martes, 28 de junio de 2022 Actualizado a las 03:04

OPINIÓN

Autor Imagen

Cierre de Fundición Ventanas en el marco de los determinantes sociales de la salud

por 24 junio, 2022

Cierre de Fundición Ventanas en el marco de los determinantes sociales de la salud
El camino que se ha iniciado con el cierre progresivo de la Fundición Codelco Ventanas será largo y complejo, no obstante, apunta en la dirección correcta hacia la reducción de las inequidades estructurales de las comunidades históricamente afectadas y, además, considera una transición responsable para los trabajadores. Las actuales autoridades gubernamentales han puesto la salud, el medio ambiente y el trabajo de las personas como prioridades transversales para un desarrollo responsable, poniendo el enfoque en las futuras generaciones y en la reparación de comunidades vulneradas durante décadas. Sin duda, esta es una acción correcta y necesaria.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El anuncio del cierre progresivo de la Fundición Codelco División Ventanas, ha puesto la salud de las personas como una prioridad esencial en el camino hacia una transición ecológica justa. Definitivamente, esta decisión trasciende más allá de los episodios de intoxicación, apuntando justamente a un importante determinante de la salud, el medio ambiente donde los niños nacen, crecen y juegan, donde los adolescentes estudian, viven y se hacen adultos, y donde se espera que puedan trabajar y envejecer sanamente.

En el marco de este hecho histórico es importante recordar que, según la comisión sobre Determinantes Sociales de la Organización Mundial de la Salud, un concepto fundamental es la “determinación social”, la cual se entiende como las circunstancias inmediatas y estructurales en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, y que afecta su posibilidad de llevar una vida próspera y vivir una vida sana. Estos determinantes sociales, explican las desigualdades en salud, ya que operan desde una combinación de políticas y programas sociales deficientes y arreglos económicos injustos.

Las comunidades de Quintero, Puchuncaví y sus alrededores durante décadas han sido testigos de las emisiones contaminantes, del deterioro de sus suelos, de la degradación de las aguas que bañan sus costas, del cierre y traslado de establecimientos de educación, de la exposición constante a niveles inaceptables de contaminación y de múltiples episodios de enfermedades e intoxicaciones que han menoscabado la salud de familias completas. También han sido testigos de la falta de fiscalización, de normativas permisibles que no cumplen con su objetivo de “proteger la salud de la población”, la carencia de una mirada preventiva, y de voluntades políticas que no estaban dispuestas a solucionar el problema de raíz. ¿Alguien podría decir que estas comunidades no tienen el derecho a vivir en un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado?

Mejorar estas condiciones de vida implica incluir la salud en todas las políticas, y en este caso, la salud pública, desde una mirada preventiva, debe estar incluida tanto en la transición ecológica justa como en el camino hacia una economía ambientalmente amigable, que permita a los habitantes de estas comunidades llevar una vida saludable y potenciar sus posibilidades de desarrollo. Considerar el enfoque de determinantes sociales de la salud y la consideración de la salud en todas las políticas, es un camino para que todas las personas puedan desarrollarse saludable y plenamente, y que estas posibilidades no se vean menoscabadas por el lugar donde nacieron.

El camino que se ha iniciado con el cierre progresivo de la Fundición Codelco Ventanas será largo y complejo, no obstante, apunta en la dirección correcta hacia la reducción de las inequidades estructurales de las comunidades históricamente afectadas y, además, considera una transición responsable para los trabajadores. Las actuales autoridades gubernamentales han puesto la salud, el medio ambiente y el trabajo de las personas como prioridades transversales para un desarrollo responsable, poniendo el enfoque en las futuras generaciones y en la reparación de comunidades vulneradas durante décadas. Sin duda, esta es una acción correcta y necesaria.



Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV