viernes, 18 de junio de 2021 Actualizado a las 07:21

PAÍS

Última Cuenta Pública de Héctor Espinosa en la PDI: “Debimos desdoblarnos para estar a la altura de las circunstancias”

por 3 junio, 2021

Última Cuenta Pública de Héctor Espinosa en la PDI: “Debimos desdoblarnos para estar a la altura de las circunstancias”

Crédito: ATON

El director general de la policía civil dio a conocer los resultados de gestión y desempeño institucional, poniendo el foco en que la “nueva realidad que vivimos”, marcada por el estallido social, la contingencia sanitaria y el estado constitucional de excepción obligó a la institución a “asumir requerimientos que no son propios de las labores investigativas, para lo cual reorientamos los esfuerzos”. En cuanto a cifras, la autoridad destacó que el 39% de las órdenes de investigar y el 41% de las instrucciones particulares investigativas (en ambos casos, con resultado) permitieron la individualización de un imputado o la recuperación de especies.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Debido a la situación sanitaria del país producto de la pandemia del covid-19, el director general de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa, presentó este 3 de junio la tradicional Cuenta Pública de Gestión y Desempeño Institucional, a través de las plataformas virtuales de la policía civil. En este acto, enmarcado en el aniversario número 88, además realizó un recuento de los hitos operativos más relevantes durante sus seis años al mando de la organización.

Al inicio de sus palabras señaló: “Los seis años que he ejercido el cargo han sido de frenética actividad, plagados de desafíos inesperados que han demandado un esfuerzo adicional y llevado al límite nuestras fuerzas y competencias. La nueva realidad que vivimos: el estallido social, la contingencia sanitaria y el estado constitucional de excepción nos obligó a asumir requerimientos que no son propios de las labores investigativas, para lo cual reorientamos los esfuerzos, debiendo desdoblarnos para estar a la altura de las circunstancias”.

Para hacer frente a los desafíos por este contexto de pandemia, se creó la Fuerza de Tarea Covid-19, con el objetivo de anticiparse a los nuevos tipos delictivos que pudieran surgir asociados a las vulnerabilidades generadas en este nuevo escenario. “Reorganizamos los sistemas de trabajo y turnos para asegurar los servicios policiales y prevenir focos de contagio. La exposición al virus ha sido alta, 964 PDI dieron positivo a la enfermedad y nos desdoblamos para no reducir nuestros servicios”, dijo.

Producto de este despliegue, entre el 24 de marzo y el 31 de diciembre del 2020 se ejecutaron 426.270 controles, donde 16.659 personas resultaron detenidas por su participación en delitos contra la salud pública.

Las órdenes de investigar recibidas por temas de salud pública aumentaron de 56 en 2019 a 10.397 en 2020, lo que motivó transformar la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural Metropolitana, en la actual Brigada Investigadora de Delitos Contra la Salud Pública y Medio Ambiente Metropolitana.

“Trabajamos en pos de la salud de los chilenos. Hemos participado en el traslado y custodia de vacunas y apoyado a la autoridad sanitaria en distintas instancias”, destacó la máxima autoridad de la Policía Civil.

Resultados operativos 2020

El director general precisó que la PDI cuenta, desde los inicios de su proceso de modernización, con un sistema de control de gestión. Ya en el año 2019, la información respecto a la eficacia de los decretos fue complementada con dimensiones vinculadas a la calidad del resultado obtenido en el proceso investigativo.

Es así que el detalle de los resultados operativos 2020, como parte de la Cuenta Pública de Gestión, se encuentran publicados en el sitio web de la PDI. Entre éstos, la autoridad destacó que el 39% de las órdenes de investigar y el 41% de las instrucciones particulares investigativas (en ambos casos, con resultado) permitieron la individualización de un imputado o la recuperación de especies.

Se investigaron, entre otros, 776 casos por distribución de pornografía infantil, 1.091 por delitos informáticos y 49.018 por delitos económicos.

Se informaron 33.308 peritajes a tribunales, hubo 43.162 concurrencias a sitios de suceso y se participó en 2.982 juicios orales. “La evidencia que sustenta las investigaciones que desarrolla la PDI tiene un fundamento científico”, enfatizó.

Se incautó el 62% de la totalidad de droga que circuló por el país, retirando del mercado ilegal más de 23 toneladas de las tres principales sustancias ilícitas de uso frecuente en nuestro país (clorhidrato de cocaína, cocaína base y cannabis sativa procesada). Se suma la incautación de 140.021 plantas de marihuana. En total, se desarrollaron 6.236 procedimientos por Ley de Drogas.

En pasos fronterizos, durante el año se efectuó el control migratorio de más de 7 millones de personas.

Respecto de las metas operativas auto impuestas, en el 75% se superó el estándar establecido: 181 de las 332 fiscalizaciones a puntos donde operaban mercados de bienes robados obtuvieron resultados. Esto es un 54,5%, en tanto el estándar era de 20%.

En los delitos de robo, 1.796 órdenes de investigar resultaron con imputado conocido. Además los equipos MT-0 (Microtráfico Cero) superaron sus metas, siendo reducidos 1.165 puntos de venta de droga. En el 79% de los procedimientos, la justicia decretó medidas cautelares para alguno de los participantes en el delito.

Gestión del director general

En el balance de su gestión, Héctor Espinosa destacó que: “Al asumir como director general, mi primera tarea fue planificar. Lanzamos el Plan de Desarrollo Estratégico 2017-2022, que tiene por objetivo incrementar el impacto del compromiso constitucional de la PDI con su misión de contribuir al mejoramiento de las condiciones de seguridad y justicia en nuestro país, a través de la investigación profesional y especializada de los delitos”.

En cuanto a los avances más significativos en los pasados 6 años, destacó que el presupuesto institucional se ha ido equilibrando, superando déficits históricos. El crecimiento fue de un 20,2% comparando 2015 y 2021, en moneda equivalente.

También celebró que se construyó una mejor infraestructura con más de 200 mil metros cuadrados de complejos policiales, a nivel nacional, con una inversión de más de 304 mil millones de pesos. Además, se han conservado y habilitado cuarteles por más de 11 mil millones de pesos.

En este ámbito, se cuenta como hito la construcción del Laboratorio de Criminalística Central, con una superficie de 18.741 metros cuadrados. Será el centro forense más moderno de Latinoamérica.

Buscando alta eficacia operacional se reestructuró la organización, situando cuatro subdirecciones y la Inspectoría General en el mismo nivel lideradas por prefectos generales. También se creó el Centro Nacional de Análisis Criminal (Cenacrim), a cargo de proporcionar análisis multidimensionales y prospectivos a nivel nacional.

En la Macrozona Norte se creó la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Norte, que busca contener y neutralizar actividades ilícitas vinculadas al crimen organizado.

Se puso en funcionamiento la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Sur para coordinar y articular las labores de las brigadas antinarcóticos y contra el Ccrimen organizado de Chillán, Concepción, Los Ángeles, Temuco, Angol, Valdivia, Osorno, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas.

Dada la necesidad de unificar la investigación de delitos que atentan contra la vida, la integridad física, la libertad e indemnidad sexual y la vulneración de los derechos humanos, se fusionaron las unidades en la Jefatura Nacional de Delitos Contra las Personas.

En participación femenina, se implementó el uso de los grados en femenino y 3 lactarios para que las mujeres de la PDI y quienes visiten los complejos policiales, puedan amamantar a sus hijos, de acuerdo a nomas internacionales de fomento a la lactancia materna.

Se concedió la placa de servicio a los asistentes policiales, dignificando su función y potenciando la certeza que la ciudadanía debe tener para reconocer a un funcionario policial.

Además entró en vigencia de la “norma de flexibilidad” que entrega la facultad al Presidente de la República y al director general para ajustar la estructura de las plantas de Nombramiento Supremo y de Nombramiento Institucional, de acuerdo a las necesidades de la institución.

Al concluir su última Cuenta Pública, Espinosa expresó: “Ha sido un honor y un privilegio dirigir los destinos de esta institución que me llena de orgullo y a la que debo mi esencia: soy y seré siempre un Detective. Sepan que, en cualquier tiempo y lugar, activos o en retiro, todos y cada uno de los que forman o formaron parte de la PDI, tenemos claro nuestro compromiso, porque si algo corre por las venas de un integrante de esta Policía Civil es nuestra misión porque: Investigar estuvo, está y estará siempre en nuestro ADN”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV