expresó un diagnóstico lapidario: “Aquí no solo están en juego las presidencias y la presidencia, sino el futuro de la oposición y que sea alternativa en tres años más. Si no conseguimos el acuerdo, significa entregarle el Gobierno a la derecha por ocho años. Este es un tema donde está en juego la oposición”, dijo.

En la primera vicepresidencia fue elegida la diputada Loreto Carvajal y en la segunda el diputado Pepe Auth.

Los ánimos en el Frente Amplio estaban tensos desde la semana pasada, el nombre que llevaría la DC había sido un verdadero dolor de cabeza y el panorama se tornó gris cuando el nombre de Lorenzini apareció como opción.

Para los sectores más progresistas en la Nueva Mayoría, el nombre de Víctor Torres era la mejor opción. También en el Frente Amplio, tanto así que el alcalde Jorge Sharp lo había destacado en su cuenta de Twitter: “Que no pase por alto actitud unitaria del diputado @DocVictorTorres. Renunciar a su legitima pretensión de presidir @CamaraDiputados - seguro lo hubiese hecho excelente - para facilitar acuerdo de la oposición, habla de una forma de hacer política que desde Valparaíso saludamos [sic]”, dijo.

Pero el Chascón de la DC se restó de la contienda para presidir la Cámara, ya que los anticuerpos que despertaba entre los sectores más conservadores de la DC “fueron más fuertes”, según destacan desde la falange.

El nombre de Flores era más bien desconocido por el resto de los parlamentarios de oposición, al menos entre los nuevos llegados en el 2018. Su pertenencia al sector más conservador despertó resquemores entre la bancada frenteamplista y también entre algunos comunistas, principalmente por su rol en temáticas de género, la Ley de Aborto en Tres Causales y la Ley de Aborto.

Hasta personeros de RD, en la región de Los Ríos, pusieron el grito en el cielo por el nombre de Flores como candidato. Pero el problema venía de antes: la diputada Pamela Jiles reiteró en diversas ocasiones que la DC no tendría “varios votos” si no se comprometía con los cambios necesarios para el país, y volvió a explicitarlo tras la bajada del diputado Silber.

Por otra parte, tras varias horas de negociación, las bancadas del FA llegaron a la conclusión de apoyar el acuerdo “independientemente del nombre” que llevaría la DC. Una negociación conseguida a regañadientes, porque no existía un consenso; es más, comprometieron 15 votos de los 20 que tiene la bancada, pero eso estaba claro desde ayer en la noche. “El Frente Amplio cumplió su acuerdo”, destacan desde la bancada.

Las abstenciones del Frente Amplio fueron Tomas Hirsh, Pamela Jiles y Florcita Motuda, todos del Partido Humanista, junto con Félix González (Ecologista) y el independiente Renato Garín, quien renuncio a principios de marzo a su militancia en Revolución Democrática.

Los otros cuatro votos, según detallan parlamentarios, vendrían desde el mundo radical, quienes estaban negociando la vicepresidencia de la Cámara, la que finalmente fue otorgada a la diputada PPD, Loreto Carvajal.

“Si se cae el acuerdo en la Cámara, se cae el acuerdo municipal”, destacaron  desde la ex Nueva Mayoría.

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV