miércoles, 16 de junio de 2021 Actualizado a las 08:21

PAÍS

Olor a gladiolo inunda a la ex Concertación: el pacto "recalentado" que funcionó mal

por 17 mayo, 2021

Olor a gladiolo inunda a la ex Concertación: el pacto
El objetivo de Unidad Constituyente era instalarse como primera mayoría en la oposición, lo que no ocurrió. El peor escenario posible que estaba sobre la mesa se hizo realidad y, pasadas las horas, los partidos sacaron sus cuentas apuntando a la Democracia Cristiana como la gran derrotada. Para algunos puede ser el comienzo de un rediseño del tablero de cara a las próximas elecciones. En el Frente Amplio, en tanto, sacan cuentas alegres y, en especial, los sectores que impulsaron el acuerdo con el Partido Comunista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En las horas previas había confianza, a pesar de que las expectativas no eran tan altas por la dispersión de la centroizquierda. Cada bloque –la Lista del Apruebo y Apruebo Dignidad– tenía entre sus mayores metas ser la fuerza más potente del sector. Ninguno previó que los independientes fuera de pacto, como la Lista del Pueblo, tuvieran un buen resultado, quedando casi a la par de los partidos tradicionales en la Convención Constitucional.

Por eso las caras en calle París, en la sede del PS, eran más bien de derrota. En los números preliminares del Servel, con más de 5 millones de votos escrutados, Unidad Constituyente logró 25 cupos, dos menos que el PC y Frente Amplio (FA), y solo 3 más que la Lista del Pueblo. Al interior del bloque coinciden en que estos resultados los deja debilitados y con una obligación de repensar el diseño electoral, y de acortar las distancias con la izquierda y los independientes, incluso en una primaria presidencial.

De hecho, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, sostuvo que “hay un cuestionamiento severo a la clase política. La ex Concertación murió y se enterró hace tiempo, la gente quiere cambios”. Y esa es una visión coincidente, aunque sectores de la DC son más reticentes a romper las fronteras, insistiendo en que lo programático es más importante.

A pesar de que Unidad Constituyente asumió que la reedición concertacionista fue un rotundo fracaso, igual algunos sacaron cuentas alegres, como el Partido Socialista, que de los 25 cupos del bloque, 15 son gracias a candidatos suyos. Otros tres son del PPD –que esperaba obtener sobre seis– y otros tres del Partido Liberal. La DC solo se adjudicó 2 –cuando esperaba ser el partido preponderante del bloque– , mientras que el Partido Radical y el PRO lograron 1 cupo cada uno. Así, voces dentro del bloque no descartan que el actual pacto se desarme y se redistribuyan las fuerzas, lo que –según algunos– podría terminar aislando a la Democracia Cristiana. Otros creen que se mantendrá, pero con un cambio en los ejes políticos internos, donde la DC pierda protagonismo.

Después de los resultados más consolidados, la falange realizó una extensa reunión, hasta la madrugada, para analizar los números. Pensaban que serían la fuerza principal dentro de Unidad Constituyente y que la ventaja de Claudio Orrego en la Región Metropolitana sería mayor. Públicamente, figuras de la DC reconocieron una derrota innegable, entre ellos, el diputado Gabriel Silber, quien se refirió a "una derrota con mayúscula y una crisis completa al sistema tradicional", incluso pidiendo que se postergue la Junta Nacional fijada para hoy.

A las 18 horas, el Partido Socialista revisará las opciones en su comisión política, para analizar si hay buen pie para mantener Unidad Constituyente o no.

La inesperada consolidación de la izquierda

Mucho se debatió dentro del Frente Amplio sobre una izquierdización perjudicial, al priorizar los pactos con el Partido Comunista. Varios defendían la alianza con el centro, varios que terminaron abandonando el Frente Amplio, como el Partido Liberal y el, ahora, Nuevo Trato, los que conformaron Unidad Constituyente. La tesis que impulsaron otros sectores, como Comunes, de “desbordar” el FA y priorizar la alianza con la izquierda, tuvo resultados positivos, consolidándose como el pacto con mejores resultados en la Convención.

Eso –indican sectores frenteamplistas– puede generar efectos en la presidencial y fortalecer las opciones para Gabriel Boric. A juicio de algunos dirigentes, abre las posibilidades para una primaria más amplia también, donde las apuestas están sobre el Partido Socialista, donde “deberán tomar decisiones”.

El resultado en Maipú con Tomás Vodanovic, en Viña del Mar con Macarena Ripamonti y en la Región Metropolitana con Karina Oliva, son algunas de las grandes victorias. Es el caso de la gobernación regional, porque en sus análisis más positivos apostaban por que su representante se ubicara tercera, y lograra imponerse ante Pablo Maltés (PH), lo que superó con creces, al pasar con la segunda mayoría a un balotaje con Claudio Orrego (DC).

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV