sábado, 19 de septiembre de 2020 Actualizado a las 15:11

PAÍS

Estudio de la U. de Chile sobre la pandemia: 66% desconfía del Gobierno y sólo un 20% cree que lo ha protegido económicamente

por 11 septiembre, 2020

Estudio de la U. de Chile sobre la pandemia: 66% desconfía del Gobierno y sólo un 20% cree que lo ha protegido económicamente
La encuesta identificó también que un 90% piensa que el resto de la sociedad no toma la emergencia sanitaria con la seriedad que debería y un 60% afirma no sentir que en esta pandemia existan niveles de solidaridad y cooperación similares a los que se pueden observar en otros acontecimientos nacionales. El análisis señala, además, sobre la forma en que este período ha afectado la vida en el hogar, que mujeres, de todas las edades y sectores socioeconómicos, registran un aumento de labores mayor al de los hombres. El estudio llega en momentos en que el presidente de la Sochimi, Tomás Regueira, expresó su preocupación de cara a la celebración del 18 de septiembre, señalando que hay una alta probabilidad de que "vamos a perder el control de trazabilidad". En respuesta, esta mañana el ministro de Salud, Enrique Paris, afirmó que no hay tal riesgo y llamó a la colaboración de la ciudadanía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una evaluación negativa del actuar del Gobierno y un marcado distanciamiento del individuo y sus círculos internos con el resto de la sociedad son las principales conclusiones de la dimensión “Conducción política y moral colectiva” del segundo informe del estudio #VidaenPandemia, investigación longitudinal e interdisciplinaria de la Universidad de Chile que monitorea las condiciones materiales y el sentir de distintos grupos de la población frente a la nueva vida en tiempos del COVID-19.

Este segundo informe contiene además resultados sobre la forma en que la crisis ha impactado la vida en el hogar. Esta dimensión, que aborda aspectos como labores domésticas y trabajo remunerado, cuidado infantil, tareas educacionales, y conflictos familiares, reveló una notoria diferencia de género respecto a la rutina en pandemia, con un incremento general de labores mayor para las mujeres. Las conclusiones del estudio sobre ambas dimensiones fueron desarrolladas a partir de una primera encuesta aplicada a 2.552 personas en julio.

Conducción política y moral colectiva

El estudio determina que existe una relación directa entre la percepción de las acciones (o falta de acciones) del Gobierno central con el estado de ánimo o la sensación de incertidumbre de los individuos. El 63% de las personas encuestadas considera que el Gobierno ha sido poco o nada efectivo en su actuar durante la pandemia. En términos económicos, un 62% afirma que se han protegido poco o nada a las personas más afectadas monetariamente por la crisis y un 52% de los encuestados considera que no se ha tomado en cuenta a la ciudadana en el enfrentamiento de la crisis sanitaria. Por otra parte, sólo un 19% de los encuestados calificó al Ejecutivo como confiable, mientras un 66% aseguró tener poca o nada de confianza en las determinaciones de la autoridad central.

Estas percepciones negativas del mando se traducen en sensaciones de agobio o incertidumbre, y están relacionadas particularmente con el ítem endeudamiento. Los resultados sobre esta materia, presentados en el informe N°1 de Vida en Pandemia, indicaban que el 73% de las personas de menores ingresos registraba problemas para pagar créditos de consumo, y un 56% enfrentaba dificultades para comprar artículos básicos. En este contexto, la evaluación de la autoridad presenta una tendencia general negativa, especialmente en menores de 30 años, siendo más favorable en el segmento de hombres mayores de 60 años y de ingresos más altos.

Respecto a la sensación de comunidad, un 59% de los encuestados se manifiesta de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación “en estos días me he sentido parte de una sociedad que lucha colectivamente contra el virus”. A pesar de esto, no se asimila esta sensación de comunidad con el concepto de solidaridad. Es así como un 60% de las personas afirma no sentir que en esta pandemia existan niveles de solidaridad y cooperación similares a los que se pueden observar en casos de otras catástrofes como terremotos o inundaciones. La encuesta identificó también que un 90% piensa que el resto de la sociedad no toma la emergencia sanitaria con la seriedad que debería.

Consulta el informe Vida en Pandemia sobre conducción política aquí.

La crisis en el hogar

El estudio además caracterizó de manera profunda el impacto de la nueva vida en casa. En este ámbito, si bien se identifica que tanto mujeres como hombres han aumentado en general la cantidad de tiempo dedicado a realizar labores del hogar, son las mujeres las que han cargado con una mayor cantidad de trabajo en este período. Esta diferencia se manifiesta en que las mujeres han incrementado en mayor medida que los hombres la cantidad del trabajo doméstico que realizan: 52% de mujeres y 37% de hombres declara hacer mucho más que en el pasado inmediato a la crisis.

Esta brecha también queda en evidencia al observar la división de tareas educacionales con hijos e hijas. El 67% de las madres señala acompañar en este proceso a los hijos todos los días de la semana, mientras que en el caso de los hombres este número alcanza un 43%. En términos de cuidado infantil, en tanto, la brecha de género se mantiene, un 60% de las mujeres y un 42% de los hombres declara hacer mucho más que antes de la crisis. El factor que se modifica en este caso es el generacional, un 45% de las personas mayores de 60 años afirman haber aumentado su trabajo de cuidado infantil. Nuevamente el incremento más significativo se da en las mujeres, alcanzando un 61% versus un 34% de los hombres.

Respecto a la modalidad de trabajo remunerado durante la pandemia, un 38% indicó realizarlo de manera remota y un 47% en forma presencial. Aquí también fue evidenciada una diferencia de género, donde el teletrabajo fue informado como modalidad en el 45% de las mujeres y en el 33% de los hombres, mientras la presencialidad fue reportada en el 39% de los hombres y en el 55% de los hombres. Otra área de análisis fue la dimensión conflictos familiares, un alto número de entrevistados afirmó que los conflictos al interior de las relaciones, en particular, afectivas de pareja, se mantuvieron relativamente estables. Sólo un 20% de ellos indicó que existió un aumento en la cantidad de conflictos en comparación al tiempo previo a la pandemia.

Vida en Pandemia aplicará en total cuatro olas de encuestas durante este año para monitorear la evolución del impacto de la pandemia en la sociedad. El proyecto es liderado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile y cuenta con el patrocinio de instancias centrales del plantel, del Instituto Milenio para la Investigación de Imperfecciones de Mercado y Políticas Públicas (MIPP) y de UNESCO. En él participarán investigadores e investigadoras de la Universidad pertenecientes a las facultades de Ciencias Sociales, Economía y Negocios, Ciencias Físicas y Matemáticas; Filosofía y Humanidades, Medicina y Derecho.

Consulta el informe Vida en Pandemia sobre género y vida doméstica aquí.

Expertos advierten que control de la pandemia es "frágil"

Los contagios no cesan y en las últimas 24 horas, de acuerdo al último balance del Minsal, se registraron 1860 nuevos contagios y 69 fallecimientos. Cuando el país contabiliza 430.535 casos en total, desde el inicio de la pandemia, y 11.850 decesos, la situación, ha comenzado a reflejarse en la ocupación de camas críticas en diversas regiones.

Según cifras de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), consignadas por El Mercurio, el uso de camas para pacientes covid-19 y con otras patologías llegó ayer al 78%, la cifras más alta desde el 12 de agosto y rompe una tendencia que iba a la baja.

A esto se suma que en las últimas 72 horas, los ingresos a ventilación mecánica han superado al número de personas que terminan este tratamiento.

El presidente de la Sochimi, Tomás Regueira, expresó su preocupación de cara a la celebración del 18 de septiembre, "porque se sale completamente del plan". "Eso significa, con una alta probabilidad, que vamos a perder el control de trazabilidad", afirmó.

Regueira asegura, además, que poseen una “visión muy completa de lo que sucede en los recintos de salud” y concluye que actualmente se vive “una situación de control frágil”.

En respuesta, esta mañana el ministro de Salud, Enrique Paris, afirmó que "no hay riesgo de perder la trazabilidad" de los contagios de coronavirus debido a las celebraciones de Fiestas Patrias, pero los ciudadanos que participarán en ellas pueden colaborar para que, efectivamente, ello no suceda.

"Ésta es una fiesta familiar y, ojalá, se realice la fiesta en la familia", dijo Paris, que respondió a la advertencia de la Sochimi recalcando que "no hay riesgo de perder la trazabilidad".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV