miércoles, 29 de junio de 2022 Actualizado a las 21:26

Chile le quedó chico a Consorcio y apuesta a un mercado peruano dominado por sus principales magnates

por 26 agosto, 2015

Chile le quedó chico a Consorcio y apuesta a un mercado peruano dominado por sus principales magnates
Juan Hurtado lideró la compra del 30% de La Positiva Vida por US$40 millones. Siendo una de las mayores aseguradoras de vida de Chile, ahora el objetivo de Consorcio es la industria peruana, en la cual los grupos Brescia y Romero dominan con distancia. La estimación es que el techo por crecer todavía está muy lejos, dada la baja penetración de los seguros en Perú, pese a sus altas tasas de retorno. En el mercado dicen que no hay que olvidar su participación en LarrainVial, cuya corredora tiene una buena presencia en dicho mercado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A Consorcio le quedó chico Chile. Siendo hoy la segunda mayor aseguradora de vida del país, al holding financiero le picó el bichito por expandirse más allá de las fronteras y ayer terminó concretando un paso que aquí se esperaba hacía rato: Perú, una apuesta que para sus intereses resulta prometedora, pero que no será fácil.

La compra del 30% de La Positiva Vida dejó a Juan Hurtado y Patricio Parodi como socios de la cuarta mayor aseguradora de ese país, a un precio de US$40 millones que terminó valorizando la compañía en US$130 millones. ¿Mucho, poco? Quién sabe, pero estas cifras se comparan a un patrimonio neto de US$60 millones que tenía dicha sociedad al cierre de 2014 y a los US$150 millones del holding La Positiva, números que a fin de cuentas le permitieron a Consorcio ganar un gallito difícil.

Difícil, porque había otras 21 empresas interesadas en esa porción de La Positiva. Es más, en el mismo proceso compitieron los socios de Hurtado en Entel, el grupo Matte, el cual –representado por Juan Eduardo Correa– fue uno de los interesados que quedó en el camino.

El equipo de Consorcio había viajado el domingo a Lima para cerrar la operación, un factor que aparentemente terminó jugándoles a favor. Según fuentes conocedoras de dicha operación, fue el involucramiento personal de los socios y su management uno de los principales factores para que el holding de seguros peruano aceptara la oferta de los chilenos, por sobre otros grupos internacionales. Todo esto en un proceso que tuvo como banco de inversión a BNP Paribas.

Consorcio versus los magnates de Perú

Consorcio compartirá la propiedad de La Positiva con las familias Bustamante, Peña Roca y Espinosa, todas conocidas en el ámbito empresarial de Perú. En conjunto son dueños de Ferreyros y Ferreycorp, una multilatina dedicada a la provisión de bienes de capital y servicios relacionados, con presencia en ocho países.

Sin embargo, los rivales a los que se enfrentará son poderosos. Las dos mayores aseguradoras en Perú son Rimac y Pacífico, controladas por los grupos Brescia y Romero, respectivamente.

Ambos son los principales conglomerados del país del norte. Mientras el primero tiene operaciones en seis países de la región –incluyendo Chile, donde son dueños de la cementera Melón–, los Romero son dueños de Credicorp, a través del cual controlan BCP, el actor más grande de la industria financiera peruana. En Chile, estos últimos han cobrado alta connotación mediática luego de la compra del control de IM Trust, hoy Credicorp Capital.

Rimac y Pacífico concentran cerca del 50% del mercado asegurador peruano, con amplia distancia en sus resultados. Al primer semestre de 2015, Pacifico obtuvo utilidades cercanas a los US$90 millones –aunque la filial de seguros de Vida sólo representó US$26 millones–, mientras que Rimac obtuvo ganancias por cerca de US$35 millones.

Más atrás figura La Positiva, con retornos cercanos a los US$8 millones, de los cuales US$3,5 millones fueron generados por La Positiva Vida, la filial por la que apostó Consorcio. Según la memoria de 2014 de la empresa peruana, cuenta con más de 3,5 millones de asegurados y primas netas por $1.147 millones de soles (unos US$350 millones), 38 oficinas propias en 20 ciudades a lo largo de Perú y 1.600 colaboradores. Su clasificación es A- (Pacific Credit Rating y Class & Asociados).

Pero, más allá de lo complejo que resulta el desafío de Consorcio en Perú, los márgenes en ese país alcanzaron en la primera mitad de 2015 un 36,2%, mientras que en Chile son más estrechos. En 2014 el incremento de utilidades alcanzó sólo el 9%, según cifras de la Asociación de Aseguradoras de Chile.

Y es en este contexto que algunos actores locales, a pesar de ver con buenos ojos el mercado peruano, se preguntan si allá los retornos son buenos por el negocio o porque simplemente hay dos actores grandes que controlan la industria.



Son varias las diferencias entre los mercados peruano y chileno para la industria aseguradora. Mientras aquí la penetración de los seguros alcanza el 4,2% del PIB, en Perú la tasa es de 1,8%. Tema que, por supuesto, no pasó inadvertido para Marcos Büchi, presidente de Consorcio, quien tras anunciar la operación sostuvo que “esta es una decisión estratégica muy importante, dado el fuerte atractivo que hoy presenta el mercado de seguros peruano y su potencial de crecimiento, que representa un enorme desafío para las compañías que participan”.

Esos contrastes quedan plasmados en los mismos números de La Positiva y Consorcio. La primera administra activos por US$855 millones, versus los US$12 mil millones del holding chileno, el cual cuenta con un patrimonio que supera los US$1.050 millones.

Consorcio tras el shock de Bilbao

Esta es una de las pocas noticias positivas para Consorcio, pues 2015 ha sido un año difícil, luego de que su ex presidente, Juan Bilbao, dejara el puesto en diciembre pasado tras ser acusado por la SEC –el poderoso regulador de Wall Street– de haber utilizado información privilegiada en CFR, compañía de la cual era director. Si bien parece estar cerca de un acuerdo con la entidad norteamericana, en Chile tiene varios frentes abiertos.

El tema generó un verdadero terremoto al interior del holding financiero, el cual meses después vendió el 16,5% que tenía en Moneda Asset Management, producto del interés de Pablo Echeverría y Fernando Tisné por incrementar su participación en el gestor de fondos.

Pasadas tales coyunturas, hoy el tema es Perú. En el mercado, algunos auguran que allá se encontrarán con amigos de toda la vida, ya que eventualmente podrían encontrar sinergias con LarrainVial, firma que participa en Perú con una buena performance en el corretaje bursátil y cuya filial de fondos mutuos le pertenece en un 25% a Consorcio.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV