lunes, 18 de enero de 2021 Actualizado a las 14:46

La huella de Victoriano Cerda en el ocaso de Masvida y el nacimiento de la nueva Isapre Optima

por 5 julio, 2017

La huella de Victoriano Cerda en el ocaso de Masvida y el nacimiento de la nueva Isapre Optima
Quien fuera vicepresidente de Optima hasta 2015, se mantuvo relacionado a una aseguradora que hoy aparece renovada gracias a la absorción de la cartera de afiliados de Masvida. Su figura causa ruido, pues bajo las sombras ocupó una doble militancia como accionista de la ex Ferrosalud y asesor del ex directorio que presidía Claudio Santander, asistiendo incluso a reuniones con la Superintendencia de Salud en nombre de la colapsada isapre. Hasta ahora se le refiere como un simple operador que gatilló la llegada de Nexus para Nueva Masvida, pero su rol no se limita a ello.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta fines de 2016 era imposible prever que Optima sería lo que es hoy.

Una isapre con poco más del 1% de mercado, sin sucursales a lo largo de Chile y las utilidades más bajas del sistema, aparece en la actualidad con un nombre renovado y un abultado capital social, gracias a la entrada de Nexus y, sobre todo, al colapso de Masvida. Todo ese proceso no podría entenderse sin la figura de Victoriano Cerda, testigo privilegiado de la caída de Masvida y gestor clave en el renacimiento de Optima (o “Nueva Masvida”).

Su nombre ha aparecido en varias ocasiones en lo que se refiere a este caso, aunque siempre bajo prismas sospechosos. Su relación con Hema, firma que actuó en nombre de Masvida para celebrar contratos con laboratorios y farmacias; las intervenciones ante Sebastián Pavlovic, titular de la Superintendencia de Salud, para permitir liberaciones de garantía que hoy aquejan al holding y sus acreedores; su rol de operador en la negociación entre Nexus y Robert Rivas, interventor de Masvida, para que su cartera de afiliados pase a Optima; y su estrecha relación con esta última aseguradora, son todos datos que meten ruido para los actores que han visto la caída de un conglomerado cuya isapre no solo tenía uno de las mayores números de beneficiarios, sino que poseía la red de clínicas privadas más grandes del país.

Este medio siguió la huella de Cerda, quien supuestamente se alejó de la propiedad de Optima en marzo de 2015, lo cual parece no haber sido así. Hasta febrero de este año, antes de la llegada de Nexus, seguía al menos representando a NRG Inversiones, entonces controladores de dicha isapre, entre otras varias conexiones.

Todo esto, en circunstancias de haber sido asesor del directorio que presidía Claudio Santander, sindicado como el principal responsable de la caída de Masvida.

El insospechado salto de Optima

Hasta el año pasado, Optima casi no existía en el sistema previsional de salud. Sus beneficiarios representaban el 0,6% del total. A diciembre, sus utilidades fueron $2.267 millones, equivalentes a menos de un 5% del total del sistema, y eso que dicho monto implicó un aumento en ganancias del 151,2% respecto del año anterior.

Se trataba de una aseguradora que seguía siendo en la práctica Ferrosalud, isapre que se creó exclusivamente para atender a los trabajadores vinculados al mundo ferroviario, la cual fue adquirida por $40 mil millones en 2008 por parte de NRG Inversiones, sociedad de la cual Cerda tiene el 33% y el resto lo comparten Roberto y Andrés Tamm, empresarios agrícolas con participación en Copeval.

La modesta situación económica de Optima es reveladora en el acta del directorio del 26 de julio de 2016.

En dicha sesión, presidida por Andres Tamm –en nombre de NRG Inversiones, dueña de las 3.038.044 acciones de Ferrosalud (equivalente al 99,98% de la sociedad)– se abordan varios elementos que dan una idea del cuadro financiero de la isapre.

Ese día, Tamm propuso una serie de disminuciones de capital, luego de que la sociedad no fuera capaz de hacer un reparto de utilidades a favor de sus accionistas, pues venía de utilidades menores. En 2014, Ferrosalud había ganado $149 millones; y en 2015, $902 millones. Así acordó una primera disminución de $1.063,5 millones, devolución de capital que por acción equivaldría a $350 y que se haría incluyendo compensaciones económicas que NRG tenía como deudor de Optima, en este caso por dos operaciones de $660 millones y $160 millones.

Además, acordó el cambio en la cesión de pagos por cesión de créditos que tenía Optima con la sociedad relacionada Comercial Cdost y otros deudores, por hasta $242,3 millones. Comercial Cdost era de Cerda, pues había sido constituida en abril de 2006 por este y Roberto Tamm, y tenía entre sus funciones la prestación de todo tipo de servicios técnicos y profesionales y, en especial, los relacionados con asesorías en gestión, administración, financieras y comercialización.

No fue lo único que se acordó en dicho directorio. También la venta de un inmueble ubicado en la calle Exposición 85, cuyo valor no podría ser menor a $2.947 millones. Esta transacción gatillaría una nueva disminución de capital por $692,8 millones, además de una tercera disminución por $595,5 millones, aunque esta estaría condicionada a un aumento de capital previo por $513,5 millones.

El acta decía que, de hacerse efectiva la segunda disminución, el capital de la sociedad sería de $55.930.270, al que debe sumarse la revalorización de capital registrada en el rubro de “otras reservas” en el patrimonio de dicha sociedad. Sin embargo, esta era negativa en $47.707.801, por lo que, si se aplicaban las tres disminuciones, el capital sería de $8.222.459. Así se justificaba entonces este aumento de capital por $513,5 millones.

El plan, sin embargo, obtuvo resultados distintos, pues el inmueble de Exposición 85 se vendió a la Inmobiliaria Standard en UF170 mil, el cual se hizo efectivo con el pago de un cheque por $403.700.000. Para esta transacción habían contratado a las corredoras de propiedades Alaluf y Colliers Prosin.

De tal manera, nada permitía prever que esta sociedad, de la mano de Nexus, se constituiría de la noche a la mañana en uno de los principales actores del sistema privado de salud de Chile.

El regreso de Eduardo Sánchez al directorio de Optima

En diciembre pasado, el panorama económico no era del todo distinto para los dueños de Optima. El directorio sesionó el 26 de ese mes y acordó la capitalización, por concepto de “otras reservas”, por $1.040 millones; era el único capital social que tenía esta sociedad y que se dividía en 12.120.016 acciones.

Aquí Victoriano Cerda vuelve al ruedo. Esto, pues con Abraham Sein firmaron la representación de NRG Inversiones en una sesión que, además de capitalizar estas “otras reservas”, estaría marcada por el regreso de Eduardo Sánchez al directorio de Optima.

Se trata del mismo ejecutivo que presidió Ferrosalud hasta marzo de 2015, compartiendo el directorio con Cerda, quien actuaba como vicepresidente. Y del mismo que representó desde el minuto cero los intereses de Nexus en Chile, actor que por $8.000 millones se quedó con la cartera de más de 500 mil beneficiarios de Masvida en una cerrada negociación con Robert Rivas, interventor de esta última isapre por orden de la Superintendencia de Salud.

En dicha sesión, se renovó totalmente el directorio con Luis Atabales, gerente general de Optima; Carlos Jara, gerente de finanzas; Eduardo Sánchez; Germán Valdés, fiscal de Optima; y Álvaro Villarroel. Los directores suplentes fueron Marcelo Ambrosio y Patricio Piddo, quien es abogado y actuó por Nexus en la compra de la cartera de afiliados de Masvida.

Así las cosas, luego de que el 20 de septiembre del año pasado Cerda actuara ante la Superintendencia de Salud como “gestor de intereses de isapre Masvida”, junto a Ulises Figueroa, gerente de dicha aseguradora, para abordar la planificación económica que haría esta para “regularizar la totalidad de los pagos a prestadores de salud”, seguía vinculado a Optima, actuando por poder de NRG Inversiones.

De hecho, un informe de Dicom de NRG Inversiones revela que, al menos hasta el 20 de marzo de este año, la Sociedad Comercial Cdosq limitada, fundada en 2002 por Victoriano Cerda, seguía siendo uno de sus accionistas.

Por otro lado, Sánchez, siendo miembro del renovado directorio de Optima desde diciembre de 2016, acude el 6 de marzo a la Superintendencia de Salud en representación de Nexus, pero ya el 13 de febrero participaba en la primera propuesta de compra de Masvida a Claudio Santander.

La Nueva Masvida y el origen local de Nexus

El panorama financiero de Optima no cambió sino hasta abril de este año, una vez que se capitalizó la compañía con $32.537.465.281, casi 33 veces el capital social que poseía a diciembre pasado.

El 12 de abril de este año, capitalizó todas sus reservas sociales provenientes de utilidades y revalorizaciones, según su balance del 31 de diciembre de 2016, pero a ello se le sumó un aumento de capital por $25.500 millones, aprobado en una junta extraordinaria de accionistas ocurrida cinco días después.

Estos $25.500 millones serían representativos de 38.804.412 acciones, las cuales tendrían un valor de colocación de $657,14, cifra muy por encima de los $350 que cada papel tenía en julio de 2016.

Fue en esta sesión que Optima pasó a llamarse Nueva Masvida, con su respectivo cambio de estatutos. Todo ello, gracias a Nexus Chile Health SpA, cuya constitución parece tener un origen más bien doméstico antes que norteamericano.

Es que hay dos Nexus constituidas en el país: Nexus Chile Health SpA, la cual firmó el contrato con Masvida, y Nexus Chile Health LLC. En ambas Eduardo Sánchez es gerente general, sin embargo, hay varias diferencias.

La primera se constituyó el 2 de marzo de este año, con un capital de $5 mil millones y suscrito por Eduardo Sánchez, sin mención a sociedades o terceros accionistas y con amplísimas facultades para este. Mientras que la segunda se constituyó el 20 de abril, esta vez sí siendo representada por Jacques Gliksberg, aunque solo con $100 millones.

Gliksberg conoce de sobra el país. Está casado desde 1982 con la chilena Daniela Keller y es conocido por más de un ejecutivo que administra multifamily offices importantes de Sanhattan. Pero de igual manera, en el actual directorio de Masvida –presidido por David Medina– y otros actores que han visto la caída de la isapre, el nombre de Nexus ha despertado dudas respecto de su origen como amo y señor de la Nueva Masvida.

Este medio intentó contactarse con Victoriano Cerda y Eduardo Sánchez, pero sin éxito.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV