miércoles, 21 de octubre de 2020 Actualizado a las 14:00

OPINIÓN

Autor Imagen

Segundo retiro o reforma: lo que ocurra primero

por 13 octubre, 2020

Segundo retiro o reforma: lo que ocurra primero
El señor Briones debe saber que la única acción efectiva, de carácter universal, sin letra chica, que ha funcionado para entregar ingresos a gran parte de la población, ha sido el resistido retiro del 10% de los fondos previsionales. Y un 90% de los afiliados optó por esta vía, entre otras razones, porque las medidas de apoyo del Gobierno excluyeron a gran parte de la población y porque, además, está clara la percepción en cuanto a que, con retiro o sin él, las futuras pensiones serán igual de míseras bajo los actuales parámetros. A mayor abundamiento: un millón de pesos retirados solo reduce la pensión actual o futura en $5.000. Sí, cinco mil pesos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La reforma al sistema previsional –que no es tal, ya sabemos– se encuentra en un verdadero pantano. A estas alturas hay que preguntarse seriamente a quién o a quiénes favorece el actual estado de cosas, porque cuando ocurre lo que hemos estado observando en los últimos años, administraciones concertacionistas incluidas, es claro que intereses de mucho peso están actuando. Lamentablemente ayudados, inconscientemente quiero creer, por legisladores que han ido lanzando distintas propuestas sobre la marcha, sin advertir que, al no estar fuertemente respaldadas en datos y apoyo, solo están contribuyendo a ralentizar aún más el buen éxito de un acuerdo sobre la materia.

El señor ministro de Hacienda ha efectuado recientemente una velada amenaza: si hay un segundo retiro desde los fondos previsionales, no hay reforma. Pues bien, estoy de acuerdo si opera también en sentido recíproco: que si no hay reforma, pues que haya segundo retiro. ¿Reforma cuándo? Antes del 15 de diciembre. Me refiero a ley, no anuncios, porque de anuncios ya estamos hartos.

Por otra parte, es necesario tener presente que el objetivo es mejorar las pensiones. ¿Es la única vía una reforma al sistema de pensiones del DL 3.500 de 1981? No. No necesariamente. Las pensiones actuales se pueden mejorar ahora ya, por vías administrativas de iniciativa presidencial. Basta introducir modificaciones al cálculo basado en las actuales tablas de expectativa de vida, introduciendo un seguro y haciendo universal el acceso a mejores tasas de interés cuando, como hace un par de meses, estas se actualizan.

El señor Briones debe saber que la única acción efectiva, de carácter universal, sin letra chica, que ha funcionado para entregar ingresos a gran parte de la población, ha sido el resistido retiro del 10% de los fondos previsionales. Y un 90% de los afiliados optó por esta vía, entre otras razones, porque las medidas de apoyo del Gobierno excluyeron a gran parte de la población y porque, además, está clara la percepción en cuanto a que, con retiro o sin él, las futuras pensiones serán igual de míseras bajo los actuales parámetros. A mayor abundamiento: un millón de pesos retirados solo reduce la pensión actual o futura en $5.000. Sí, cinco mil pesos.

Todas las medidas paliativas que el Gobierno llevó adelante tuvieron una condición: que el ingreso de las personas hubiese experimentado una disminución. Pues bien, señor ministro, existen dos tipos de ingreso. El monetario o nominal, expresado en el sueldo, salario u honorario percibido. Y el ingreso real, correspondiente al poder de compra de ese ingreso monetario. Efectivamente, muchas personas podrán no haber visto mermado su ingreso nominal, pero sí fuertemente afectado su ingreso real: lo que pueden comprar.

Basta observar las fuertes alzas experimentadas durante los peores meses de la pandemia en productos básicos como la harina, legumbres, etc. A ello se debe agregar la carga adicional de gastos producto del encierro, por conceptos como electricidad, servicios de internet por teletrabajo, productos de aseo y seguridad personal. Muchos hogares debieron, además, recibir a familiares que perdieron su trabajo. Estas realidades no fueron consideradas en ninguna medida paliativa. Sencillamente, el criterio fue cerrado: baja en los ingresos monetarios. Economía básica, señor ministro. Primer semestre.

Por otra parte, es necesario tener presente que el objetivo es mejorar las pensiones. ¿Es la única vía una reforma al sistema de pensiones del DL 3.500 de 1981? No. No necesariamente. Las pensiones actuales se pueden mejorar ahora ya, por vías administrativas de iniciativa presidencial. Basta introducir modificaciones al cálculo basado en las actuales tablas de expectativa de vida, introduciendo un seguro y haciendo universal el acceso a mejores tasas de interés cuando, como hace un par de meses, estas se actualizan.

Los legisladores no pueden seguir cayendo en el juego de ir sumando sucesivas opciones o alternativas sobre la marcha. Tampoco caer en la tentación de las desacreditadas “leyes cortas”. Solo distraen la atención del objetivo principal y postergan, indefinidamente, la cuestión de fondo que es –reitero– mejorar las pensiones. Las actuales y las futuras.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV