viernes, 7 de octubre de 2022 Actualizado a las 14:57

MERCADOS

No llores por mí Argentina: su economía parece no superar el trauma y solicitaría rescate por US$30 mil millones al FMI

por 9 mayo, 2018

No llores por mí Argentina: su economía parece no superar el trauma y solicitaría rescate por US$30 mil millones al FMI
El Presidente Macri anunció la medida que volverá a acercar a los trasandinos a la entidad internacional, ante el fuerte debilitamiento del peso argentino que llevó al banco central a elevar bruscamente su tasa de referencia en tres ocasiones en 10 días hasta el 40%, la más alta entre las principales economías del mundo. La moneda se ha desplomado más de 18% este año, arrastrando activos como bonos o acciones. Ministro de Hacienda señaló que la línea de crédito del FMI es la opción menos costosa, aunque aparecen críticas y viejos miedos. Los últimos giros de dinero del FMI para el vecino país fueron en 2003, posterior a la profunda crisis de los trasandinos, cuando tuvieron 5 presidentes en 11 días.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En un evento que puede parecer traumático por despertar viejos fanstasmas, este martes Argentina comenzó lo que debería ser el camino para volver a solicitar un rescate a al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El hecho fue confirmado en un discurso por el presidente de la nación vecina, Mauricio Macri -la jornada de ayer-, ante el fuerte debilitamiento del peso argentino que llevó al banco central trasandino a elevar bruscamente su tasa de referencia en tres ocasiones en 10 días hasta el 40%, la más alta de las economías del mundo. La moneda se ha desplomado más de 18% este año, arrastrando activos como bonos o acciones.

"El problema que tenemos es que somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo, producto del enorme gasto público que heredamos y que estamos ordenando. Frente a esta nueva situación  y de manera preventiva, he decidido iniciar conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para que nos otorgue una línea de apoyo financiero", indicó Macri en su mensaje.

Agregó que "el único camino posible para salir del estancamiento buscando siempre evitar una gran crisis económica que no haría retroceder y dañaría a todos. Para esto implementamos una política económica gradualista que busca equilibrar el desastre que dejaron en nuestras cuentas publicas, cuidando los sectores vulnerables y al mismo tiempo creciendo, generando así mas empleo y desarrollo".

El presidente no indicó en la instancia cuánto dinero solicitará la nación vecina, pero de acuerdo a Bloomberg, una persona con conocimiento directo de las conversaciones dijo que los funcionarios están buscando una línea de crédito por unos US$30 mil millones.

El ministro de Hacienda argentino, Nicolas Dujovne, encabeza la delegación que voló este mismo martes en la noche a Washington para comenzar los diálogos con el FMI. El propio secretario señaló ante esto que "el FMI es el financiamiento más barato que tenemos disponible". La propia entidad indicó en un comunicado que las conversaciones ayudarán a fortalecer la economía de Argentina "en poco tiempo".

Cabe destacar que todo esto ocurre en un contexto donde otros mercados emergentes han comenzado a sentir la fatiga del aumento de tasas en EE.UU., que ha elevado los rendimientos para los prestamistas de alto grado al máximo en relación con los bonos del Tesoro estadounidense, desde el último ciclo de aumento de tasas.

Entre consenso, críticas y temores

De inmediato tras el anuncio de Macri, los economistas argentinos reaccionaron a esta nueva visita al FMI de Argentina, que volverá a solicitar un rescate tras el último préstamo realizado por la entidad en 2003, aún en medio de la crisis que en 2001 decantó en que en Argentina hubieran 5 presidente en 11 días.

A través de las redes sociales, los especialistas no tardaron en compartir sus opiniones.

El economista y ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, fue uno de los primeros en reaccionar a las palabras del presidente: “Ir al FMI muestra que se busca la credibilidad perdida, fuera del país. Es un paso atrás. Atención a las condicionalidades. No se trabajó de manera preventiva con otros multilaterales como Banco Mundial o BID. Oportunidad perdida”.

El economista y ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen reaccionó de manera positiva: “Bien el anuncio del Presidente de iniciar una negociación. Pero es un proceso, Lagarde no decide. Es un proceso de negociación primero con el staff, y cuando hay preacuerdo Lagarde lo eleva al Directorio para su aprobación (o no)”.

Segundos más tarde agregó: “Bien el discurso, pero deja un sabor amargo: muestra la incapacidad del país para autolimitarse incluso ante situaciones extremas como en estos días. Falta liderazgo político para explicar y liderar un imprescindible ajuste”.

El economista Miguel Kiguel también opinó en línea con sus colegas: “La línea de crédito del FMI es la opción menos costosa para el crecimiento de la Argentina. Va ayudar a bajar el riesgo país, permitir acceso al crédito para las PPPs”.

“Siempre supimos que el talón de Aquiles del gradualismo era la dependencia del financiamiento externo. Ante un frenazo de ese fondeo la pregunta era cual iba a ser el plan B. Brusco ajuste fiscal o el FMI. Ahora sabemos la respuesta”, agregó.

Muy crítico con la decisión, José Luis Espert la calificó como "el fracaso del gradualismo". Por su parte, el economista Fausto Spotorno solo escribió "Tweet clave!", al citar los dichos de Nielsen.



El ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, se refirió a "analgésicos para intentar calmar mercados. Ajuste. Errores de diagnóstico y de políticas", añadiendo que "en todo sentido 'pan' para hoy HAMBRE para mañana".

Tiemblan las empresas pequeñas en Argentina

Cuente a las empresas más pequeñas de Argentina entre las víctimas de los tres sorpresivos aumentos de tasas de interés que están repercutiendo en toda la economía, señaló Federico Mac Dougall de First Corporate Finance Advisors SA.

Mac Dougall, el jefe de reestructuración de la empresa con sede en Buenos Aires, dijo que el número de empresas en dificultades que buscan su asesoría se ha triplicado este año y ha aumentado a niveles que no ha visto desde el 2003 después del incumplimiento soberano de Argentina. Y lo peor está por llegar después de que el banco central elevara la tasa clave a un récord mundial del 40 por ciento en tres intervenciones en 10 días para limitar una venta masiva del peso.

"Puede que ese nivel de tasas de interés detenga la fortaleza del dólar momentáneamente, pero golpea severamente a las pequeñas y medianas empresas, destruyendo su capacidad para operar", dijo Mac Dougall por teléfono. "Esta tasa es intolerable durante más de un mes", añadió.

Las empresas que dependen del crédito para pagar salarios mensuales y otros gastos sienten de inmediato el impacto de las tasas más altas.

Muchas de ellas deberán buscar una reestructuración rápida de deuda para sobrevivir, dijo Mac Dougall, quien identificó entre los sectores más afectados a los textiles, productos básicos de consumo, producción industrial y transporte.

¿Y las chilenas?

Además de los anuncios del FMI, las empresas chilenas se están viendo afectadas por una fuerte depreciación del peso argentino y por el alza de tasas en el país vecino. Los analistas ya han pronosticado un escenario complejo después del alza de tasas históricas con miras a estabilizar la moneda. El anuncio de Macri también pone el foco en estabilizar la economía.

Marcelo Catalán, jefe de Equity Research de BCI Corredora de Bolsa, explica que las empresas de consumo allende Los Andes, como Cencosud y Falabella, se verán afectadas por la devaluación cambiaria, sobre todo cuando les toque traer a pesos chilenos sus ingresos provenientes del país vecino. Pero es sin duda la empresa de Paulmann la más expuesta, pues suma riesgos en otros mercados, como Brasil.

"No es posible saber el desenlace de la depreciación de moneda, de la tasa final de crecimiento de Argentina y de la inflación. Todo es incierto y la alzas de tasas junto con la depreciación significativa es, sin duda, el mayor impacto para empresas chilenas que operan en ese mercado. A todas las firmas les va a afectar, pero el impacto es menor sobre Falabella o Latam, que tienen menores flujos en ese mercados, que sobre Andina o Cencosud", explicó el analista.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV