sábado, 17 de agosto de 2019 Actualizado a las 23:32

PAÍS

"Factor PC" revuelve las aguas en la oposición y aviva a sectores que apuestan por la marginación de los comunistas

por 23 julio, 2019

Nostálgicos de la Concertación, algunos que añoran los tiempos de poder total que tenía el llamado partido del orden, encontraron en las últimas semanas, gracias al tema de Venezuela y la forma cómo el PC ha manejado el tema, la excusa perfecta, la oportunidad y los argumentos que esperaban para sumar adeptos a la idea de marginar a los comunistas de los principales entendimientos políticos. No todos piensan igual y, si bien muchos reconocieron diferencias explícitas con el partido que lidera Guilliermo Teillier, saben que estas son infinitamente más ostensibles con la derecha y que la división opositora solo ayudará a un triunfo electoral de Chile Vamos en las urnas en la ronda de elecciones que empieza el próximo año. En el PC se dieron cuenta del alto impacto negativo que tuvo la última performance de su edil, Daniel Jadue.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde hace un tiempo que en un sector del Senado se viene fraguando la idea de marginar al Partido Comunista del próximo pacto para las municipales. Con esta estrategia se pretende "rayar la cancha" con miras a una nueva coalición para enfrentar las elecciones presidenciales de 2021. Se trata de sectores ligados a la ex-Concertación, básicamente el otrora partido del orden, y que en su minucioso trabajo en la Cámara Alta -donde el PC no tiene escaños- han logrado separar aguas con  los comunistas en varias de las decisiones políticas que ha adoptado el resto de la oposición.

El PC ha ayudado a estos sectores a dar piso a esta idea. Los cuestionamientos del partido liderado por Guillermo Teillier a algunos de los aspectos del informe emitido por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, sobre la situación de Venezuela y las últimas declaraciones del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, en las que acusó a la ex-Mandataria de haber apoyado intentos de golpe de Estado contra el régimen de Nicolás Maduro, han terminado transformándose no solo en el argumento perfecto, sino que en la oportunidad ideal para empujar a buen puerto la máquina de la nostalgia concertacionista y así aunar fuerzas para marginar a los comunistas.

En una entrevista con El Mercurio de este sábado 20 de julio, el presidente de la DC, Fuad Chahín, aclaró que la idea de su mesa directiva es encontrarse con el PS, PPD y también con el PR, aludiendo a la conformación histórica que tuvo la Concertación. La performance comunista ante el tema de Venezuela en las últimas semanas, reconocieron en la oposición, les ha dejado “servido en bandeja” la posibilidad de marginar al PC a quienes son reacios a cualquier tipo de entendimiento con el partido que lidera Teillier.

Por un lado, varios militantes de RD provienen del mundo comunista, lo que genera "distancias por quiebres y pugnas más personales", pero lo más relevante sería la máquina política y electoral que trae consigo la colectividad. Advirtieron un eventual quiebre, esto a través de la tensión que podría provocar en el sector más liberal y socialdemócrata respecto de aquellos que tienen un arraigo más tradicional de izquierda que comulga más con el PC.

Las aguas en la oposición están revueltas y no hay una postura única, lo único cierto es que el tema del PC hace ruido, incomoda y el clima está lejos de ser de armonía política. En el Senado coincidieron en que la dinámica de acuerdos que se ha logrado ahí -a la luz del entendimiento de los parlamentarios opositores desde la DC hasta el Frente Amplio-, en el único espacio donde la oposición ha logrado funcionar en bloque, guarda relación en parte precisamente con la ausencia del PC en esa instancia.

Dicen que la ausencia del PC en las mesas de debate en el Senado permitió bajar la guardia de un sector, el diálogo se volvió más llano y la coordinación fluyó de otra manera.

En toda la oposición reconocen que trabajar con el PC es hacerlo "con una piedra en el zapato", pero otro sector considera que si bien las diferencias con los comunistas son explícitas en algunos temas, estas son infinitamente más con la derecha, y por eso no comulgan con la intención de marginar políticamente al Partido Comunista  ni con separar aguas de la oposición.

Sabido es que Venezuela, sea cual sea la manera en que se imponga en la agenda nacional, remueve las aguas de la oposición y, en la mayoría de las ocasiones, dos son los protagonistas de alimentar este tenso debate: la Democracia Cristiana y el Partido Comunista. Sin embargo, ahora se ha sumado de manera más consistente el resto, como el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, su par del PS, Álvaro Elizalde, y el del PR, Carlos Maldonado, quienes salieron en defensa de Bachelet tras las ácidas críticas que hizo el alcalde Jadue.

En el PC se dieron cuenta del alto impacto negativo que esta pasada tuvo ante sus pares de oposición, lo que llevó a diferentes representantes de la colectividad a desplegar un trabajo de contención, pues saben que independientemente de su plataforma electoral junto al PRO y los regionalistas, una eventual alianza electoral pensando en las elecciones municipales sería de beneficio mutuo con el objetivo de que la derecha no se “lleve el cartón completo”.

Es así como el mismo domingo, la diputada Carmen Hertz a través de redes sociales escribió “golpe de Estado que dio Carmona, jefe patronal venezolana contra Chávez el 2002 fue tácitamente apoyado durante el gobierno de Ricardo Lagos x la Canciller @soledadalvear y ante ridículo internacional pidieron la renuncia del entonces embajador de Chile. @mbachelet no tuvo nada que ver".

Sin agua... aún

Uno de los principales miedos al interior de la ex-Nueva Mayoría es que el PC pueda llegar a pactar con el Frente Amplio en una alianza formal para las presidenciales, porque -señalan- “podrían ser ellos quienes pasen a segunda vuelta”. Un panorama que reconocen "abierto" desde el frenteamplismo, aunque solo para las presidenciales y parlamentarias, las municipales son "harina de otro costal".

A pesar de que aún se estudian las posibles alianzas para las municipales, en el FA existen algunas premisas claras y una de ellas es que mientras el Partido Comunista mantenga una alianza con los regionalistas, "no hay espacio para un acuerdo formal".

Desde los partidos Comunes, de las diputadas Camila Rojas y Claudia Mix, y Convergencia Social, del alcalde Jorge Sharp y la diputada Gael Yeomans, fueron claros al dejar abierta la puerta para un pacto por omisión, aunque el partido dirigido por Yeomans se mostró más abierto a firmar un pacto electoral para las municipales.

En medio de este panorama, Revolución Democrática se encuentra en plena discusión sobre los pactos y acuerdos electorales para las elecciones del próximo año. Aunque su centralidad en la disputa municipal será la Democracia Cristiana, en algunos sectores internos el "anti PC" también se ha hecho sentir.

Por un lado, varios militantes de RD provienen del mundo comunista, lo que genera "distancias por quiebres y pugnas más personales", pero lo más relevante sería la máquina política y electoral que trae consigo la colectividad. Advirtien un eventual quiebre, esto debido la tensión que podría provocar en el sector más liberal y socialdemócrata,  en relación a aquellos que tienen un arraigo más tradicional de izquierda que comulga más con el PC.

"Para RD su aliado natural son los socialistas", indicó un dirigente nacional. Por lo tanto, el objetivo en dicho partido sería elaborar un diseño electoral que sea más cuidadoso con el PS que con el PC.

Es más, en algunos sectores del FA se habla que RD podría disputarle la alcaldía de Recoleta a Jadue y la de Independencia al socialista Gonzalo Durán, debido al arrastre que tendrá la diputada Maite Orsini en dicho sector. De todas maneras, desde Revolución Democrática recalcaron que aún no hay novedades al respecto.

Con quien sí habría construido buenas migas el PC es con el nuevo partido Convergencia Social. La cercanía de Jadue con el edil Sharp es más que conocida: mantienen encuentros reiterados y tienen "una conversación fluida", señalaron desde el partido. Mientras que Yeomans ha llevado una buena relación con las diputadas Camila Vallejo y Karol Cariola, con quienes comparte tareas en la comisión de trabajo.

Este sector sería su principal aliado al interior del Frente Amplio, aunque reiteraron que la alianza con el PRO "le resta" y con los regionalistas "los aleja completamente" de una alianza con el frenteamplismo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV