viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 19:37

La libra se está negociando como una moneda de mercado emergente

por 11 octubre, 2016

La libra se está negociando como una moneda de mercado emergente
En medio de crecientes temores de que el Reino Unido vaya a sufrir un gran golpe económico por su decisión de abandonar la Unión Europea, la correlación entre la libra y un índice de monedas de mercados emergentes ha saltado a niveles no vistos desde el período previo a al referéndum.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

¿Acaso la libra esterlina es el nuevo peso mexicano?

Los mercados del Reino Unido ahora bailan al ritmo de los mercados emergentes después que la violenta ola de venta de libras este mes causara una suba en los rendimientos de los bonos públicos, en tanto los inversores buscan cambiar el precio del riesgo soberano.

En medio de crecientes temores de que el Reino Unido vaya a sufrir un gran golpe económico por su decisión de abandonar la Unión Europea, la correlación entre la libra y un índice de monedas de mercados emergentes ha saltado a niveles no vistos desde el período previo a al referéndum.

“Los inversores están considerando a cada vez más activos del Reino Unido a la luz de un mercado emergente, en medio de una reevaluación fundamental de las vicisitudes económicas del país de mediano a largo plazo”, dijo Chris Scicluna, estratega con sede en Londres de Daiwa Capital Markets Europe Ltd, en una entrevista telefónica.

El martes, la libra cayó por cuarto día consecutivo, desplomándose 0,49 por ciento a US$1,2296, a las 05:50 a.m. ET, lo que llevó su declive hasta el día de la fecha frente al dólar a un 17 por ciento – el peor entre las 16 monedas pares principales.

“La libra esterlina es la expresión más pura del temor de los inversores acerca del riesgo político en los mercados desarrollados”, escribió el lunes Nicholas Spiro, socio en Lauressa Advisory, una firma consultora con sede en Londres. “Mientras que el peso mexicano -la moneda más líquida de un mercado emergente y el indicador más confiable del ‘riesgo Trump’- ha competido con la libra esterlina este año, y es la libra la que se ha convertido en representante de la volatilidad de los mercados impulsada por la política”.

Los bonos del gobierno de los países desarrollados suelen beneficiarse de la compra segura durante los ataques de nervios del mercado, pero ahora la dinámica es a la inversa: los bonos públicos y la libra caen juntos y el rendimiento de las obligaciones negociables a 10 años en el Reino Unido llega a 0,98 por ciento en comparación con el 0,52 por ciento a mediados de agosto. Aunque los mercados globales de bonos registraron una liquidación este mes, en medio de expectativas de políticas monetarias más restrictivas, los rendimientos del Reino Unido han superado las subidas en los Estados Unidos y países de la zona del euro.

La correlación entre la libra y los rendimientos de los bonos británicos a dos años – que se mueven inversamente a los precios – está en su punto más bajo de la década. El bajo desempeño del mercado de los bonos, combinado con la liquidación de la libra, sugiere que los mercados del Reino Unido no están gozando de los beneficios derivados de la condición de la libra como divisa de reserva, dice Jordan Rochester, estratega de cambios en Nomura Holdings Plc.

“Dado que los países con monedas de reserva gozan de la confianza de los inversores y hay falta de prima de liquidez, los mercados de divisas buscan comprar bonos del gobierno cuando los rendimientos suben. Pero la ola de ventas en los mercados de tasas del Reino Unido, que derivó en una moneda más débil, recuerda la dinámica de los mercados emergentes”, dice.

Una “movida ascendente en las expectativas de inflación”, impulsada por la caída de la libra, combinada con “grandes cuestiones fiscales a largo plazo” planteadas por el futuro del Reino Unido fuera de la UE, justifican la liquidación sincronizada en los mercados de divisas y de tasas, dice Scicluna de Daiwa.

Considerando las crecientes presiones sobre los precios y el sentimiento de inquietud de los inversores extranjeros en medio de un déficit de cuenta corriente que se amplió al punto más alto de los últimos dos años y medio en el segundo trimestre a 5,9 por ciento del PIB, el margen limitado del Banco de Inglaterra para recortar tasas este año “es otra indicación del estilo de mercado emergente que tienen los desafíos macroeconómicos del Reino Unido”, concluye Scicluna.

“La libra solía ser una divisa relativamente simple que se comercializaba según eventos cíclicos y datos, pero ahora se ha convertido en una moneda política y estructural”, escribió David Bloom, estratega de HSBC Holdings Plc en una nota el viernes. “La moneda equivale actualmente a la oposición oficial de facto a las políticas del gobierno”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV