martes, 26 de enero de 2021 Actualizado a las 16:39

Alimentos

¿Son buenos los carbohidratos en nuestra alimentación?

por 14 diciembre, 2020

¿Son buenos los carbohidratos en nuestra alimentación?
Ciertamente existe una creencia de que para bajar de peso hay que dejar los carbohidratos. Sin embargo, este tipo de alimentos, a pesar de que su disminución puede ayudar a bajar de peso, son necesarios para mantener una dieta saludable y equilibrada.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los carbohidratos son necesarios para nuestro organismo. Dentro de sus propiedades más importantes se encentran la adquisición de energía, a través de la producción de glucosa, molécula necesaria para poder desarrollar las actividades del día a día.

La poca ingesta de carbohidrato en nuestra dieta puede producir fatiga, cansancio o problemas digestivos. Los expertos han detallado distintos beneficios del consumo adecuado de estos alimentos en nuestro metabolismo, destacando que es vital para que el organismo funcione correctamente, esto debido a que son como la bencina para un motor.

Además, son ricos en fibras, es decir que nos ayudan a la digestión, evitar el estreñimiento y previenen la excesiva acumulación de grasa en el cuerpo, ya que el consumir carbohidratos hace que nos sintamos más satisfechos, lo que puede ayudar a lograr un peso saludable.

También este alimento ayuda a mejor el rendimiento en el deporte, esto debido a que fortalece la resistencia y acelera la recuperación de los músculos. Son igual de importantes que las vitaminas, proteínas, minerales y grasas.

Sin embargo, los beneficios no solo se ven en el ámbito físico sino también anímico, ya que los carbohidratos ayudan a mantener los niveles de serotonina en el cerebro, sustancia química encargada de producir sensación de calma y bienestar. Incluso, algunas comidas son ricas en vitamina B, esencial para que el sistema nervioso funcione bien.

Un último beneficio, según los expertos, es que los hidratos de carbono reducen los riesgos de enfermedades ya sea cardiovasculares, cáncer y diabetes si es que se consumen adecuadamente.

¿Qué pasa con las dietas que reducen los carbohidratos?

Una de las dietas más populares para adelgazar es la “Keto”, la cual es una forma de alimentación cetogénica que permite al cuerpo producir pequeñas moléculas llamadas “cetonas”, las que funcionan como una fuente alternativa de combustible para el cuerpo cuando la glucosa es escasa.

Esta dieta se basa en imitar el consumo de hidratos de carbono y alimentos procesados a través de una ingesta alta de grasas. El objetivo principal siempre es obtener energía a través de la oxidación de las grasas y no a raíz de carbohidratos, por lo que reduce su consumo considerablemente.

Además, restringe alimentos como el cereal, legumbres, dulces y la mayoría de las frutas.

Según señalan expertos en este tipo de dietas, la grasa es fundamental para nuestra salud, ya que apoya varias funciones de nuestro como como las endocrinas y el transporte de vitaminas liposolubles. Incluso, son parte de la constitución de membranas celulares y funcionan como suministro energético para el organismo.

La alimentación “low carb” implica ingerir alimentos cuando las personas sientan la necesidad de hacerlo, así como también buscar combinaciones ricas en proteínas y grasas de calidad para ayudar a la sensación de saciedad. Es por esto, que algunos expertos afirman que esta dieta implica múltiples beneficios debido a que ayuda a perder peso, regular el apetito y mejorar el metabolismo, entre otros.

Esta dieta tiene un origen médico como tratamiento de la epilepsia y ha servido para tratar la obesidad desde los años 60. Sin embargo, el equipo de nutricionistas de Apunto ISS Chile advirtió que puede ocasionar un mal funcionamiento del organismo.

Mitos y verdades de una dieta cetogénica

Desde ketoclub.cl aseguran que existen varios mitos sobre esta alimentación.

  • Se basa sólo en eliminar carbohidratos: Mito. La Keto imita el consumo de hidratos de carbono y alimentos procesados por lo que implica un alto consumo de grasas, equilibrado consumo de proteínas y muy bajo de carbohidratos. El objetivo principal siempre será obtener la energía a través de la oxidación de las grasas.
  • Restringe ciertos alimentos: Verdad. Efectivamente, este tipo de alimentación restringe los cereales, legumbres, dulces,
    bebidas azucaradas y la mayoría de las frutas, ya que en su composición abundan los carbohidratos. Esto no significa que en personas ceto adaptadas se puedan incluir de vez en cuando en la dieta.
  • Comer tantas grasas es peligroso para la salud: Mito.  La grasa es fundamental para la salud porque apoya varias de las funciones del cuerpo humano como las endocrinas y transporte de vitaminas liposolubles. Además, son parte de la constitución de las membranas celulares y funcionan como suministro energético para el organismo. Las grasas prohibidas son los aceites vegetales, como el de maravilla, ya que a alta temperaturas son fácilmente hidrogenables (grasas trans). En cambio, las grasas que responden con mayor estabilidad frente al calor son las saturadas como, por ejemplo, las que encontramos en el aceite de coco, mantequillas y ghee.
  • Implica pasar largos períodos sin comer: Mito. Si bien, puede ser un beneficio practicar ayunos (periodos de restricción de alimentos de manera voluntaria), llevar un estilo de vida “low carb” implica básicamente comer cuando tengamos la necesidad de hacerlo así como también nutrirse y buscar combinaciones ricas en proteínas y grasa de calidad, ya que ambas son esenciales y contribuyen a la sensación de saciedad. Adicionalmente, éstas generan señales hormonales y enzimáticas que permiten productir altos niveles de energia desde nuestras grasas almacenadas (triglicéridos).
  • La dieta baja en carbohidratos implica múltiples beneficios: Verdad. Además de ayudar a perder peso gracias a desencadenar la cetosis (utilizar la grasa almacenada como fuente de energía), este tipo de dieta regula el apetito. En investigación se ha visto que la hormona que regula el hambre, la leptina, se ve positivamente afectada al igual que el glucagón encargado de mejorar la sensibilidad a la insulina. Gracias a estos beneficios es que en definitiva mejora nuestro metabolismo.
  • Promueve el ayuno intermitente: Mito. No es necesario mezlcar los ayunos con la dieta cetogenica, sin embargo se usan para arrancar el estado de cetosis ya que reducen los niveles de azucar en la sangre, lo que puede potenciar o aumentar la pérdida de grasa.
  • No permite comer variados alimentos: Mito. La dieta cetogénica permite consumir una amplia gama de alimentos. Entre las proteínas encontramos carnes rojas, aves, pescados grasos y huevos (dentro de lo posible preferir alimentos sin antibióticos y de producción artesanal). En cuanto a las grasas, bienvenidas las grasas buenas: los aceites de oliva, de coco, aceitunas, frutos secos y semillas, palta y mayonesa (casera). Los lácteos considerados son cremas, quesos, yogurt sin azúcar y mantequillas.
  • Entre frutas y verduras si están permitidos el brócoli, coliflor, espinaca, coles, apio, cebolla, acelga, lechuga, pepino y tomate, además de arándanos, moras, cerezas y frambuesas.
  • Permite comer postres y cosas dulces: Verdad Lo principal que se debe evitar en la Keto son los carbohidratos (siempre pensando en Bbajo carbo, no sin carbo), incluyendo el azúcar. Los postres que se preparen deben estar basados en queso, mantequilla, nueces, yogurt griego, chocolate y frutos rojos y pueden ser endulzados con edulcorantes como estevia pura

Más información sobre El Mostrador