miércoles, 20 de enero de 2021 Actualizado a las 11:13

OPINIÓN

Autor Imagen

¡El equipo, viejo, el equipo!

por 2 agosto, 2018

¡El equipo, viejo, el equipo!
Las pymes son ineficientes por definición. Ocupan poca tecnología, la innovación es personal, repiten lo que hicieron el año pasado, no existe investigación, el propietario se encuentra cansado, administra sobre la base del gasto, se limitan a mencionar las oportunidades y no en cómo financiarlas, porque su mente no está en el capital externo, debido a que quiere ser el "dueño del perro".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es habitual que todos en el mundo empresarial, sea el sector privado o de lo que tanto se habla hoy, de las alianzas público-privadas, donde el foco de los discursos son las pymes, nos llenamos la boca hablando de la importancia de ellas, cuando lo que no vemos es la rotación de pymes y su corta vida. Son pocas, casi inexistentes, las que son adquiridas por compañías competidoras o complementarias. Muchas desaparecen y, como son pymes, pocos se dan cuenta o se puede argumentar que se cerró debido a un sinnúmero de "problemas de mercado".

Analicemos un poco esto de "problemas de mercado".

Las pymes son ineficientes por definición. Ocupan poca tecnología, la innovación es personal, repiten lo que hicieron el año pasado, no existe investigación, el propietario se encuentra cansado, administra sobre la base del gasto, se limitan a mencionar las oportunidades y no en cómo financiarlas, porque su mente no está en el capital externo, debido a que quiere ser el "dueño del perro".

En primer lugar, debo hablarles de la importancia de pensar fuera de la caja, es decir, "out of the box". El empresario es el alma de una pyme, en Chile y en Camerún, pero ese liderazgo no implica que se las sabe todas. Por eso mi primera recomendación es tener una instancia de directorio en gestión (énfasis en "gestión"), algún comité ejecutivo donde se encuentren presentes los perfiles o mentalidades de dueños, administradores, asesores con experiencia en mejoras de gestión para defender el negocio actual, profesionales de la innovación con incentivos puestos en el crecimiento y largo plazo (basta de honorarios por asistencia), mentes jóvenes con aplicación en tecnologías escalables y uso de redes sociales y ojalá alguien que no tenga idea del negocio actual, pero que sí conozca cómo funciona un modelo de propuesta de valor al mejor estilo "Canvas", donde el foco sea el valor estratégico, la consistencia de los ingresos y gastos recurrentes.

El punto de partida es el equipo de trabajo interno y externo, donde las visiones ojalá se desafíen para crear valor. La innovación es la clave en las pymes competitivas. Por eso, es absolutamente necesario que el accionista controlador o dueño y la estructura de  gerentes, muchos o pocos, no se confundan, porque en esta línea, siempre primará el criterio del dueño.

Los talentos son claves y más aun es retenerlos. Forme el equipo de trabajo mejor que pueda pagar, y si esto al dueño le duele económicamente, es porque realmente está comprometido con el plan de trabajo de largo plazo de su empresa. He conocido empresas con facturaciones que superan los $ 10 mil millones, donde la estructura organizacional antes mencionada solamente está en el Plan Estratégico comunicado, pero jamás bien implementado. La razón es una sola: el peso especifico que juegan los dueños sobre todas las decisiones, ya sean directas o indirectas.

Vuelvo a advertir sobre la importancia de un buen equipo de trabajo. La razón también es una sola: solo ellos se atreven a ser el contrapeso intelectual, anímico y de experticia a los señores que todo lo saben. Al transferir confianza en lo comercial (precios, canales, reclutamiento, estrategias), en producción (abastecimiento, costos, inversión, tecnología), relaciones con el medio (posicionamiento en la comunidad), redes sociales (vinculación con millones de potenciales clientes), estaremos dando un paso importante en hacer de nuestras pymes un lugar más seguro para sus empleados y familias, para sus clientes y proveedores y finalmente para la rentabilidad del capital invertido de los accionistas.

Esta fórmula es dar vuelta el "ciclo de la vida de una pyme", primero ellos, después nosotros. Amigos de Dr. Company, que el tener buenos equipos de trabajo siempre sea un buen dolor para su empresa. Hágame caso, si está buscando un empleado de nivel gerencial, contrate al que no siempre le cayó bien, porque ese probablemente es el mejor…

En columna anterior hablé de "autoprovocarse". ¡El Equipo, querido, el equipo!

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV