miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 12:53

Situación de la isapre es compleja

¿Cuánto vale realmente Masvida? La duda que no pudo resolver Southern Cross y que motivó el retiro de su oferta

por 8 febrero, 2017

¿Cuánto vale realmente Masvida? La duda que no pudo resolver Southern Cross y que motivó el retiro de su oferta
No solo el incumplimiento de ciertas condiciones explicaron el cese de negociaciones entre el fondo de inversión y los dueños del holding Masvida, sino también profundas dudas respecto de la “suficiencia” del aumento de capital, lo que gatilló este paso al costado. En el holding ya circula la carta enviada por el fondo de inversión privado, en la cual exponía sus razones, en un contexto en el cual los socios de Masvida reclaman una profunda desinformación por parte de la directiva.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No hay mucha certeza respecto de cuánto vale el holding Masvida. Southern Cross (SC) estuvo varios meses estudiando sus números y, finalmente, llegó a la conclusión de que los $60 mil millones a través de los cuales se haría del 55% de la propiedad, no serían suficientes.

Así se desprende de la carta que envió el fondo de inversión dirigido por Raúl Sotomayor y Norberto Morita. Esta misiva fue enviada el 28 de diciembre a Claudio Santander, presidente del holding, y a Erwin Sariego, gerente general, entre otros ejecutivos, pero ya circula en el interior de este consorcio ligado a la salud, en medio de un contexto en el cual se acusa a la directiva de estar desinformando a sus socios.

Es que son los mismos accionistas de Masvida los que están molestos con la mesa dirigida por Santander por dicho concepto. La gota que rebalsó el vaso fue una misiva enviada el viernes pasado, en la cual el directorio del conglomerado les informó a sus accionistas una serie de cuestiones que este martes la propia gente de Southern Cross se encargó de desmentir.

Por ejemplo, que Southern Cross planteó una “serie de condiciones y requisitos para continuar adelante en las negociaciones, y exigiendo conservar la condición de exclusividad para evitar que el Grupo Masvida pudiera escuchar otras propuestas”, fue una de las cosas que no se corresponderían con la realidad, pues en la carta de SC fechada el 28 de diciembre pasado –la cual le ponía fin a la oferta vinculante por el 55% del holding– no se establece una condición de este tipo, al contrario, ya que se constata que ambas partes quedan en libertad de acción.

En la misma comunicación del pasado viernes, emitida por el directorio de Masvida, se establece un conjunto de antecedentes que rayan en una manoseada “posverdad”, acerca de una supuesta orquestación por parte de la prensa en contra del conglomerado: “En forma paralela, desde el día 12 de enero se ha desplegado una estrategia comunicacional en la prensa nacional para instalar la idea que el Grupo de Empresas Masvida no ha cumplido los requisitos exigidos por Southern Cross Group para el cierre de las negociaciones”.

En fin. Lo concreto es que, según se desprende de la carta que el fondo de inversión envió a Santander, no había certeza respecto de la “suficiencia” del aumento de capital, a través del cual se harían del 55% de Masvida. Esto, porque el “due diligence” no fue satisfactorio y se encontraron con amenazas que podrían afectar las finanzas, particularmente de la isapre.

Las razones de la bajada de Southern Cross

Ya el 7 de diciembre Raúl Sotomayor había planteado al directorio de Masvida que no se estaban cumpliendo algunas condiciones preestablecidas en la negociación, en particular dos: la repactación de la deuda con los FIP asociados a los arrendamientos de la Clínica Universitaria de Concepción y el Centro Médico Manuel Montt; y la repactación de los pasivos de EMV (Empresas Masvida) y sus filiales con otros acreedores financieros, junto con el otorgamiento de las boletas de garantía requeridas.

El 12 de diciembre Masvida se comprometió a trabajar en conjunto para aclarar o resolver dichos planteamientos. SC siguió adelante con el análisis de los antecedentes e información del holding y sus filiales, “relevantes para determinar el impacto de las situaciones descritas en nuestra carta, así como también de otros antecedentes que han surgido en el curso de este proceso, incluyendo la información actualizada de Isapre Masvida entregada por ustedes en los últimos días”, relata el fondo de inversión en su correspondencia del 28 de diciembre.

Sin embargo, ese trabajo no dio mayores resultados, toda vez que SC terminó concluyendo lo siguiente: “Como resulta evidente, las situaciones analizadas podrían afectar la condición financiera y proyecciones de la Isapre y requerirían una formulación alternativa del proceso de renegociación de pasivos con acreedores financieros y otorgamientos de boletas de garantía, lo que constituye una de las condiciones para la materialización de la Transacción”.

Ahí es cuando el fondo le puso la lápida al negocio: “Estas situaciones afectarían en forma relevante los supuestos de valorización de la compañía sobre los cuales se construyó la Oferta, haciendo necesario revisar el plan de negocios previsto originalmente y requerirían clarificar la suficiencia del monto del aumento de capital previsto en la Oferta”.

A los incumplimientos de las condiciones preestablecidas, “se suma el hecho de que el resultado del 'due diligence' efectuado a la compañía no es satisfactorio para SC a esta fecha. Lo anterior, sin perjuicio del análisis de la situación de otras condiciones contenidas en la Oferta, análisis que dadas las circunstancias consideramos inconducente”, añadió.

“Lamentamos profundamente este resultado del proceso iniciado hace varios meses. No son ajenos a ustedes los esfuerzos desarrollados por SC durante estos meses y el tiempo y la magnitud de los recursos invertidos para concretar esta asociación. Estamos conscientes, no obstante, que la administración de EMV deberá analizar las diversas alternativas que se abren a partir de ahora, debiendo quedar por consiguiente ambas partes en libertad de acción en los términos contemplados en la Oferta”, agregó el fondo en su misiva firmada por el propio Sotomayor.

Las razones que dio SC, según Masvida

En la carta interna que el holding envió a sus socios el viernes pasado se afirma, sin embargo, que las razones de SC fueron algo distintas.

“Las razones para bajar la Oferta Vinculante que Southern Cross ha hecho públicas y se las ha informado a la Superintendencia de Salud (SIS) son: plan médico socio inviable e imposible de sustentar; incertidumbre del marco regulatorio; liberación de la garantía de la SIS encajada ante el regulador; aumentar y mantener las boletas de garantía bancarias; negociación de arriendos de los centros médicos de Clínica Las Lilas y Clínica Universitaria de Concepción, y un costo técnico elevado”, se lee en la misiva.

“Todos estos antecedentes siempre los tuvo a la vista Southern Cross, durante los cinco meses que revisó todo, y que los llevó a realizar la Oferta Vinculante sin hacer en ese lapso ninguna objeción”, reclamó el conglomerado.

“Hasta ahora, no ha llegado ninguna carta oficial de término de negociaciones que finalice este proceso (…). La situación en que nos encontramos es la siguiente: Southern Cross Group no nos ha comunicado formal y oficialmente el término de las negociaciones –más bien son trascendidos de prensa donde ellos se habrían bajado– pero técnicamente no hay un documento, carta, o nota donde desistan de la operación, por lo que aún los consideramos en la condición de interesados. El Directorio está recogiendo los términos y condiciones de propuestas de los otros interesados, en distintas modalidades: participación en grupo y/o áreas de negocios (clínicas o isapre). Hemos cumplido con los pagos a los prestadores en la medida que hemos alcanzado liberación de garantías por la SIS, y que hoy es noticia en la prensa nacional”, consigna la comunicación firmada por su directorio.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV