sábado, 29 de enero de 2022 Actualizado a las 23:02

Los efectos de los robots en el empleo son más pronunciados en la industria manufacturera

Alerta para el mercado laboral: estudio confirma que robots reducen salarios y agravan desigualdad

por 29 marzo, 2017

Alerta para el mercado laboral: estudio confirma que robots reducen salarios y agravan desigualdad
Los robots industriales han tenido un efecto "grande" y negativo sobre el empleo y los salarios en los mercados laborales locales de Estados Unidos, según una nueva investigación de Daron Acemoglu, académico de MIT y autor del exitoso libro "Por qué fracasan los países", y de Pascual Restrepo, de la Universidad de Boston.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los robots han sido calumniados desde hace mucho por robar empleos. Ahora a la lista de quejas relacionadas con la automatización se pueden agregar unos salarios deprimentes y la promoción de la desigualdad.

Los robots industriales hicieron mella en el empleo y la remuneración de los trabajadores, según un nuevo análisis de datos locales que abarcan desde 1990 hasta 2007. El cambio tuvo su mayor impacto en la mitad inferior de la distribución de salarios, por lo que probablemente amplió la brecha salarial de Estados Unidos. La investigación económica actual también examina la infrautilización de recursos en el mercado laboral, los incumplimientos de pago de los préstamos estudiantiles en tiempos de crisis y la dirección que seguirán las tasas en los próximos años.

Invasión de los robots

Los robots industriales han tenido un efecto "grande" y negativo sobre el empleo y los salarios en los mercados laborales locales, según una nueva investigación de Daron Acemoglu, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, y de Pascual Restrepo, de la Universidad de Boston.

Un robot adicional por cada mil trabajadores reduce la relación empleo-población entre 0,18 punto porcentual y 0,34 punto porcentual y hace caer los salarios entre 0,25 por ciento y 0,5 por ciento, según su análisis. Para poner eso en contexto, en los Estados Unidos se produjo un aumento de alrededor de un nuevo robot industrial por cada mil trabajadores entre 1993 y 2007, según el estudio.

"Los efectos de los robots en el empleo son más pronunciados en la industria manufacturera y, en particular, en las industrias más expuestas a los robots, en las ocupaciones rutinarias manuales de montaje y otras relacionadas, y en los trabajadores con nivel de educación no universitaria", escriben los autores. "Curiosamente, y quizás sorprendentemente, no encontramos aumentos positivos y compensatorios en el empleo y las remuneraciones en ningún grupo de ocupaciones o niveles educativos".

Vale la pena señalar que los autores estiman que los robots pueden haber aumentado la brecha salarial entre el 90 por ciento superior y el 10 por ciento inferior hasta 1 punto porcentual entre 1990 y 2007. También hay margen para una adopción mucho más amplia de robots, lo que haría que todos estos efectos fueran mucho mayores.

Medición de la infrautilización de recursos

La tasa de desempleo se ha reducido a menos de la mitad desde su máximo de 2009, pero no tiene en cuenta a algunos trabajadores potenciales: no capta a todas las personas que están subempleadas o que no están buscando activamente puestos de trabajo. Para ver lo que está sucediendo en la población en general, la economista principal del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, Marianna Kudlyak, retoma un índice de no empleo en un nuevo análisis.

La medida alternativa toma en cuenta a todas las personas no empleadas, dividiéndolas en diferentes grupos que se ponderan por su probabilidad histórica de hacer la transición a un puesto de trabajo. Por ejemplo, los jubilados tienen menos de un 2 por ciento de probabilidades de reincorporarse a la actividad, mientras que los no jubilados que quieren un trabajo tienen una mayor probabilidad. El índice alternativo está cerca de sus niveles de 2005-6, por lo que "cuenta una historia similar a la tasa de desempleo: que el mercado de trabajo de los Estados Unidos ha vuelto a la plena salud", de acuerdo al informe.

Relación hipotecas-préstamos estudiantiles

Los incumplimientos de pago de los préstamos estudiantiles estadounidenses se dispararon durante y después de la Gran Recesión, y el mercado de la vivienda podría haber desempeñado un papel importante en eso. Esto se debe a que la caída del precio de las viviendas coincide con la menor demanda de los consumidores y los trastornos en el mercado de trabajo, impactando en la capacidad de pago de los tomadores de préstamos, de acuerdo con la investigación de Holger Müller y Constantine Yannelis, de la Universidad de Nueva York. La caída del precio de las viviendas durante la recesión representa alrededor de 24 a 32 por ciento del aumento en los incumplimientos de pago de los préstamos estudiantiles, concluyeron los investigadores.

Los funcionarios de los bancos centrales y los analistas de políticas tienen una fijación con r *: un nombre tremendamente nerd para la tasa de interés neutral que no desacelera ni estimula la economía. Muchos investigadores dicen que este número ha caído en las economías avanzadas debido al envejecimiento de la población y a la depresión del crecimiento de la productividad. Si esto es así, significa que la Fed y muchos otros bancos centrales tienen menos margen para aumentar los costos de los préstamos, dejando menos espacio para recortar durante la próxima recesión.

Los economistas de Goldman Sachs creen que el pesimismo podría ser exagerado. Están de acuerdo en que la tasa neutral cayó considerablemente después de la crisis, pero consideran que el descenso es más una rareza del ciclo económico que una situación permanente. Entre otros factores, señalan que el mercado laboral en las economías avanzadas está superando las expectativas, lo que sugiere que la recuperación no ha estado tan estancada como podría indicar el crecimiento.

Si están en lo correcto, esto podría significar que las tasas de interés serán más altas de lo que muchos prevén en este ciclo de aumentos de tasas. "Prevemos que la tasa de los fondos nominales llegará a entre 3,25 y 3,5 por ciento a fines de 2019, significativamente por encima del precio que actualmente le asigna el mercado", según la nota de los economistas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV