jueves, 28 de enero de 2021 Actualizado a las 04:49

Goldman Sachs dice que los inversores están optando por el riesgo e ignorando coberturas

por 5 marzo, 2017

Goldman Sachs dice que los inversores están optando por el riesgo e ignorando coberturas
Datos del influyente banco de inversión indican que los inversores han descartado las coberturas compradas en la primera parte del alza global –entre la elección de noviembre y fines del año pasado- y se lanzan de cabeza al riesgo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cubrir la asunción, apostar a la presidencia.

Ese es el mantra de los inversores que se zambullen en el alza bursátil estadounidense sólo con una modesta protección ante bajas, a pesar de una serie de vientos en contra, desde el mayor apalancamiento de las empresas y aumentos de tasas de la Reserva Federal hasta riesgos producto de las políticas de Estados Unidos.

Datos de Goldman Sachs Group Inc. indican que los inversores han descartado las coberturas compradas en la primera parte del alza global –entre la elección de noviembre y fines del año pasado- y se lanzan de cabeza al riesgo.

“Nuestro indicador coincide ahora con el nivel más complaciente de los últimos seis años, lo que sugiere que, en líneas generales, los inversores carecen de cobertura tanto en acciones como en crédito”, escribieron el viernes en una nota estrategas de derivados de Goldman encabezados por John Marshall.

Marshall y sus colegas calculan que los inversores pagan una prima baja por las opciones más líquidas en acciones y crédito, que ofrecen un refugio en momentos de tensión. Tan marcada es la apatía respecto de la perspectiva de una venta generalizada en el mercado, que las opciones de protección se han vuelto demasiado baratas para desaprovecharlas, dicen los analistas.

Las primas de las opciones de venta a tres años del S&P 500, que permiten a los operadores apostar a una declinación de los precios-, así como las permutas de riesgo crediticio a 10 años vinculadas a compañías del índice bursátil estadounidense de referencia, son notablemente bajas en relación con derivados de crédito y acciones de menor liquidez, según datos de Goldman.

Las permutas de riesgo crediticio son contratos de seguros que permiten a los operadores especular sobre la capacidad de un deudor de pagar deuda o protegerse contra pérdidas.

La última vez que el costo de asumir una protección por baja en los mercados de acciones y derivados de crédito se acercó a los niveles actuales fue en julio de 2015, según las mediciones del banco de inversión estadounidense. Ese posicionamiento de los inversores exacerbó la liquidación en la bolsa estadounidense en agosto de ese año, destacan los analistas de Goldman, lo que ilustra que la cobertura a través del mercado de opciones podría resultar una estrategia rentable.

“Es probable que los compradores de esas coberturas sean los que vean el mayor aumento en el caso de una declinación del mercado relacionado”.

Los inversores han lanzado la prudencia por la ventana desde el alza de noviembre producto de las expectativas respecto de las políticas del presidente Donald Trump favorables al crecimiento de Estados Unidos, así como de la consolidación de los datos macroeconómicos. El Índice de Volatilidad CBOE –una medición de la volatilidad implícita calculada a partir de lo que pagan los inversores por las opciones sobre el Índice S&P 500- está cerca de mínimos históricos a pesar de que el índice global de incertidumbre sobre la política económica ha subido a niveles récord.

Un sentimiento exuberante del mercado y el ingreso de nuevo dinero que busca acciones estadounidenses llevan a algunos analistas a advertir que el S&P 500 podría exceder pronto su valor justo.

“Tal vez por primera vez desde 2009 mucha gente se permite ir tras del alza”, dice George Pearkes, un estratega macroeconómico de Bespoke Investment Group. “El ingreso de fondos minoristas a las acciones crece con fuerza y todos están aventurándose”.

Analistas de Bank of America Corp. dieron en enero otra explicación para la falta de actividad de cobertura en las acciones estadounidenses: las firmas de gestión activa enfrentan a sus pares pasivas –en relación con desempeño e ingreso de fondos- y, por lo tanto, se muestran renuentes a comprar coberturas que podrían afectar sus rendimientos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV