domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 16:26

La encrucijada del crecimiento

Eyzaguirre se suma a ministros de Hacienda y Banqueros Centrales de la región que no logran descifrar lenta recuperación

por 18 octubre, 2017

Eyzaguirre se suma a ministros de Hacienda y Banqueros Centrales de la región que no logran descifrar lenta recuperación
"Es difícil llegar a una sola respuesta sobre lo que está sucediendo", dijo el ministro de Hacienda de Chile, en una entrevista, y agregó que puede deberse al muy bajo crecimiento del comercio desde la crisis financiera mundial. Eyzaguirre señaló que si el comercio y las exportaciones no se recuperan, Chile tendrá problemas para regresar a tasas de crecimiento superiores al 4 por ciento. El BID estimó que el potencial de crecimiento de la región ha caído a 2,5%, desde 4,1% en 2012.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando el presidente del banco central de Colombia, Juan José Echavarría, se reunió con algunos de sus pares en Washington la semana pasada, les dijo que estaba perplejo. ¿Por qué América Latina no está repuntando más rápido?, preguntó.

Nadie parecía tener una respuesta a ciencia cierta. Sus colegas, los ministros de Finanzas latinoamericanos y los directivos de bancos centrales que asistieron a la reunión semestral del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, se preguntaron si no habían sobreestimado las perspectivas de crecimiento de sus países. Otras hipótesis incluían bajos aumentos de productividad, políticas monetarias restrictivas y entornos empresariales menos que favorables.

"No tengo la respuesta. Y no creo que la gente en la región tenga la respuesta", dijo Echavarría en una entrevista con Bloomberg.

En un informe titulado "América Latina y el Caribe: en movimiento, pero a baja velocidad", el FMI pronosticó que la economía de la región se expandirá 1,2 por ciento en 2017 y 1,9 por ciento en 2018, muy lejos de las tasas de crecimiento de más de 6 por ciento registradas durante los años de bonanza de los commodities. En un informe separado, el Banco Interamericano de Desarrollo estimó que el potencial de crecimiento de la región ha caído a 2,5 por ciento, desde 4,1 por ciento en 2012.

Reactivar el crecimiento es una prioridad en toda la región con pocas excepciones; hacerlo puede resultar más complicado si la causa de la lenta recuperación no se diagnostica.

"Es difícil llegar a una sola respuesta sobre lo que está sucediendo", dijo el ministro de Hacienda de Chile, Nicolás Eyzaguirre, en una entrevista, y agregó que puede deberse al muy bajo crecimiento del comercio desde la crisis financiera mundial. "Si se normalice en el futuro o si se hace más estructural, todavía no lo sabemos", señaló.

Eyzaguirre dijo que si el comercio y las exportaciones no se recuperan, Chile tendrá problemas para regresar a tasas de crecimiento superiores al 4 por ciento. El FMI pronostica que Chile, durante mucho tiempo el abanderado del libre comercio en la región, este año se expandirá menos de 2 por ciento por tercera vez en cuatro años, antes de alcanzar un modesto crecimiento de 2,5 por ciento en 2018. Eso seguiría siendo la mitad del promedio de los pasados 30 años, dijo Eyzaguirre.

Tasas de productividad

La lenta recuperación proviene en parte del bajo crecimiento de la productividad que ha sido durante mucho tiempo un impedimento para que la región alcance su potencial, según el FMI.

Mientras América Latina lucha por ser más competitiva, la participación de la región en el comercio mundial cayó casi 25 por ciento en las últimas dos décadas si se excluyen las manufacturas mexicanas, dijo el ministro de Finanzas de Argentina, Luis Caputo, en Washington.

"Está claro que acá hay una tarea pendiente. Necesitamos ser más competitivos y tener una mayor participación en lo que es el comercio mundial", añadió.

La buena noticia es que se espera que un cambio en la política monetaria aumente el crecimiento en el futuro. "Vamos a volver a tiempos de inflación más normales, por lo que los bancos centrales estarán en condiciones de adoptar una postura más expansionista y eso puede ayudar al crecimiento", dijo el ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, en una entrevista.

Perú a la delantera

Entre las principales economías de la región, la notable excepción a la lenta recuperación es Perú, que el FMI prevé que se expandirá 3,8 por ciento en 2018. La ministra de Economía, Claudia Cooper, dijo que el repunte refleja una división en la región entre naciones como Perú que se inclinan por el libre comercio y las políticas macroeconómicas estables.

"Creo que la falta de crecimiento en la región tiene que ver más con países que no son amigos de la inversión, que son los que tienen problemas ahora. Empezando por Venezuela, luego Ecuador, luego Brasil", dijo Cooper.

Ciertamente, la recuperación insípida de Brasil, de lejos la economía más grande de la región, está bajando el promedio. También está frenando a los vecinos.

Paraguay, que según el FMI liderará el crecimiento en América Latina el próximo año con una expansión de 4 por ciento, podría elevarse 5,5 por ciento si Brasil y Argentina avanzaran a toda máquina, dijo el presidente del banco central del país, Carlos Fernández Valdovinos, en una entrevista.

El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, dijo en Washington que es "posible" que el país regrese a una tasa de crecimiento de 4 por ciento en tres o cuatro años, pero no sin antes aprobar reformas clave y mejorar la competitividad. "El punto crítico aquí es proporcionar el diagnóstico correcto y atacar las raíces de ese estancamiento en la productividad", expresó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV