lunes, 17 de diciembre de 2018 Actualizado a las 02:46

Hoy Encuesta de Expectativas del BC elevó proyección de crecimiento a 3,5% este año

Viento de cola de la economía para Piñera comenzaría a desinflarse en mayo

por 12 marzo, 2018

Viento de cola de la economía para Piñera comenzaría a desinflarse en mayo
BBVA dice que será un "desafío de mantener las buenas cifras" para el Gobierno. El equipo de estudios del banco señala que la mejora en confianzas y ajuste al alza en expectativas de crecimiento "contrasta con aún alguna debilidad del mercado laboral y persistentes holguras de capacidad", por lo que el verdadero test para ver la mano de este gobierno llegaría en mayo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El viento de cola con el que llegó el Presidente Sebastián Piñera a la Moneda estaría empezando a apaciguarse.

Eso es lo que señala un informe difundido este lunes por el equipo de estudios del BBVA, que apunta a que para los próximos 3 meses, "si bien vemos cierto valor en el empinamiento de las curvas, sujeto a la materialización de expectativas en mejores cifras de actividad y en una depreciación del peso", alertan que "ambos factores tienen aún alta incertidumbre".

En ese sentido, señalan que será un "desafío de mantener las buenas cifras" para el Gobierno entrante, que asumió este recién pasado domingo.

Cabe destacar que este lunes el Banco Central publicó su encuesta mensual de expectativas económicas, donde los expertos consultados apuestan por un crecimiento de 3,5% para este 2018, por encima del 3,3% proyectado anteriormente.

Desde el BBVA señalan también que a la incertidumbre con la que avisoran este periodo posterior a mayo, "se suma también un riesgo a la baja debido al flujo de compra de bonos locales por parte de las AFP, ante una menor rentabilidad en pesos de los fondos riesgosos".

Añaden que el "flujo de cotizantes de AFP hacia fondos más conservadores podría mantener presionadas las tasas largas a nivel local. La menor rentabilidad relativa en pesos de los fondos riesgosos, por un ajuste mayor en los mercados bursátiles, y la baja tenencia de bonos soberanos locales por parte de las AFP respecto a su participación histórica, podrían sostener este flujo de compra en la parte larga".

Destacan que el flujo de capitales hacia países emergentes de Latinoamérica y Chile "se detuvo posterior al ajuste bursátil reciente, incluso con salida de capitales de renta fija local. Sin embargo, en las últimas semanas el flujo ha vuelto, tanto en equity como en renta fija. Más allá de la volatilidad, las posiciones cambiarias offshore no han jugado un rol relevante en este ajuste, manteniendo una baja exposición al peso. Con todo, la debilidad global del dólar y el alto precio del cobre siguen presionado a la baja el peso chileno, no sólo frente al dólar sino que también a nivel multilateral, dejando al Tipo de Cambio Real en niveles similares a últimas intervenciones cambiarias".

En cuanto a la mejora en confianzas y ajuste al alza en expectativas de crecimiento, aluden a que "contrasta con aún alguna debilidad del mercado laboral y persistentes holguras de capacidad. Si bien veríamos tasas de crecimiento elevadas en 1T18, por favorables bases de comparación y recuperación de producción minera, el verdadero test para las expectativas vendría a partir del mes de mayo cuando estos factores no estarán presentes".

Insisten, como lo han venido indicando en el último tiempo, de que el mercado laboral "continúa débil, con nula creación de empleo asalariado privado, y sustentado en creación de empleo público, el que debería replegarse durante el año".

Respecto a la decisión que tomará el Banco Central la próxima semana y hacia el futuro, indican que "no vemos valor en la parte corta, en línea con una mantención prolongada de la Tasa de Política Monetaria". A eso suman los "riesgos desinflacionarios del peso que podrían retrasar nuevamente la convergencia de la inflación durante el año".

El equipo liderado por Jorge Selaive añade además que las tasas externas "han aumentado en lo más reciente, luego de que el mercado comienza a internalizar con mayor fuerza las buenas cifras del mercado laboral y a prever mayor inflación en los próximos meses. Se mantiene una alta volatilidad en mercados financieros respecto a un posible cambio de ritmo de aumento de tasas (de la Reserva Federal) y su efecto en el precio de activos".

En ese sentido, esperan que la FED registre 4 alzas este año y dos en 2019, llegando a 3% en los próximos meses.

Concluyen señalando que "la persistente apreciación del peso, sumada a las holguras que deja ver el mercado laboral, con mayor dinamismo de la oferta de trabajo y desaceleración de las remuneraciones, dibujan un escenario de acotadas presiones inflacionarias". Ante eso, ven una curva de corto plazo "plana, sin alzas de la TPM en el año, muy atentos a la persistencia del 'weak dollar".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV