domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 13:34

Fantasma de la intervención ronda al emisor chileno

Las divisas vuelven al radar de los bancos centrales ante vaivén del dólar y mensajes confusos de la administración Trump

por 26 enero, 2018

Las divisas vuelven al radar de los bancos centrales ante vaivén del dólar y mensajes confusos de la administración Trump
El miércoles el secretario del Tesoro de EE.UU. dijo que un dólar débil era bueno para el comercio de EE. UU., enviando a a la moneda a un mínimo de tres años, en medio de temores de que el país del norte estuviera avivando una guerra comercial. Las intervenciones verbales provocaron fuertes reproches por parte de los banqueros centrales, incluido el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. En Chile algunos equipos de estudios ya han deslizado la posibilidad de una intervención del BC si el dólar en el mercado local sigue cayendo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los banqueros centrales del mundo tienen a las monedas de vuelta en su radar, después de una semana en la que el dólar fue azotado por los comentarios de la administración del presidente Donald Trump, y que luego fueron criticados por los políticos internacionales.

La volatilidad se desató cuando Trump y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, enviaron mensajes contradictorios sobre el dólar durante su viaje al Foro Económico Mundial en la estación de esquí suiza de Davos, una reunión anual de la elite política y económica mundial.

Aunque Trump finalmente abogó por un dólar "fuerte", los inversores siguen especulando que se siente cómodo con el peor comienzo del dólar en cualquier año desde 1987. Eso puede alentar a la Reserva Federal a seguir subiendo las tasas de interés, pero podría evitar que sus contrapartes extranjeras sigan como sus monedas trepan contra el dólar.

"Los banqueros centrales prestarán más atención a las monedas y establecerán la política monetaria", dijo Ray Dalio, fundador y cofundador de inversión de Bridgewater Associates LP, en un panel de Davos presentado el viernes por Francine Lacqua, de Bloomberg Television. "Por lo general, es crecimiento e inflación, pero el crecimiento, la inflación y la moneda serán el factor en el próximo año".

Cabe destacar que este jueves en Chile el dólar cayó de la barrera sicológica de los $600, y alcanzó su nivel más bajo desde noviembre de 2014. Desde equipos de estudios como el del BBVA ya han señalado la posibilidad de que el Banco Central de Chile intervenga de seguir cayendo la divisa norteamericana.

¿Muy estable?

Mientras Mnuchin comentaba el miércoles que el dólar débil era bueno para el comercio de EE. UU., Enviando al dólar a un mínimo de tres años, en medio de temores de que los EE. UU. estuvieran avivando una guerra comercial y dispuestos a usar la moneda para ganar la disputa.

Para esa noche, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, decía "tenemos un dólar muy estable". El jueves, Mnuchin dijo que había sido "consecuente" con la sólida política de dólares de Estados Unidos, y horas después Trump dijo a CNBC que "el dólar va a ser cada vez más fuerte" y que quería ver una moneda robusta.

En tanto que el presidente Trump sacó el dólar de la alfombra, los comentarios de Mnuchin pueden dejar una marca duradera. El dólar es más débil frente a todas sus principales contrapartes esta semana, el Bloomberg Dollar Spot Index cayó un 1,5 por ciento y en una racha de siete caídas semanales consecutivas, y el JPMorgan Global FX Volatility Index subió al más alto desde el 2 de octubre. movimientos también provocaron una reacción en cadena a través de los mercados de materias primas, acciones y bonos.

Las intervenciones verbales provocaron fuertes reproches por parte de los legisladores, incluido el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y otros que destacaron un acuerdo existente entre las naciones del G-20 para no afectar sus monedas.

"Hemos visto mucha volatilidad creada recientemente por diferentes declaraciones, creo que no es útil", dijo el fabricante de políticas del BCE, Benoit Coeure, en el panel de Bloomberg. "Cualquier discusión sobre el tipo de cambio debería enviarse nuevamente a su lugar, es decir, a los organismos multilaterales".

El nerviosismo en los mercados de divisas significa que los legisladores deberán caminar con cautela, dijo Min Zhu, presidente del Instituto Nacional de Investigación Financiera en Beijing y ex subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional.

"Es confuso", dijo. "No creo que sea una guerra de divisas, pero las autoridades deben ser muy cuidadosas".

Mnuchin está en lo correcto al decir que un dólar más débil debería impulsar el comercio, algo que ayudaría a Trump a lograr su objetivo de impulsar el crecimiento económico de los EE.UU. por encima del 3 por ciento anual.

Para la Fed, una caída de la moneda podría aumentar los costos de importación y así ayudar a su lucha para elevar la inflación a su objetivo del 2 por ciento.

"La Fed verá el dólar débil como una señal de condiciones financieras fáciles y una luz verde para mantener la política monetaria restrictiva", dijeron Aditya Bhave y Ethan Harris, economistas de Bank of America Corp., en un informe publicado el viernes.

Sin embargo, si la caída se vuelve desordenada, la intensificación de las presiones inflacionarias podría obligar al banco central a elevar las tasas más rápido de lo que desearía. También deberían subir los rendimientos de los bonos a largo plazo, lo que podría desacelerar la economía y hacer que sea más costoso financiar los crecientes déficits presupuestarios de la nación.
Efecto de derrame

En cuanto a los bancos centrales en otras partes, el aumento de las monedas podría debilitar la inflación y las exportaciones en sus economías en un momento en que muchos esperaban seguir a la Fed para comenzar a normalizar la política monetaria. Los tipos de cambio del euro y la libra esterlina se encuentran entre los que han ganado en la primera parte de 2018.

"Para los bancos centrales de mercados desarrollados no estadounidenses, la caída del dólar ha complicado los planes de salida de la acomodación monetaria", escribieron los economistas del Bank of America.

Añadieron que la caída del dólar también amenaza con un ajuste excesivo de las condiciones financieras en China y podría retrasar las alzas de tasas en algunas economías de América Latina.

Por ahora, los responsables políticos de la zona del euro, incluido Draghi, apuntan a la mejora de las perspectivas económicas de la región como fuente de fortaleza de la moneda única. El canciller del Tesoro de Estados Unidos, Philip Hammond, también dijo a Bloomberg el jueves que está "muy contento" con la ubicación de la libra. El gobernador del Banco de Inglaterra Mark Carney no ha comentado recientemente.

"Prefiero no hablar sobre las monedas en absoluto, excepto tal vez para interpretar sus movimientos", dijo el viernes el gobernador del Banco de Canadá, Stephen Poloz. "Los tipos de cambio son lo que son. Las empresas los toman en cuenta, los banqueros centrales los toman en cuenta ".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV