viernes, 24 de mayo de 2019 Actualizado a las 20:36

Cuestionado holding médico está en pleno proceso por vender el control de su red de clínicas

¿Conflictos de interés? Masvida saca a asesor clave del directorio por vínculos con probable comprador de clínicas

por 27 febrero, 2018

¿Conflictos de interés? Masvida saca a asesor clave del directorio por vínculos con probable comprador de clínicas
En medio del proceso de venta de las clínicas del malogrado holding de Médicos, la figura de Mario Rojas ha levantado sospechas por su doble rol como asesor clave del directorio de Masvida, siendo también un estrecho colaborador de la familia Imschenetzky, dueña del casino Marina del Sol, desde donde –sin historial en el rubro de la salud– habrían presentado la mejor oferta para hacerse del control de tales activos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Masvida se encuentra en pleno proceso por vender el control de su red de clínicas. Habiendo superado su reorganización judicial, desde enero de este año que el holding de médicos se halla concentrado en enajenar estos activos, los únicos que le quedan luego de haber vendido la cartera de su isapre.

Sin embargo, el proceso, como en todo el caso Masvida, no ha sido fácil. El directorio presidido por David Medina dejó fuera de la negociación a Mario Rojas, abogado que, con la salida de Claudio Santander del conglomerado, se ha transformado en un estrecho asesor para la compañía.

Rojas lideró el proceso de reorganización, la búsqueda de socios estratégicos, así como otras presentaciones legales que ha hecho la compañía por la polémica venta de cartera de la isapre. El año pasado presentó querellas por estafa, apropiación indebida y extorsión en contra de quienes resulten responsables por lo devenido de la venta de dicha cartera, en torno a $8 mil millones a Nexus, hoy dueños de la Nueva Masvida.

Esta vez, habiendo recibido tres ofertas por el control de su red de clínicas, Masvida le dio exclusividad a Inversiones Valmar, sociedad vinculada a la familia Imschenetzky, dueña del casino Marina del Sol, del cual Mario Rojas es director y representante legal.

La oferta generó ruido, considerando que Valmar no tiene historial en la industria de la salud, pero principalmente por la doble militancia de Rojas.

El hecho provocó una serie de sospechas en quienes han atestiguado el caso. “El conflicto ya se produjo, en toda la etapa previa a la adjudicación o aceptación de una oferta y, ciertamente, no se soluciona por o con el cambio de caras durante la etapa de negociación de los acuerdos”, sostiene una fuente.

“Resulta evidente que el señor Rojas ha carecido de la independencia necesaria para conducir un proceso de licitación de la red de clínicas de Empresas Masvida, si como resultado del mismo se le estaría adjudicando a un oferente que, tanto en el pasado como en el presente, se encuentra fuertemente vinculado al principal asesor de ese directorio”, agrega.

En el directorio de Clínica Universitaria de Concepción, una de las más importantes que componen la red de Masvida, es director Enzo Queirolo, quien a su vez es socio de Rojas en el estudio de abogados Rojas & Cía.

Estas dudas han generado interrogantes respecto a por qué los accionistas no han sido los encargados de elegir al que se le venderá el control de las clínicas, sino el directorio. Esto, pues algunos conocedores del caso sostienen que el órgano soberano para decidir una transacción por el 50% o más de esta red de clínicas, es la Junta Extraordinaria de Accionistas y no su directorio, como lo establece la Ley sobre Sociedades Anónimas.

La salida de Rojas

Consultado David Medina, presidente de Empresas Masvida, explicó que Rojas salió del proceso de venta de las clínicas una vez iniciado el due diligence con Inversiones Valmar, contratándose los servicios del bufete Guerrero Olivos

Más allá del vínculo de Rojas con la familia Imschenetzky, Medina afirmó que fue el directorio el que se acercó a dicha sociedad con tal de buscar inversionistas. “Queríamos saber quiénes estarían interesados y el directorio autorizó que conversáramos directamente con Imschenetzky padre para trabajar en una propuesta (…). Mario Rojas, cuando supo de estas conversaciones, dijo que tenía conflictos de interés”, indicó.

La elección por Valmar, según Medina, se explica por los resultados que arrojó un análisis hecho por la consultora PKF, la cual evaluó la calidad de las tres ofertas recibidas.

El precedente de Victoriano Cerda

Los conflictos de interés en Masvida no son temas nuevos.

Comentada fue la figura de Victoriano Cerda cuando la isapre estaba en medio de su crisis financiera y que terminó resolviéndose con la absorción de Óptima, de la cual Cerda era accionista.

Esto porque, bajo las sombras, el abogado ocupó una doble militancia como accionista de la ex Ferrosalud y asesor del ex directorio que presidía Claudio Santander, asistiendo incluso a reuniones con la Superintendencia de Salud en nombre de la colapsada isapre.

Cerda también es conocido por haber sido presidente de Huachipato, club deportivo que hoy es presidido por Marcelo Pesce, socio de Cerda en Hema, la sociedad que intermedió convenios millonarios entre Masvida y Cruz Verde.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV