jueves, 12 de diciembre de 2019 Actualizado a las 23:15

Destaca sanciones recibidas por Lan por colusión de precios en el mercado de carga mundial

Los argumentos que Manuel Cruzat presentará en el Tribunal de Libre Competencia para impedir la fusión Lan-Tam

por 28 febrero, 2011

Economista de la UC con un MBA en Chicago, se ha convertido en la voz de los consumidores. Logró abortar la fusión de D&S y Falabella y ha planteado que la electricidad en Chile es cara no por el valor del carbón o el petróleo, sino porque existen sólo tres generadoras que, aprovechando una ley dictada en plena crisis del gas argentino, vendieron su energía a precios considerablemente superiores por un período de 15 años. Ahora entra al mercado aéreo con un planteamiento que será aportado como antecedente al Tribunal de Libre Competencia cuando se abra el proceso de consultas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

1. El Tribunal de Libre Competencia fue claro en su sentencia del 16 de enero de 2009 en el sentido de que el mercado aéreo no era competitivo y que había que corregir tal situación, para lo cual recomendó esencialmente que se hiciera una apertura unilateral de los cielos chilenos, sin condicionarla a reciprocidades por parte de terceros países, consciente que estas últimas terminan creando monopolios domésticos, como ha sido crecientemente el caso.

2. El pasado de LAN la condena: el reconocimiento y sanción de LAN por conductas colusorias en el mercado de carga aéreo a nivel mundial, por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Comisión Europea, junto a líneas aéreas con quienes también tiene acuerdos de códigos compartidos, es elocuente. La sanción de US$ 109 millones de enero de 2009 por parte de la autoridad de justicia norteamericana es la más alta que alguna vez una compañía chilena haya recibido por estos motivos. En noviembre del año pasado, la Comisión Europea sancionó a Lan junto a otras  10 aerolíneas de carga por operar a nivel mundial un cartel para fijar precios durante un período de seis años. A Lan se le fijó una multa de US$10,6 millones, monto que ya tenía una reducción por la colaboración prestada por la compañía chilena. Esta sanción es apelable.

"El problema no radica sólo en las rutas a Brasil y soluciones frágiles de corto plazo. Aquí se trata de lograr que el sistema sea competitivo, no dependa de que las autoridades antimonopolio norteamericanas, europeas y del resto del mundo estén permanentemente demandando a LAN para que se comporte correctamente".

La gravedad de los hechos queda demostrada por la magnitud de las multas involucradas: un total de mil millones de dólares a 12 compañías, incluida Lan, en el caso de Estados Unidos, además de 20 meses de cárcel para tres ejecutivos de las empresas coludidas. Una cifra similar en el caso de la Comisión Europea que sancionó a 11 aerolíneas, entre ellas, a Lan y a tres con las que tiene acuerdos de códigos compartidos. Además, las autoridades antimonopolios de Brasil, Corea y Nueva Zelanda están todavía investigando hechos relacionados con lo anterior. Si a esto se agrega el historial de LAN en los archivos de la Fiscalía Nacional Económica y del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia y sus antecesores, sólo se puede concluir que si no se cambia la razón de fondo de estas conductas, existe una alta probabilidad que se vuelvan a repetir.

3. El problema de las altas tarifas y su falta de transparencia: todo indica que éstas son más altas de lo que deberían ser, comparándolas con aquellas prevalecientes en mercados más competitivos, como el doméstico norteamericano. Resulta decidor de esta situación más costosa para los consumidores la sistemática falta de transparencia que existe hasta el día de hoy de las tarifas efectivas cobradas por LAN en sus diferentes rutas. Si hasta el propio TDLC se quejó de ello en la misma sentencia de enero 2009. Uno no esconde hechos cuando son a su favor.

4. Todos estos hechos son anteriores a la propuesta de fusión de LAN con TAM y todavía no han ni habían sido resueltos cuando se la presenta. La fusión sólo hace aún más difícil la solución de esta situación.

5. El acuerdo de LAN con la Fiscalía Nacional Económica peca de ingenuidad, visto todo lo anterior. El problema no radica sólo en las rutas a Brasil y soluciones frágiles de corto plazo, sino que es mucho más amplio, porque aquí se trata de lograr que el sistema sea intrínsecamente competitivo, que no dependa de que las autoridades antimonopolio norteamericanas, europeas y del resto del mundo estén permanentemente demandando a LAN para que se comporte correctamente, como ha sido la historia, ni menos en la buena voluntad de la propia proponente.

6. Es por todo lo anterior y con un sentido mínimo de prudencia que la fusión debería ser rechazada hasta que no se perfeccione a fondo la estructura competitiva del mercado aéreo. De lo contrario, se nos está pidiendo realizar un imposible acto de fe.

7. La apertura unilateral que Chile hizo en su comercio exterior en los 70´s tuvo un impacto trascendental en su desarrollo. Algunos mercados quedaron afuera, como el de servicios financieros y el aéreo, con obvios costos para todos los consumidores y el país hasta el día de hoy. Llegó el momento de corregir tal situación.

8. La señal que entregaría un Presidente Piñera ante un Presidente Obama ofreciendo unilateralmente la apertura de estos mercados sin requerir reciprocidad alguna sería notable, valiosa y potente al reafirmar que la estrategia de desarrollo del país pasa por mercados competitivos y que no se va a ceder ante mercados oligopólicos atrincherados en protecciones artificiales.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV