viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 01:13

Opinión

Autor Imagen

¿Señales para invertir en tiempos de crisis?

por 28 marzo, 2016

"Desde el punto vista de una planificación estratégica-país, tomando en consideración que cerca del 50% de la demanda de Chile es regulada, la cuestión es cómo y cuándo generar las señales correctas para invertir, de forma de obtener precios de largo plazo que fortalezcan la competitividad".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Tanto las inversiones del sector eléctrico como del sector minero son intensivas en capital, altamente demandantes de mano de obra durante el período de construcción y, a la vez, de vida útil que en ocasiones supera los 20 años.

Recuerdo una ocasión, en pleno apogeo del recién pasado ciclo económico, en que, para el desarrollo de un proyecto de generación, dada la gran cantidad de proyectos mineros y eléctricos que se preveían, se registró una escasez de mano de obra calificada: inspectores de obra, albañiles, soldadores, técnicos especialistas, preventores de riesgo, ingenieros, etc., configurándose en una variable crítica a considerar. Esto, producto del ciclo que se estaba viviendo y de lo pequeña que en términos absolutos es la economía de nuestro país, para los niveles de inversión previstos.

En el ámbito privado, sobre la base de estos mismos supuestos, algunas grandes compañías mineras desarrollaron proyectos, se fusionaron o compraron otras, suponiendo algunas que el periodo de gran crecimiento perduraría muchos años. Esta es la razón de las estrecheces financieras que estamos viendo en algunas de ellas. Por su parte, el sector eléctrico, ya no tan dispuesto a realizar emprendimientos en el mercado spot, fue seguidor de estas inversiones, desarrollando sus proyectos sobre la base de demandas ciertas. Entonces, si en determinados momentos se le ha llamado a ofrecer energía, como es lógico, este la ofrece en las condiciones del mercado imperantes en el momento y con las indexaciones respectivas, las que de alguna forma reflejan la evolución de algunos insumos, en especial combustibles.

Durante estos ciclos económicos de gran crecimiento, además del cobre, el precio de otros productos también aumenta. A inicios de la década del 2000, por ejemplo, con precios del cobre bajo los US$ 1 por libra, para realizar una evaluación preliminar de una central hidroeléctrica o termoeléctrica era común usar como costo estimativo de inversión US$ 1.000 por kW. Sin embargo, en la época de mayor auge del ciclo económico pasado, en termoelectricidad alcanzamos a ver cifras que superaban los US$ 2.500 por kW y, en hidroelectricidad, cifras que superaban los US$ 3.000 por kW, viendo incluso algunos casos puntuales en que el costo real de inversión superó los US$ 5.000 por kW.

El inversionista eléctrico, en este caso, debe tomar sus resguardos y precaver estos incrementos y riesgos, y normalmente los traspasa a precio.

Es decir, junto al alza de nuestro principal producto de exportación y a la estrechez de mano de obra, suben al mismo tiempo todos los otros insumos. El acero, altamente usado para la construcción de obras civiles; los costos de ingeniería; los costos de seguros, etc. Estos se incrementan, cambiando con ello la referencia de precio de la electricidad para toda la economía. La pregunta aquí es: ¿debe ser esta la referencia de precio para usar en la economía de nuestro país durante los próximos 20 años?

Estos ciclos económicos duran 3, 5 o 7 años. La cuestión entonces, ahora visto desde el punto vista de una planificación estratégica-país, tomando en consideración que cerca del 50% de la demanda de Chile es regulada, es cómo y cuándo generar las señales correctas para invertir, de forma de obtener precios de largo plazo que fortalezcan la competitividad.

¿Bastará entonces solo con preparar licitaciones a 15 o 20 años cada vez que venzan contratos y el volumen sea el suficiente para realizar una licitación de relevancia, o esta será una de las definiciones a considerar entre las variables oportunidades, volumen, indexación y plazo para realizar una correcta fijación de precios para toda la economía para el largo plazo? Claramente si se pudiera, se debiese entregar las señales, explorar oportunidades, desarrollar, e invertir en minería y energía, en periodos más adversos, de forma de estar mejor preparado para los periodos futuros de bonanza que por cierto vendrán.

Juan Clavería
Experto en energía y minería

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV