jueves, 19 de septiembre de 2019 Actualizado a las 01:34

MERCADOS

Theresa May resiste votación de enmiendas en el Parlamento y mantiene su plan para el ‘brexit’

por 29 enero, 2019

Theresa May resiste votación de enmiendas en el Parlamento y mantiene su plan para el ‘brexit’
La gran mayoría de estas enmiendas proponían demorar el “brexit” por diversos períodos de tiempo, y evitar que se activara el llamado no “deal brexit” o brexit sin acuerdo, que algunos sectores predicen sería catastrófico para la economía y soberanía británicas. Sin embargo, la premier británica se salió con la suya. “Queda claro, entonces, que hay una raíz que puede asegurar una mayoría sostenida y sostenible en esta Cámara para salir de la UE con un acuerdo”, declaró una sonriente May ante el Parlamento.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Theresa May consiguió sortear otra ardua jornada en el Parlamento británico, donde este martes se votaron diversas enmiendas como una respuesta al fracaso de la propuesta de la premier en la votación del 15 de enero.

La gran mayoría de estas enmiendas proponían demorar el brexit por diversos períodos de tiempo y evitar que se activara el llamado “no deal brexit” o brexit sin acuerdo, que algunos sectores predicen sería catastrófico para la economía y soberanía británicas.

Sin embargo, en definitiva, May fue capaz de resistir el embate de ambos sectores políticos porque solamente dos de las siete enmiendas fueron aprobadas. De este modo, la mujer fuerte de Gran Bretaña tiene la oportunidad de intentar llevar a cabo su nuevo plan, que consiste en intentar renegociar el brexit con la UE y volver con un acuerdo que pueda aprobarse en el Parlamento antes del 31 de marzo.

Los únicos puntos aprobados fueron la llamada “enmienda Spelman”, que promete, de forma no vinculante y sin poder legislativo, que Gran Bretaña no saldrá de la UE sin un trato previamente acordado y la “enmienda Brady”, que establece que la salvaguarda irlandesa debe ser reemplazada por “medidas alternativas que eviten el establecimiento de una frontera propiamente tal”. Con el paso de esta enmienda, May consiguió apaciguar a los más dubitativos de su sector conservador.

El plan de May

La jornada partió con controversia, tras el anuncio de May de que volvería a negociar su trato previamente acordado con la Unión Europea, lo que la pone en directa contradicción con el bloque de naciones.

May aseguró a su gabinete que intentaría renegociar partes del acuerdo –en particular las que se refieren a la salvaguarda irlandesa y que han creado los mayores desacuerdos en la sociedad británica–, el cual consta de 585 páginas y fue cuidadosamente negociado por ambas partes durante más de dos años.

“Hace una quincena, este Parlamento claramente rechazó la propuesta de salida, con tan solo 202 miembros votando a favor. Hoy, una mayoría de los miembros honorables han declarado que apoyarían un acuerdo con cambios a la salvaguarda [irlandesa]”, declaró May ante la Cámara tras la votación. “Queda claro, entonces, que hay una raíz que puede asegurar una mayoría sostenida y sostenible en esta Cámara para salir de la UE con un acuerdo”, indicó.

Incluso, May prometió a los parlamentarios que, de fracasar su nueva propuesta, tendrán la posibilidad de evitar un brexit sin acuerdo en febrero.

El rechazo de la UE

Con esta declaración, May consiguió asegurarse el apoyo de aquellos miembros del partido conservador que apoyan el brexit, pero temen que el acuerdo actual respecto de Irlanda pueda atar indefinidamente a Gran Bretaña a las normas comerciales de la Unión Europea.

Sin embargo, algunas horas después de las declaraciones de la primera ministra, las autoridades europeas insistieron que una renegociación del acuerdo está fuera de toda posibilidad, según consignó The Guardian.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV