jueves, 23 de septiembre de 2021 Actualizado a las 17:41

OPINIÓN

Autor Imagen

Retiros de AFP e inflación

por 12 septiembre, 2021

Retiros de AFP e inflación
Los aumentos de inflación observados últimamente pueden en realidad deberse fundamentalmente a factores externos, principalmente al alza del precio del petróleo, el cual influye en los costos de producción de una gran cantidad de productos. También hay que considerar el efecto de aumentos del precio del dólar no causados por los retiros de las AFP, así como de precios internacionales de otros bienes que Chile importa. Por lo tanto, subir los intereses en 100% puede calificarse como una medida temeraria basada mecánicamente en experiencias de inflación pasadas, con un débil soporte técnico.  Mas lógico habría sido ser más cautos y adoptar un aumento gradual de la tasa monetaria.  
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es extraño que todo el contingente de economistas ortodoxos haya adoptado, sin mayores pruebas, el consenso de que los retiros de las AFP han sido causantes de inflación.

Dos cosas para considerar: primero, una parte importante (alrededor de la mitad) de los retiros fueron financiados por las AFP, vendiendo activos en el extranjero y, por lo tanto, importando dólares para liquidar en el mercado doméstico. Esto causa un menor precio del dólar en pesos.  Este es un efecto directo, de primer orden, por lo que se puede postular que va a dominar otros efectos indirectos de los retiros al que nos referimos abajo. Al mismo tiempo, estos economistas acusan que una de las razones del aumento de la inflación es el alza del precio del dólar. Así, los retiros de las AFP no son causantes del aumento de precio del dólar, al revés han mitigado el alza del dólar en el pasado, por lo que mal pueden ser culpadas de esta fuente de inflación.  

Segundo, el componente del retiro financiado vendiendo activos domésticos, corresponde a un efecto indirecto de segundo orden. Las AFP venden también activos nacionales (poco más de 50%) para financiar parte de la devolución del dinero de la gente. Este impacto del retiro depende no solo de qué hace la gente con el dinero recibido, sino que también de qué hacían esos recursos en el sector financiero. Obviamente, que no afectaban la inversión de las grandes empresas favorecidas por las AFP, ya que difícilmente se puede argüir que esta inyección de recursos afecta el costo marginal del capital que, como mis colegas saben muy bien, es el determinante clave de la inversión. Las grandes empresas nacionales recipientes de los fondos AFP tienen acceso directo a los mercados de capital internacionales por lo que los costos marginales de su capital dependen de la tasa de interés internacional, no de los recursos AFP. La inversión de estas grandes empresas obviamente no está limitada por las disponibilidades de ahorro doméstico. Así, la inyección de recursos de las AFP a este sector no aumenta su inversión, porque no afecta el costo marginal del capital. Por lo tanto, se genera un exceso de ahorros dentro del sector de grandes empresas ya que las AFP proveen ahorros adicionales mientras que la inversión no aumenta. ¿Qué hacen los grandes empresarios con este exceso de ahorros? Una parte la gastan en mayor consumo suntuario de todo tipo y otra parte la envían al extranjero incluyendo paraísos fiscales. O sea, paradojalmente, parte de los ahorros forzados de los trabajadores pueden terminar contribuyendo a un mayor consumo de las elites.

¿Qué efecto tienen los retiros de las AFP? Parte de los recursos previamente usados por el gran sector empresarial local retornan a las familias beneficiadas por el retiro. Las familias consumen una porción de los retiros, por lo que aumenta la demanda, lo que puede contribuir a la inflación, pero otra parte importante es ahorrada o invertida en nuevos emprendimientos, lo que contribuye a aumentar las capacidades productivas, sobre todo de las Pymes y no aumenta la inflación.  Es decir, el efecto neto de los retiros financiados con activos locales sobre la demanda es en el mejor de los casos ambiguo: reduce la demanda de los superricos y aumenta la demanda del resto de la economía. A esto hay que agregar el efecto de primer orden de los retiros financiados con ventas de activos extranjeros de las AFP, que como ya dijimos, reduce el precio del dólar y por lo tanto disminuye la inflación. 

En conclusión, las disquisiciones de los economistas ortodoxos sobre los efectos inflacionarios de los retiros de las AFP son apresuradas, el efecto neto puede perfectamente ir en la dirección contraria de lo que ellos vaticinan.

Los aumentos de inflación observados últimamente pueden en realidad deberse fundamentalmente a factores externos, principalmente al alza del precio del petróleo, el cual influye en los costos de producción de una gran cantidad de productos. También hay que considerar el efecto de aumentos del precio del dólar no causados por los retiros de las AFP, así como de precios internacionales de otros bienes que Chile importa. Por lo tanto, subir los intereses en 100% puede calificarse como una medida temeraria basada mecánicamente en experiencias de inflación pasadas, con un débil soporte técnico.  Mas lógico habría sido ser más cautos y adoptar un aumento gradual de la tasa monetaria.                    

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV