viernes, 27 de mayo de 2022 Actualizado a las 01:44

Flores le dio a Colo Colo una victoria que lo transforma en candidato

por 14 febrero, 2015

Flores le dio a Colo Colo una victoria que lo transforma en candidato
Cuando sólo restaban cinco minutos de juego, el delantero pudo batir al meta antofagastino Aurrecochea para darle los tres puntos a su equipo (2-1). El cuadro albo, que mostró el retorno de Barroso, contó con demasiados puntos bajos ante un cuadro local que, de haber tenido un poco más de atrevimiento y ambición, bien pudo escribir una historia diferente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Dicen que Colo Colo es local en todo Chile (con la excepción de Calama) y eso pareció confirmarse cuando, en el minuto 85, Felipe Flores metió ese zurdazo cruzado que batió al meta uruguayo Aurrecochea y el estadio Calvo Bascuñán, de Antofagasta, explotó en un solo grito. Es que era el gol del triunfo en la agonía del partido, cuando todos los caminos parecían cerrados. Es que, además, significaba la cuarta victoria en línea tras un comienzo para el olvido y los tres puntos metían definitivamente al cuadro popular entre los candidatos a luchar por el título. Por eso mismo, y aun a sabiendas de que se iba a ganar la tarjeta amarilla, Flores corrió a celebrar su salvadora conquista sacándose la camiseta en su alocado festejo.

Colo Colo ganaba por 2 a 1 un  partido complicadísimo, de esos que gana un cuadro que quiere adquirir definitivamente fisonomía de campeón. Un partido en el que se encontró, además, con un rival más que respetable, que venía de ganarle a Iquique como visitante y que antes había dado la gran sorpresa de la fecha venciendo sin apelación a la U, en el Estadio Nacional. Un rival que, en su lucha por escapar de la caída a la Primera B, donde es candidato a causa de su mal promedio, siempre mostró más preocupación por defender que por atacar, poblando su zona defensiva y frustrando una y otra vez las constantes pero poco claras cargas albas.

En una de esas, fue una planificación equivocada, porque la defensa alba no mostró una gran mejoría con la vuelta de Barroso, tras cumplir las seis fechas de castigo. El zaguero argentino, patrón en las anteriores campañas albas, esta vez pagó un alto precio por su falta de fútbol y de competencia. Careció de la solvencia de otras veces y fue superado en varias oportunidades por la velocidad sobre todo de Bolados, un delantero cuya rapidez y habilidad se transformó para los albos en un dolor de cabeza constante. No hizo Barroso un mal partido, pero ciertamente nunca dio la seguridad de sus mejores tardes.

Queda, pues, la impresión de que Antofagasta careció de atrevimiento y de ambición frente a un Colo Colo que se mostró permeable cada vez que fue atacado. El problema es que el cuadro local lo intentó poco.  Recién luego de que la desventaja lo condenaba a quedar en zona de riesgo.

El Cacique, que al cabo ganó bien, porque fue el que más hizo por quedarse con los tres puntos, tampoco tuvo una alta producción ofensiva. Bajo Paredes, inconsistente Delgado y el Chupete retornando al bajo nivel que ha exhibido desde su regreso a Colo Colo, con la sola excepción del partido pasado, frente a Barnechea, la única figura alba relativamente interesante en ataque era Felipe Flores, que durante el primer tiempo se transformó en el jugador más activo de su ataque.

El gol, por lo mismo, tuvo que venir de un segundo de inspiración del Pajarito Valdés, que tras recibir pase corto de Esteban Pavez en un tiro libre eludió al hombre que tardíamente lo fue a marcar y despachó un disparo de 30 metros que se metió en un rincón del arco de Aurrecochea. Corrían los 24 minutos.

Recién ahí Antofagasta se decidió a adelantar un poco sus líneas y a los 33 tuvo la oportunidad más clara para haber dejado las cosas como al principio. Bolados superó en velocidad a Barroso, mal ubicado, y su centro atrás fue empalmado por Martínez. Vilches impidió el inminente gol cuando Villar había quedado absolutamente descolocado.

Poco demoró Antofagasta en igualar las cifras, reanudado el segundo lapso. Un foul de Bousejour a Bolados significó un tiro libre que hizo efectivo Aguirre, cuyo centro al área sorprendió sin marca alguna al lateral Alarcón, que no tuvo problemas para cabecear en el área chica. Se cumplía el minuto 49.

Con la paridad, Antofagasta retomó su esquema conservador. Replegó sus líneas atesorando el punto y dejando la esperanza de una victoria a la velocidad de sus hombres en punta. Y frente a esa poblada defensa, Colo Colo careció de los argumentos necesarios para superarla. Ni Paredes, ni Suazo, ni Delgado, mejoraban lo hecho en la primera etapa. Hasta Flores, activo en el primer lapso, había terminado por contagiarse y también desaparecía de la cancha. Bousejour y Fierro, los laterales volantes, no podían ganar línea de fondo.

Tuvo que entrar Vecchio por Suazo, a los 68, para que su fútbol directo provocara en la defensa antofagastina algunas fisuras. Pero nada grave, nada preocupante. Colo Colo se estrellaba una y otra vez contra una defensa bien parada y que además mandaba sin  contrapeso en el juego aéreo.



Así hasta el minuto 85, cuando un corner desde la derecha, servido por Vecchio, obligó a un cabezazo defensivo que sólo buscó alejar la pelota del área. Vilches logró capturarla de media vuelta, dejándola en los pies de Fierro, que de primera la metió en diagonal para un Flores que estaba completamente destapado por la izquierda, pero en línea con el último defensor de Antofagasta. Flores midió el disparo cruzado para dejar sin opción a un meta Aurrecochea que, contra todo lo que pudiera creerse, nunca tuvo un excesivo trabajo.

Los minutos finales Colo Colo se dedicó a consumirlos, cuidando al máximo el balón , tocando lateralmente o hacia atrás de preferencia y ayudado por el hecho de que Bolados casi no pudo participar de ese lapso que tuvo, además, cinco minutos de alargue. El atacante antofagastino había corrido tanto que terminó completamente acalambrado y a Cantillana, el director técnico, ya no le quedaban sustituciones. El Cacique, quedó claro, atesoraba con todo un triunfo que le había caído del cielo.

Mucho tendrá que mejorar Colo Colo, en todo caso, para tener opción frente a Atlético Mineiro a mitad de semana, en el debut por Copa Libertadores. Porque jugando como lo está haciendo, y además con tantos puntos bajos, no se ve por dónde…

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV