viernes, 24 de septiembre de 2021 Actualizado a las 17:47

Movilidad

Se estima crecimiento del 50% en la fabricación de vehículos eléctricos para 2031

por 18 agosto, 2021

Se estima crecimiento del 50% en la fabricación de vehículos eléctricos para 2031
La electromovilidad ha generado nuevos desafíos e innovaciones para los fabricantes globales de lubricantes y aceites, que necesitan crear nuevas fórmulas para el nuevo cambio de paradigma industrial.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La adopción de la movilidad eléctrica en el sector del transporte comercial va en aumento. La proyección general para el crecimiento de la fabricación de vehículos eléctricos es del 50% para el año 2031. De hecho, durante el primer trimestre de este año, Volvo anunció que solo venderá autos eléctricos a partir de 2030, algo que también hará Ford desde la misma fecha en Europa.

La electromovilidad ha generado nuevos desafíos e innovaciones para los fabricantes globales de lubricantes y aceites. Al igual que los vehículos regulares, los automóviles eléctricos con batería aún requieren de fluidos para funcionar, pero los lubricantes actuales, desarrollados para motores de combustión interna, generalmente no cumplen los requisitos de rendimiento de los sistemas de propulsión de alta tecnología de los vehículos eléctricos.

Nuevos tipos de fluidos

En el caso de Shell, la compañía presentó los denominados “E-Fluids”, lubricantes para aplicaciones de vehículos eléctricos que evitan el desgaste, reducen la fricción y son eficientes a la hora de asegurar la compatibilidad eléctrica y la gestión térmica.

Son tres nuevas familias de fluidos, cada una con funciones distintas: los termales, las grasas y los aceites de transmisión.

Los primeros mantienen la refrigeración del motor eléctrico y la gestión térmica de la batería; los segundos se refieren a lubricación de la dirección, de los rodamientos del motor eléctrico y de los neumáticos; mientras que los “aceites de transmisión” hacen mención a lubricación de los reductores y el diferencial, así como refrigeración directa de bobinas del motor eléctrico.

“La movilidad eléctrica es una de las soluciones que ayudarán a satisfacer la creciente demanda de transporte en un mundo con menos carbono", señaló Alvaro Ruiz Bachmann, gerente de Ventas Lubricantes de Enex.

"Los nuevos fluidos son el resultado de una importante inversión en I+D, asociándose con fabricantes de automóviles de todo el mundo para mejorar el rendimiento del vehículo, ampliar su alcance y aumentar su vida útil”, agregó el ejecutivo.

Con estos fluidos los autos eléctricos reducirán sus emisiones totales a lo largo del ciclo de vida y prolongarán su utilidad gracias a su viscosidad ultra baja; también aumentarán su eficiencia y mejorará sus propiedades de resistencia a la degradación, siendo superior a la de los aceites convencionales.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Agenda País

Agenda País

Videos

TV