jueves, 12 de diciembre de 2019 Actualizado a las 23:15

PAÍS

Sigue el drama socialista: Landerretche sugiere a Álvaro Elizalde y Maya Fernández que den un paso al costado para superar la crisis

por 1 julio, 2019

Sigue el drama socialista: Landerretche sugiere a Álvaro Elizalde y Maya Fernández que den un paso al costado para superar la crisis
A días del Comité Central que debe definir a composición de la nueva mesa directiva luego de las polémicas elecciones internas, el expresidente del directorio de Codelco lanzó al ruedo un llamado a los líderes de los bandos que se enfrentaron en los últimos comicios a que “hagan una muestra pública de renuncia en función del bien común”. Elizalde, quien espera confirmarse por un nuevo período al mando de la colectividad, también habló de unidad y de “trabajar por una dirección integrada”. Sin embargo insistió implícitamente en que no está en juego el resultado obtenido por él y su lista en los últimos comicios al señalar que espera que la disidencia se sume a la directiva pero en su condición de minoría [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Partido Socialista entró en hora de definiciones de cara al Comité Central del sábado cuando los 110 miembros del Comité Central procedan a elegir la nueva mesa directiva tras las polémicas elecciones del 26 de mayo pasado, marcadas por irregularidades, demora en el conteo y acusaciones de clientelismo y narcovotos.

En este momento complejo que atraviesa la tienda, el expresidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche lanzó al ruedo una propuesta que en privado han compartido otros militantes del PS: que los excontendores en los últimos comicios, Álvaro Elizalde y Maya Fernández, den un paso al costado.

A juicio del economista, esta crisis debe solucionarse con unidad, una cualidad que en esta coyuntura “le ha costado a los líderes de mi partido”. “Y hasta que no existan esas muestras de unidad va a ser muy difícil superar esa crisis”, indicó tras una reunión de senadores PS que se citaron para abordar la crisis.

“El PS está compuesto en su gran mayoría, casi totalidad, por militantes honestos, y por ende los políticos y líderes que representan a esa mayoría deben en este momento mostrar unidad para sacar del partido a aquellos elementos que han convertido nuestra práctica política simplemente en clientelismo y que ha abierto la puerta a formas de delincuencia organizada como la que hemos visto”, añadió.

Como medida concreta, Landerretche dijo que “partiría porque los distintos actores hagan una muestra pública de renuncia a algo en función del bien común”, en un directo llamado a los candidatos de la última elección.

“Teniendo la mejor opinión de Álvaro Elizalde, que además es amigo mío, y de Maya Fernández, que no conozco tan bien pero tengo la mejor idea, es momento de dar un paso al lado para poder mejorar esta crisis. Es el momento de la unidad para sanear nuestro partido”, aseguró.

La disposición a un escenario de consenso es una alternativa que el actual presidente, Alvaro Elizalde, reconoció esta mañana a La Segunda. “Debemos trabajar por una dirección integrada”, indicó, lo que quiere decir que “todos los sectores relevantes del partido estén representados, porque los desafíos que tenemos por delante son enormes y, por tanto, se requiere fortalecer la unidad interna”.

Requerido a qué apunta con esta dirección integrada, Elizalde insistió implícitamente en que no está en juego el resultado obtenido por él y su lista en los últimos comicios, al explicar que “nuestro estatuto establece mecanismos de integración de las minorías y hemos sido categóricos señalando que esperamos que se incorporen a la conducción partidaria”.

La declaración de Elizalde coincide con lo que ha sido su postura permanente en esta crisis, donde ha sido insistente en público y privado en reducir la discusión exclusivamente al reconocimiento de la mayoría que obtuvo su lista en las internas.

Desmarque de la oposición

La crisis en el PS también ha causado preocupación en la oposición. En el PPD manifestaron inquietud por la articulación de la centroizquierda dada la situación de descrédito por la que atraviesan sus tradicionales socios. En tanto, desde el Frente Amplio, la presidenta de Convergencia Social, Gael Yeomans, dejó en claro que no tienen disponibilidad para sellar un eventual pacto electoral de cara a las próximas municipales.

“La crisis del PS no es un hecho del que podamos hacer vista gorda (…) El mínimo ético es la probidad, es no tener causas pendientes por malversación de fondos públicos o por corrupción, o -en este caso- con narcotraficantes”, dijo la diputada del FA.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV