viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 17:18

Movilidad

Seguridad vial para ciclistas urbanos: ¿qué significa que una ciclovía sea ergonómicamente apta? 

por 22 noviembre, 2020

Seguridad vial para ciclistas urbanos: ¿qué significa que una ciclovía sea ergonómicamente apta? 
Cuando hablamos de ergonomía, hablamos de la disciplina que estudia la comprensión de las interacciones que tiene una persona con el ambiente y los diversos dispositivos mecánicos y electrónicos que utiliza. El uso de bicicletas y la implementación de ciclovías son elementos que pueden ser explicados desde esta especialidad.  
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La seguridad vial para ciclistas es un tema que se ha instalado en la discusión pública reciente. Dentro de este punto, uno de los más cruciales dice relación con la implementación de ciclovías adecuadas, y desde el punto de vista de la ergonomía existe un gran aporte en este sentido.

“Que una ciclovía sea ergonómica implica que esta favorezca el desempeño de andar y transportarse en bicicleta, que sea cómoda de utilizar, con un mínimo impacto en la persona, y que logre un entorno sustentable para el medio ambiente”, comenta Gabriel Araya, kinesiólogo experto en ergonomía y académico de la Universidad San Sebastián (USS).

El especialista explica que la construcción de esta infraestructura debe contemplar varias condiciones. El espacio es uno de ellos, por ejemplo, las bicicletas deben transitar sin chocar entre ellas para evitar accidentes. También debe tener señaléticas que permitan un correcto procesamiento cognitivo de la persona que maneja, además de una buena convivencia vial con los automovilistas.

“Seguridad y comodidad son conceptos que deben contemplarse en el diseño de una ciclovía.  Es fundamental que puedan transitar dos bicicletas en cada pista, que los ciclistas tengan buena visual y puedan detenerse si es que viene algún automóvil motorizado. También deben estar diseñadas en un espacio recto o de gran visibilidad”, sostiene.

“Deben poseer señaléticas adecuadas para la convivencia con el automovilista y con el peatón. No deben tener baches o resaltos y deben estar separadas del carril de autos y locomoción colectiva”, agrega el académico.

Como experto en ergonomía, el docente es enfático en el tema de la buena convivencia vial entre peatones y automovilistas. “Para que esto sea posible hay que pensar que ejes pueden ser utilizados exclusivamente por ciclistas, sobre todo en las arterias urbanas donde hay mayores aglomeraciones, así se descongestiona la ciudad. Es importante que pensemos entre todos la ciudad que queremos y bajo qué calidad de vida. Una política que va en ese sentido es protectora de la buena convivencia en las calles y favorece el movimiento, la actividad física, el ejercicio y el bienestar comunitario”, afirma.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador