jueves, 29 de octubre de 2020 Actualizado a las 02:07

Argumentos contra los mercados emergentes cobran fuerza

por 8 agosto, 2017

Argumentos contra los mercados emergentes cobran fuerza
La renovada alza de las acciones de mercados emergentes este año parece cada vez más en desacuerdo con los fundamentos de la clase de activos que recuerdan a 2007, según John-Paul Smith, uno de los pocos estrategas que anticipa la caída de cuatro años en las acciones de mercados emergentes que comenzó en 2011.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los argumentos contra los mercados emergentes están cobrando fuerza en un rincón del mundo de los bonos.

Los inversores retiraron US$680 millones del fondo cotizado en bolsa iShares JPMorgan USD Emerging Markets Bond el mes pasado, el monto más grande que jamás haya salido.

Los operadores están preocupados de que después de un alza de 18 meses, el aumento de los rendimientos en los mercados desarrollados desde Estados Unidos a Alemania podría causar estragos en los mercados emergentes, similar al llamado "taper tantrum" de 2013, cuando las monedas de las naciones en desarrollo se depreciaron un 14 por ciento y los bonos locales perdieron un promedio de 7,3 por ciento, según datos compilados por Bloomberg.

"Para poseer ME, tienes que creer que el dólar ha alcanzado su punto máximo, y que a medida que los bancos centrales de los mercados desarrollados en Europa y EE.UU. drenan liquidez, los mercados emergentes pueden superar el desempeño --eso es ridículo", dijo Julian Brigden, un consultor de fondos de cobertura de Macro Intelligence 2 Partners, quien hizo una apuesta premonitoria contra las acciones de naciones en desarrollo dos días ante de su máximo de 2015.

Eso contrasta con el optimismo de firmas como Ashmore Group Plc y Research Affiliates, un subasesor de Pacific Investment Management Co., que calificó a los mercados emergentes como la " transacción de una década" a principios de 2016. Los alcistas dicen que las perspectivas para un crecimiento más rápido en los mercados emergentes, un déficit de cuenta corriente más estrecho y contextos políticos bastante estables apoyan a los bonos de países en desarrollo incluso después del aumento de las tasas en EE.UU. y Europa durante el último año.

Brigden, quien dice que un mercado de bonos sobrevalorado es "el mayor riesgo del mundo" para los inversionistas, recomendó a los clientes tomar ganancias en la deuda de países en desarrollo el mes pasado, citando las preocupaciones de que una corrección podría desencadenar un movimiento de reducción de riesgo.

La renovada alza de las acciones de mercados emergentes este año parece cada vez más en desacuerdo con los fundamentos de la clase de activos que recuerdan a 2007, según John-Paul Smith, uno de los pocos estrategas que anticipa la caída de cuatro años en las acciones de mercados emergentes que comenzó en 2011.

Él y Brigden forman parte de un pequeño grupo que ha estado apostando contra los países en desarrollo durante la mayor parte de la última década.

La deuda y las monede de los países en desarrollo se encuentran entre las tres "transacciones más concurridas" en el mercado, escribió el fundador de Ecstrat Ltd., con sede en Londres, en un informe el mes pasado. Las otras, dice, son el euro y las acciones tecnológicas. Mientras tanto, las grietas en la economía china probablemente aumentarán a medida que el dólar se estabilice en el segundo semestre de 2017, dijo Smith.

"Los alcistas de ME están pasando por alto el deterioro en el gobierno soberano y corporativo en una serie de mercados clave, especialmente China", escribió en un correo electrónico. "Cuando el dólar empiece a fortalecerse de nuevo, ME y los activos relacionados serán muy vulnerables".

El MSCI Emerging-Markets Currency Index ha avanzado 7,5 por ciento en 2017, y se dirige a su mejor año desde 2010.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV