jueves, 19 de mayo de 2022 Actualizado a las 11:14

OPINIÓN

Autor Imagen

La soberanía de Chile en el sur del mundo

por 9 mayo, 2021

La soberanía de Chile en el sur del mundo
En buena hora estamos colocando el centro de gravedad nacional en el Chile austral, entendiendo además que no basta con decir que somos soberanos en esa parte del planeta, sino que además debemos realizar acciones de soberanía efectiva y apoyar a quienes las realizan, como son los habitantes de Magallanes y las Fuerzas Armadas que están destinadas a cuidar y proteger esa parte de nuestro país.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El lunes 3 de mayo se realizó la inauguración del Mes del Mar. El lugar escogido fue Punta Arenas, capital de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, ya que el foco es la soberanía de Chile en los territorios y espacios marítimos nacionales australes. La selección de los temas y de brillantes expositores, como Mateo Martinic, José Retamales, Teodoro Ribera, almirante Julio Leiva y el ministro Prokurica, buscó reforzar el concepto que este año se está desarrollando y que no es otro que atraer la atención del resto de Chile a lo que es nuestro en el sur del mundo, su valor, su potencial y, por ende, la necesidad de cuidarlo, protegerlo y desarrollarlo, como también resaltar a las organizaciones y personas que hacen la pega en esa parte de Chile.

Escribo esta columna en mi condición de miembro del directorio de la Liga Marítima de Chile, organización que –a través de su presidente, el almirante Miguel Ángel Vergara, o de sus integrantes– ha estado buscando entre otras cosas que esta parte de Chile reciba la debida atención y que no se ceda a otras naciones lo que en propiedad es nuestro y que, a veces por estar demasiado al sur, no cae bajo las preocupaciones de quienes lideran en Santiago la política chilena.

La gran diferencia es que ahora realmente asumimos que la Antártica chilena es parte del país y no un territorio de la humanidad sobre el cual reclamamos propiedad. Lo asume tanto en lo legal, pero más aún en sus palabras que destacan la exigencia de ejercer soberanía efectiva y real, tal como se hace en el resto del país. Teodoro Ribera, además, destaca que debemos mirar como un todo el espacio que conforman Magallanes, la plataforma continental magallánica, los mares australes y la Antártica. No podemos descuidar a ninguno de los cuatro y en particular a los tres primeros.

Es por ello que esta iniciativa de la marina de colocar el acento del Mes del Mar 2021 en el Chile austral y en la necesidad de ejercer soberanía en esa parte de nuestra geografía, merece felicitaciones y la atención tanto de chilenos como de los extranjeros que observan con atención lo que hacemos.

En particular, llama la atención la exposición del excanciller Teodoro Ribera, quien habló del recientemente publicado Estatuto Chileno Antártico y de la necesidad de que no sea letra muerta, sino una política de Estado y se transforme en algo más que un cuerpo legal, permitiendo que con una visión estratégica podamos cuidar, desarrollar y proteger lo que es nuestro en esa parte de Chile, una parte que con el tiempo ha ido atrayendo no solo la atención de vecinos, sino de buena parte de las naciones del planeta.

La gran diferencia es que ahora realmente asumimos que la Antártica chilena es parte del país y no un territorio de la humanidad sobre el cual reclamamos propiedad. Lo asume tanto en lo legal, pero más aún en sus palabras que destacan la exigencia de ejercer soberanía efectiva y real, tal como se hace en el resto del país. Teodoro Ribera, además, destaca que debemos mirar como un todo el espacio que conforman Magallanes, la plataforma continental magallánica, los mares australes y la Antártica. No podemos descuidar a ninguno de los cuatro y en particular a los tres primeros.

Si lo hacemos, estamos afectando nuestra continuidad territorial y, en ese sentido, resalta la importancia de las acciones realizadas por la Cancillería en el 2020, reclamando las definiciones argentinas de lo que ellos entienden es su plataforma continental extendida y cómo ello pasa a llevar nuestros derechos soberanos en los mares australes, la letra y el espíritu del Tratado de Paz y Amistad e 1984 y nuestros derechos en la Antártica chilena.



En resumen, en buena hora estamos colocando el centro de gravedad nacional en el Chile austral, entendiendo además que no basta con decir que somos soberanos en esa parte del planeta, sino que además debemos realizar acciones de soberanía efectiva y apoyar a quienes las realizan, como son los habitantes de Magallanes y las Fuerzas Armadas que están destinadas a cuidar y proteger esa parte de nuestro país.

Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV