sábado, 28 de marzo de 2020 Actualizado a las 11:33

OPINIÓN

Autor Imagen

El elevado estándar en protección a los DDHH que deja José Zalaquett

por 19 febrero, 2020

El elevado estándar en protección a los DDHH que deja José Zalaquett

Crédito: https://corporacionfundamental.cl/

La elevada dimensión ética de José Zalaquett no tiene parangón y ello ha sido reconocido por todos los sectores políticos al momento de su partida, la que se da en circunstancias en que el país está sumido nuevamente en una grave crisis de Derechos Humanos. Por ello, su fallecimiento es un momento propicio para reflexionar sobre la situación actual de DDHH en Chile y la necesidad de explorar salidas democráticas, que restablezcan un Estado de derecho sustentado en el pleno respeto de los Derechos Humanos, aquel que permita erigir una institucionalidad democrática que asegure igualdad de derechos económicos, sociales y culturales y proscriba la discriminación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La figura de José Zalaquett es y será, sin lugar a dudas, una de las más significativas en la lucha por el respeto y protección de los Derechos Humanos en Chile. Su partida nos llena de pesar, pero al mismo tiempo es motivo para una profunda reflexión sobre la situación de DDHH en Chile.

Zalaquett nos deja un legado que visibiliza una historia de graves violaciones a los Derechos Humanos en el país, que se remonta a pocas décadas, aquellas de la dictadura militar, cuando el estimado profesor Zalaquett junto a muchos otros fue perseguido y expulsado de Chile.

Su lucha inclaudicable por la defensa de los derechos de las víctimas de la dictadura no fue mancillada por la prisión política y el exilio, por el contrario, ello impulsó su condición de defensor de DDHH y multiplicó sus esfuerzos por todo el planeta ejerciendo como director ejecutivo y presidente de Amnistía Internacional y presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Su elevada dimensión ética no tiene parangón y ello ha sido reconocido por todos los sectores políticos al momento de su partida, la que se da en circunstancias en que el país está sumido nuevamente en una grave crisis de Derechos Humanos. Por ello, su fallecimiento es un momento propicio para reflexionar sobre la situación actual de DDHH en Chile y la necesidad de explorar salidas democráticas, que restablezcan un Estado de derecho sustentado en el pleno respeto de los Derechos Humanos, aquel que permita erigir una institucionalidad democrática que asegure igualdad de derechos económicos, sociales y culturales y proscriba la discriminación.

De igual modo, que garantice los derechos fundamentales de las personas y los pueblos, en particular, el derecho a la protesta social, a la libertad y a la integridad física y psíquica, restringiendo el uso de la fuerza por agentes del Estado, acorde a los estándares nacionales e internacionales en materia de Derechos Humanos.

No podría concluir esta reflexión, sin mencionar la trayectoria académica del profesor Zalaquett, aquella de la que nos nutrimos quienes hemos seguido la señera ruta que él trazó para las profesoras y los profesores de Derecho y, a la vez, defensoras y defensores de DDHH. Porque Zalaquett cumplió ambas condiciones, y nos transmitió que el camino de la enseñanza y la defensa de Derechos Humanos se funden en una única huella para la prosecución de la justicia.

Quienes hoy integramos en Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, asumimos con orgullo la herencia de quien, junto a la profesora Cecilia Medina, fuera nuestro fundador, y hacemos vocación de su férreo compromiso por la promoción y protección de los Derechos Humanos.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV