martes, 22 de octubre de 2019 Actualizado a las 01:09

PAÍS

La UDI también se le desordena al Gobierno: diputados rechazan proyecto de 41 horas y directiva pide reunión con Piñera

por 15 agosto, 2019

La UDI también se le desordena al Gobierno: diputados rechazan proyecto de 41 horas y directiva pide reunión con Piñera
No solo en RN hay señales de molestia hacia el Gobierno. En la UDI también las aguas están revueltas. Los diputados Issa Kort y Jorge Alessandri llamaron a su bancada a votar en contra de la iniciativa laboral del Gobierno que propone una reducción de la jornada a 41 horas y, asimismo, contra la idea de Camila Vallejo de 40 horas. La postura de los parlamentarios es una señal de un malestar más global que cruza a la UDI en su relación con el Gobierno, y se suma a los reclamos gremialistas por “falta de coordinación y diálogo” con algunos ministros. Por eso, la directiva pedirá una reunión cara a cara con el Presidente Sebastián Piñera.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La UDI también se le está desordenando a La Moneda. Una señal de esto es el llamado de los diputados del partido gremialista Issa Kort y Jorge Alessandri, a la bancada de la colectividad, a rechazar la reducción de la jornada laboral propuesta tanto por la iniciativa del Gobierno como por la de la diputada comunista Camila Vallejo, ambos proyectos enfrentados en el Congreso.

A través de una carta, los gremialistas valoraron la idea de reducción del Ejecutivo, sin embargo, apuntaron a que no es el momento para rebajarla ni a 40 horas –como plantea Vallejo– ni a 41 –como propone el Gobierno–.

El rechazo a la propuesta de reducción laboral fue tema la noche del martes, cuando diputados y senadores gremalistas se dieron cita en una cena en el piso 15 del Senado. Pero esta postura de los parlamentarios es una señal de un malestar más global que cruza a la UDI y que se traduce en los reclamos gremialistas por “falta de coordinación y diálogo” con algunos ministros.

De hecho, varios parlamentarios transmitieron en la cena —según presentes— que se estaría actuando “excesivamente en base a las encuestas”, más que “por convicciones”. Por eso, la directiva pedirá una reunión cara a cara con el Presidente Sebastián Piñera.

“Hay algunos ministros con los cuales la relación es más fácil, más fluida, y con otros es más compleja, pero ellos son ministros del Gobierno del Presidente Piñera, por lo tanto, más que hablar con ministros, nosotros preferimos hablar con el Presidente (…). La idea es nosotros invitarlo a él, no que él nos invite a Cerro Castillo o a un ambiente más formal”, confirmó la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, a La Tercera.

Para el jefe de bancada UDI, Javier Macaya, “parte una etapa de la UDI para poner en agenda temas que sirvan al éxito del Gobierno e, incluso, contener otros. Este partido se caracteriza por defender principios que, aunque parezcan impopulares en las encuestas, puedan ser buenos para Chile”.

La molestia UDI se suma a los gestos de desafección que ha tenido el otro partido eje de la coalición oficialista, Renovación Nacional, durante la actual administración Piñera. El partido del Presidente en varias oportunidades ha representado su crítica por el trato recibido desde el Ejecutivo y ha manifestado sus diferencias con los proyectos de Gobierno. Como muestra un botón: la reciente revuelta de varios diputados de sus filas que manifestaron abiertamente su simpatía por el proyecto de las 40 horas de la diputada comunista Camila Vallejo.

Una postura “políticamente incorrecta"

Es en este escenario donde Issa Kort y Jorge Alessandri tomaron la bandera de oponerse a cualquier reducción de jornada laboral. “Se debe incluir, dentro de las opciones que tenemos los legisladores, el rechazar ambos guarismos”, señalan en una misiva consignada en El Mercurio, en la que además piden a la propia UDI “reflexionar” acerca de los efectos de disminuir la jornada laboral en medio de un “escenario económico débil”.

“El debate debe abrirse con responsabilidad al impacto real que puede tener el avance de cualquiera de las iniciativas en la generación de empleos”, señalaron.

Los parlamentarios admitieron que es probable que su postura de rechazar la reducción de horas de trabajo sea "políticamente incorrecta" o contraria a lo que dicen las encuestas. "Pero tenemos la convicción de que, en el momento económico actual, con una desaceleración importante, no es el momento de una rebaja”, manifestaron.

“Estamos bajando las horas, antes de trabajar en la productividad”, dijo Alessandri, según señala el matutino, afirmando que “pediremos votación separada (de esa indicación), y cuando la economía esté fuerte de nuevo, evaluaremos una reducción progresiva y paulatina. Si no lo hacemos así, solo lograremos matar a las pymes”.

“La rebaja debe darse en momentos en que la economía esté sólida y no en medio de incertidumbres globales”, agregó Kort.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV