martes, 1 de diciembre de 2020 Actualizado a las 11:38

Alemania, un lugar raro donde el bajo desempleo sube salarios

por 3 marzo, 2016

Alemania, un lugar raro donde el bajo desempleo sube salarios
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El vínculo entre salarios y desempleo parece haberse roto en una gran parte de la economía del mundo industrial. En Alemania, no tanto.

La fuerte caída de la tasa de desempleo en los EE.UU. y el Reino Unido tardó en impulsar aumentos de salario significativos. Esto ha llevado a los economistas a debatir si la relación tradicional en la que un mercado laboral más ajustado da lugar a salarios más altos y en última instancia a la inflación –llamada Curva de Phillips, en la jerga de los especialistas- no funciona en la economía globalizada.

Sin embargo, en Alemania, donde la tasa de desempleo está en el nivel más bajo en un cuarto de siglo, el gráfico de esa curva muestra un patrón más clásico. ¿Cuál es la diferencia?

En los EE.UU., los salarios están mostrando los primeros indicios de un repunte si se analizan los ingresos promedio por hora, pero los ingresos semanales promedio todavía muestran una tendencia horizontal. La tibia recuperación desconcierta a muchos economistas, porque el desempleo se ubica en niveles que muchos consideran congruentes con una economía saludable. Eso debería hacer subir los salarios en tanto las empresas compiten por trabajadores.

En Alemania, los salarios en su mayor parte se movieron en forma contraria a la tasa de desempleo. Esto probablemente se deba a que el país de deshizo de la infrautilización de recursos en el mercado laboral, dice Jacob Funk Kirkegaard, miembro sénior del Instituto Peterson de Economía Internacional.

“Es lícito decir que Alemania tiene pleno empleo; es difícil plantear ese argumento en el caso de los EE.UU.”, dijo Kirkegaard. Los niveles alemanes de empleo están cerca de un máximo récord pero el porcentaje de estadounidenses que trabajan o buscan trabajo ha caído a los niveles más bajos desde los años 70. Ese caudal de mano de obra no utilizada podría hacer que los empleadores no sintieran la presión de elevar los salarios.

En comparación con EE.UU., Alemania también tiene sindicatos fuertes que pueden reclamar aumentos de salarios, explicó Kirkegaard.

Otra posibilidad es que Alemania simplemente esté viendo las consecuencias de una ruptura de su relación de Curva de Phillips que se produjo mucho antes. En Alemania, los salarios se estancaron poco antes de la crisis financiera en medio de las reformas del mercado laboral, de modo que “uno podría argumentar que Alemania sólo fue la pionera en Curvas de Phillips más bajas y aplanadas”, dijo David Milleker, economista jefe de Union Investment en Fráncfort.

Tener una relación de Curva de Phillips más fuerte tiene ventajas para Alemania: los salarios más altos sostienen el gasto de consumo, lo que puede contrarrestar una desaceleración de las exportaciones. En contraposición, aumentos de salarios persistentemente débiles en los EE.UU. y el Reino Unido podrían reducir el poder adquisitivo.

“Esto tiene implicancias sociales pero también, a mi modo de ver, implicancias macroeconómicas”, señaló Kirkegaard. “En última instancia, restringirá el potencial de EE.UU. para crecer mucho más rápido de lo que lo ha hecho”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV