lunes, 14 de octubre de 2019 Actualizado a las 02:21

Análisis de mercado de materias primas: el oro se mantiene por la aversión al riesgo mientras el crudo se debilita

por 31 enero, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Casi todos los mercados financieros más importantes fueron contra las tendencias actuales durante la última semana, y esto derivó en una alta volatilidad e incertidumbre sobre el rumbo a tomar en el corto plazo. Las preocupaciones por la desaceleración de los mercados emergentes intensificaron la aversión al riesgo cuando los inversores todavía están buscando los temas de negociación para 2014. Esta aversión generó el debilitamiento del dólar, también provocado por la compra del yen mientras se reducían las posiciones cortas sobreextendidas. La caída de las acciones y divisas de los mercados emergentes se extendió a algunos de los mercados de valores más importantes, con la debacle del S&P 500 por segunda semana consecutiva. Esto estimuló a los mercados de bonos con una caída de los rendimientos de los bonos a 10 años del gobierno de los Estados Unidos a su mínimo en dos meses.

Estos acontecimientos favorecieron a los inversores de oro, mientras se recuperaba tanto el metal físico como las acciones en minas de oro, las materias primas que dependen del crecimiento, como los metales industriales, sufrieron caídas. El precio del crudo Brent también luchó por sostenerse, mientras que el sector energético estadounidense resultó inmune a estos sucesos potencialmente negativos, ya que el centro de atención fueron los problemas internos de los Estados Unidos, como el aumento de la capacidad del oleoducto del Medio Oeste estadounidense al Golfo de México (crudo WTI positivo), junto con los vientos invernales helados que sostuvieron el combustible para calefacción (ULSD) y, en especial, el gas natural.

Es la segunda semana que el gas natural (NGG4) ha sido el commoditie con mejor rendimiento, con un salto a casi 5 dólares la termia, nivel que fue tanteado pero no pudo superarse en algunos intentos en 2010 y 2011. Este invierno más frío que lo habitual en los EE.UU. provocó un aumento de la demanda del gas, al punto que los niveles de inventario bajaron a su mínimo desde 2005. Las cavernas subterráneas de los Estados Unidos tienen alrededor de 68,6 millones de metros cúbicos, lo que representa un 12% por debajo del promedio de cinco años. Cada extracción semanal desde ahora y hasta finalizar la temporada a fines de marzo podría bajar los niveles de inventario a rangos preocupantes, lo que proporcionó un fuerte sostén en las últimas semanas. El impulso alcista se mantiene firme, pero un cambio repentino en el tiempo podría desencadenar una significativa toma de ganancias.

El crudo Brent (LCOH4) registró rendimientos inferiores respecto al WTI, lo que llevó a que el arbitraje entre los dos referenciales mundiales cayera por debajo de los 10 dólares por primera vez desde noviembre pasado. El aumento de la oferta de Libia y un potencial enlentecimiento en China empujan a la baja al Brent, mientras que el WTI se ve impulsado porque TransCanada Corp abrió el tramo sur del oleoducto Keystone XL, cuya capacidad es de 300 mil barriles por día. Se prevé que esto alivie el exceso de oferta en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos de futuros del WTI que operan en Nueva York. Al igual que el gas natural, la demanda de combustible para calefacción también se ha elevado debido a las bajas temperaturas que están azotando a la Costa Este de los Estados Unidos. Una vez que el clima vuelva a normalizarse, se prevé un nuevo debilitamiento del Brent debido a la gran oferta del aumento continuo de la producción de petróleo de esquistos bituminosos. Aumentará la resistencia a medida que se acerque a los 100 dólares, en donde la línea de tendencia desde el máximo de agosto (98,25) y la media móvil de 200 días (99,00) tienen el potencial de detener el repunte actual.

Por otro lado, el cacao (CCH4) fluctuó entre los máximos vistos en diciembre último, luego de haber experimentado el mayor salto en 16 meses, y quedó sostenido por la mayor actividad económica en Europa (consume más chocolate en el mundo), junto con un informe sobre la industria que señala una importante caída en los inventarios mundiales. Un informe de la Organización Internacional del Cacao muestra una caída anual de 17% en las reservas mundiales, y los pronósticos actuales apuntaban a un déficit en la oferta en los próximos dos años. Este panorama estuvo apuntalando el precio del cacao desde el último verano, y existe un potencial aumento considerando que el precio actual aún está un 25% por debajo del último pico en 2011.

El cobre (HGH4) cayó por cuarta semana consecutiva luego de que la actividad industrial china descendiera por primera vez en seis meses, y que los reguladores intensificaran los controles de posibles riesgos crediticios en determinados sectores. La caída fue algo amortiguada por una reducción continua en los inventarios que se tenían en los depósitos monitoreados por la Bolsa de Metales de Londres. Las reservas cayeron durante 20 semanas consecutivas hasta el mínimo del año. El precio se mantiene dentro del rango de los 3,15 a 3,40 dólares por libra, pero las preocupaciones sobre la demanda de China, consumidor del 40% de la oferta mundial, debería mantener la atención en la caída en el corto plazo.

Por su parte, el oro (XAUUSD) continuó recuperándose y alcanzó el máximo de dos meses, siguiendo la mayor racha semanal desde septiembre de 2012. Resurgió la tenencia del metal dorado como una alternativa de inversión, ayudada por la caída simultánea del dólar, las acciones y el rendimiento de los bonos. La debilidad del mercado de valores que llevó a la compra de bonos ha tenido el mayor impacto desafiando al máximo en diciembre, 1.268 dólares por onza, y podría llevar al oro hacia la media móvil de 200 días, hoy en 1.318 por onza. La posesión total de los productos negociados en bolsa (ETP) no contribuyó a la recuperación, puesto que cayó 10 toneladas al mínimo desde 2009. Ya que la recuperación se desencadenó por una emergente aversión al riesgo y preocupaciones sobre una desaceleración del mercado, la plata se transformó en un reacio seguidor y se mantuvo en el rango, cuya resistencia en 20,64 dólares permaneció sin discusiones.

Por Ole S. Hansen, Analista Senior de Materias Primas de Saxo Bank

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

La bala

Envíada por Claudio Jiménez Rojas | 14 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV