sábado, 24 de agosto de 2019 Actualizado a las 12:56

La empresa ha perdido casi un tercio de su valor en bolsa en menos de 1 semana

Pelea con Sernac amenaza con frenar recuperación de Hites y pone en alerta al retail por crisis del negocio financiero

por 28 noviembre, 2017

Pelea con Sernac amenaza con frenar recuperación de Hites y pone en alerta al retail por crisis del negocio financiero
Organismo público acusa a la multitienda de cobrar sobre la tasa de interés máxima legal, usando como subterfugio las comisiones. El hecho pone aún más en aprietos a la compañía, que ya resintió el impacto de la baja del interés legal en noviembre de 2013, dado que la tarjeta sigue representando al menos dos tercios de su ebitda. En la industria creen que se trata de una crisis generalizada, donde los grandes actores –a excepción de Falabella– se están alejando del negocio financiero, o buscando socios para que lo operen.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Más de un 21% de caída acumula la acción de Hites desde que el jueves se conociera la demanda presentada por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) ante tribunales, por cláusulas abusivas y, en especial, reclamando por el cobro de intereses –en forma de comisión– sobre la Tasa Máxima Convencional (TMC).

Y aunque en la jornada de ayer la acción se recuperó parcialmente de la brusca caída que llevaba hasta mediodía (caía casi 5% y terminó bajando poco más del 2%), lo cierto es que la demanda golpea de lleno al negocio de Hites, fuertemente concentrado en su tarjeta más que en la venta retail.

Tanto, que el papel cerró en 470 pesos, perdiendo todo lo ganado desde comienzos de febrero, cuando se benefició de las buenas perspectivas que tenía la empresa, tras refinanciar exitosamente sus pasivos, como lo reflejó en julio pasado Feller-Rate al mejorarle su clasificación de riesgo.

Causas para tal desplome existen y reflejan el oscuro panorama que, al parecer, afecta a las empresas de retail del sector, particularmente las pequeñas, afectadas por la rebaja de la Tasa Máxima Convencional (TMC) de noviembre de 2013, durante el Gobierno de Sebastián Piñera, y la menor actividad del consumo.

De hecho, es la causa de que gran parte de los grandes retailers, con excepción de Falabella, hayan ido vendiendo su negocio financiero o externalizándolo.

Con todo, fuentes de Hites aseguran que tiene plena tranquilidad de que su posición será respaldada por los Tribunales de Justicia. “En el improbable caso que las cláusulas en discusión tengan una sentencia negativa, tendrían un bajo impacto sobre el negocio financiero de la compañía, ya que además este negocio en su conjunto ha ido disminuyendo su importancia relativa en los últimos 5 años, alcanzando hoy aproximadamente un 30% de los ingresos totales, sin que ello implique una disminución de las rentabilidades históricas de la empresa”, señalan.

Por ello, afirman que, pese a la demanda, “estamos abocados a atender a nuestros clientes, que además han ido cambiando en su poder adquisitivo, gustos y preferencias y seguiremos ajustando nuestras propuestas de valor y procesos a estos cambios para profundizar nuestra relación con ellos y mantener nuestras rentabilidades”.

Lo cierto es que, si bien en los ingresos efectivamente ha habido un parcial ajuste en la dependencia de la tarjeta, en sus márgenes y última línea las cosas no han cambiado tanto, sembrando la duda de cómo enfrentará la situación en caso de que Sernac sea exitoso en su arremetida judicial.

En todo caso, Hites sabe que no habrá resultados en tribunales antes de al menos un par de años. Y ya ganó un año y medio, pues –como reveló Sernac en su demanda–desde mayo de 2016 que comenzó a solicitar información a la empresa, iniciando formalmente la mediación colectiva a fines del año pasado y, ante la falta de acuerdo, ahora el caso seguirá en tribunales.

Dinero fácil

No era una novedad para Hites que el Sernac lo tenía entre ceja y ceja. Ya en un informe de septiembre pasado el organismo indicaba públicamente que la compañía de retail era la que cobraba más caro por avances en efectivo, asegurando que en un crédito de 200 mil en doce cuotas una persona pagaría hasta 504 mil si contrataba con uno de los productos de la multitienda, largamente sobre el 100% de interés en el periodo completo.

Con todo, el eventual éxito de la demanda del Sernac podría golpear los resultados de la firma. Según Hites, el negocio financiero ha ido disminuyendo su importancia en la compañía. En efecto, según sus estados financieros, al cierre de 2011 sus ingresos se repartían entre el 35% de la tarjeta y el 65% del retail. A diciembre de 2016, la actividad financiera cayó al 30% y, aunque a junio esta subió al 31,5%, el último trimestre de año las cifras varían por el fuerte incremento que tienen las ventas en diciembre.

No obstante, las ventas son solo la primera capa del negocio. Los márgenes y la última línea reflejan una realidad distinta. Así, el margen retail (ingresos menos costos de venta) representaba a diciembre pasado un 29%, mientras que su símil del negocio financiero se empinó al 76,7%, es decir, dos tercios del margen de la empresa lo aporta la tarjeta.  Aunque su influencia en este punto ha bajado marginalmente.

Y el margen ebitda, el propio ebitda y la última línea, revelan que las cosas han cambiado, pero no tanto. A diciembre de 2016, Hites logró un ebitda de 35.553 millones de pesos, aportando a ello con el 75% la tarjeta y solo un 25% el retail.

Aunque en 2015 y 2014 el retail aportaba menos (20,8% y 16,37%, respectivamente), comparado con los años previos la situación varía.

En 2013, el retail aportó un parecido 25,7% y en 2012 llegó a 28,7%, justo en los años previos a que se implementara la baja de la TMC que se preveía afectaría su negocio.

Y es que lo que la compañía gana vendiendo artículos en sus tiendas frente a lo que, dando crédito o prestando dinero, parece inalcanzable. Porque mientras el retail duplicó el rendimiento (4,2% frente al 2,1% de 2011) el negocio financiero –allí donde Sernac acusa usura– no solo mantuvo el registro sino que subió. A diciembre de 2011, Hites marginaba el 27,3% de sus ingresos. Luego de una fuerte caída en 2012 (21,5%), la cifra se mantuvo estable un par de años, comenzando a crecer en 2014, cerrando en diciembre del año pasado en 29,2%.

Por eso, la tarjeta sigue siendo determinante en los resultados de la empresa. Los estados financieros de la compañía al cierre del año pasado (utilidad de 15.840 millones de pesos) los aportó la tarjeta en un 71% (11.354 millones), mientras el retail representó el 28,3% (4.485 millones). En 2015, de hecho, Hites ganó 13.302 millones, siendo aportados en su totalidad por la tarjeta y más, pues el retail perdió 587 millones. Y aunque la tendencia cambia al ver el 2014 (donde la tarjeta aportó el 89% de las utilidades), en 2012 y 2011 el negocio financiero solo representó entre 67% y 69%.

En los primeros seis meses de 2017, en tanto, la tarjeta sigue fuerte. De los 5.665 millones que ganó Hites, el 76,7% –esto es, unos 4.345 millones– lo aportó la actividad crediticia (en 2016 fue de 79,6%) y solo 1.320 millones vinieron de la venta de productos (23,3%).

El detalle de la demanda del Sernac apunta a los avances en efectivo como el producto donde Hites estaría cobrando intereses sobre la norma, disfrazados de comisiones, las que además se cobrarían en función del monto otorgado, lo que es ilegal. Según el libelo, los niveles de cobro de la compañía serían exorbitantes, particularmente en montos de crédito pequeños. Así, relata el servicio, para un avance de 5 mil pesos, la tasa efectiva (incluyendo las comisiones) puede llegar al 112% mensual, frente al 3,01% que fija la TMC.

Ese es el extremo, pues para el escenario de mayor monto (500 mil pesos) la distancia es distinta, aunque seguiría siendo sobre lo legal (5,33% mensual). En otros escenario intermedios, el interés que cobra Hites varía de 9,82% mensual (en avances de 80 mil pesos), es decir, el triple de legal, a 11,7% en montos de 150 mil pesos.

Si la demanda solo se concentra en los avances en efectivo, como parece deducirse del texto de la acción legal, el impacto podría ser más acotado para la empresa. Esto, porque los avances no representan la mayor parte del negocio financiero, sino solo cerca de un tercio. De hecho, según los estados financieros de la firma a diciembre de 2016, los productos de avance en efectivo representaron el 32,2% de las colocaciones de la tarjeta Hites, que sumaron 91.222 millones de pesos (29.3984 millones en el caso de los avances).

Con todo, la demanda puede ser un dolor de cabeza, dado el importante rol que juegan las comisiones en los intereses que cobra la compañía. Según lo que señalaba en 2013 el área de research de la corredora de bolsa de Penta, las comisiones representaban el 45% del devengo de intereses del negocio financiero de Hites, lo que daba cierta flexibilidad a la empresa para enfrentar, en ese momento, la inminente entrada en vigencia de la ley que bajaba la TMC. En ese año, en efecto, la corredora LarrainVial adelantaba las dificultades que tendría la firma.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV