martes, 23 de julio de 2019 Actualizado a las 20:55

Opinión

El turismo de verano y los multicanales de pago

por 8 febrero, 2019

El turismo de verano y los multicanales de pago
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El verano usualmente es sinónimo de playa, diversión y descanso. Así también, es el período en el que la industria del turismo se apronta para su máximo desafío: generar la mayor parte de las ganancias anuales, para alcanzar los ansiados números azules. En esta línea, esta época es una prueba de fuego para que los negocios del rubro dispongan de los canales adecuados para el pago de sus clientes y así no tener inconvenientes de este tipo.

El consumo en época estival - sin importar el hemisferio- hace que el flujo de dinero que circula (débito, crédito, dólares, etc) requiera por parte de los establecimientos contar con distintos medios de pago para ofrecer al cliente. Desde pagar un pasaje hasta comprar un helado, la oportunidad es abundante.

Según cifras de la Subsecretaría de Turismo, en Chile se registró un total de gastos con tarjeta bancaria de alrededor de $635 mil millones de pesos en la temporada de verano 2018. Los visitantes brasileños registraron los mayores gastos, seguidos por los argentinos que aportaron con alrededor de 240,7 mil millones (sobre todo en el mes de enero) y -en menor medida-, los turistas norteamericanos y europeos que en conjunto aportaron la cantidad de $157 mil millones de pesos al erario nacional.

Si analizamos la proyección de las cifras para lo que queda de este verano 2019, se prevé un buen año para el turismo en general. Si bien la estadística aún es incierta, desde PagoFácil.cl creemos que la mayoría de los negocios ligados a esta industria, deberían entregar la mayor cantidad de opciones de pago a sus clientes: dólares, débito, crédito, transferencias, etc.

La posibilidad de entregar a los clientes-turistas un mayor abanico en la forma de pago, permite acortar la brecha entre los que poseen “el plástico y el efectivo”. No obstante, lo anterior, sigue siendo la piedra de tope para los comercios pequeños y las pymes, que no se atreven a innovar en materia de canales de pagos online distintos al tradicional, donde pagan comisiones altas y pierden tiempo en su implementación, perjudicando directamente por una parte al “cliente” al no darle la posibilidad de pago en línea, y “al negocio”, que perdió esa transacción.

Es por esto que la brecha debe acortarse para que todos podamos acceder a entregar y recibir bienes y servicios. Con esto, se amplía el mercado y se le permite a todo el mundo, sin excepción alguna, a ser partícipe activo de nuestra economía, es decir, todos podríamos contribuir a un mercado más inclusivo.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador