miércoles, 29 de junio de 2022 Actualizado a las 05:17

Fondo minoritario acusa a Álvaro Saieh de fraude y busca frenar fusión CorpBanca-Itaú

por 1 abril, 2014

Fondo minoritario acusa a Álvaro Saieh de fraude y busca frenar fusión CorpBanca-Itaú
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El fondo minoritario presentó una demanda ante la Corte Federal de Nueva York, en la que acusa a Álvaro Saieh y su holding CorpGroup de fraude por la fusión con el banco brasileño. En la demanda, Cartica Capital afirma que se cometió "fraude en la orquestación y la ejecución de un acuerdo" para hacer efectiva la operación con la entidad brasileña.

La demanda incluye a CorpBanca, su accionista controlador CorpGroup y al dueño de éste, Álvaro Saieh, junto a directores de CorpBanca. También toca a su CEO Fernando Massú y su gerente de finanzas (CFO).

Cartica solicita a la Corte que declare a los demandados en violación de las disposiciones contra el fraude y los requisitos de divulgación de la Ley del Mercado de Valores de Estados Unidos de 1934. El objetivo es parar la fusión de Banco Itaú Chile – CorpBanca.

Cartica tiene un 3,22% de CorpBanca y hace ya semanas que viene presionando al directorio de dicha entidad para que detenga la operación. Alega que los términos benefician a Saieh en prejuicio de los minoritarios.

La demanda alega específicamente que Saieh cometió el fraude para extraer una parte controladora de su participación mayoritaria en CorpBanca, así como numerosos otros beneficios a corto y largo plazo que reciben él, sus cercanos y sus empresas privadas, en detrimento de todos los accionistas minoritarios.

Como parte de este "esquema fraudulento", Saieh y los otros acusados habrían incumplido con requisitos legales de divulgación (disclosure), como es requerido de los mayores inversionistas de una empresa que estén efectuando un cambio de control.

El documento alega que los demandados también aseguraron a los inversionistas que buscaban un acuerdo que garantizaba el máximo valor para los accionistas y beneficiaría a todos por igual. "En realidad, en lugar de actuar en consonancia con sus declaraciones, los demandados estaban negociando, diseñando y asegurando activamente una transacción que le da el control de CorpBanca a Itaú Unibanco, a cambio de una rica variedad de valiosos beneficios a corto y largo plazo que los recibe solamente Saieh y ningún otro accionista".

La demanda alega que la motivación de Saieh era parte de un plan de rescate financiero del Grupo Saieh, agobiado por la crisis de SMU y por problemas de liquidez del grupo controlador. Cartica afirma que, a lo largo del pasado año, Saieh y CorpGroup sufrieron pérdidas significativas derivadas de SMU, que a su vez perdió cerca de mil millones de dólares en 2013.

Cartica dice que los fracasos financieros de SMU a su vez contaminaron a CorpBanca, "llevando las calificaciones de crédito y precio de acciones del banco a la baja. En respuesta al espiral financiero de CorpGroup y SMU, Saieh, junto con los otros demandados, idearon un esquema fraudulento para recuperar las pérdidas de Saieh y volver a llenar las arcas de CorpGroup a través de la venta de CorpBanca".

Agrega que los acuerdos con Itaú dejan claro que "a través de un desfile de beneficios especiales no equitativos que correspondían sólo a Saieh y los otros demandados, efectivamente extrajo la prima por cambio de control que había prometido a los accionistas que no perseguiría, llevando a cabo el plan de rescate para Saieh, CorpGroup y SMU".

En la demanda, Cartica dice que Saieh utilizó la operación con Itaú "para darse una serie de beneficios que incluye, entre otros: cientos de millones de dólares en efectivo de la venta de acciones de CorpBanca Colombia; un préstamo por debajo del precio de mercado de casi mil millones de dólares, las opciones de compra que no guardan riesgo de pérdida, pero proporcionan un enorme potencial de ganancias en los próximos cinco años; dividendos en efectivo garantizados por CorpGroup en solitario por los próximos ocho años, los que llegarán a expensas del crecimiento del banco de la post-fusión y la restricción de su estructura de capital; ‘Tag-Along’, primera oferta y derechos de liquidez accionaria; el derecho a una parte en el futuro Itaú Unibanco en ciertos países de Latinoamérica; y un prestigioso trabajo para su hijo (Jorge Andrés) como Presidente del Directorio, luego de la fusión”.

La directora general de Cartica, Teresa Barger, explicó que "hemos llevado los actos fraudulentos de Álvaro Saieh, CorpGroup y CorpBanca ante un tribunal federal, ya que, junto con Itaú, han fracasado hasta ahora en aprovechar la oportunidad de ponerle fin de manera voluntaria a esta desastrosa operación y reemplazarla por una transacción que beneficie a todos los accionistas equitativamente".



"La acción de hoy, sin embargo, no es más que la primera de muchas que tenemos la intención de tomar para defender los derechos de los accionistas minoritarios, entre ellos responsabilizar a los Directores de CorpBanca por los daños que han causado y causarán a los accionistas minoritarios", concluyó Barger.

Esta tarde CorpBanca respondió a la demanda con el siguiente comunicado:

CorpBanca estima que la acción carece de fundamento, y hará valer sus puntos de vista en las instancias pertinentes. El banco cree firmemente que la transacción es beneficiosa para todos los accionistas por igual, y que la transacción, como fusión que es, permitirá a todos los accionistas participar de ésta en forma simétrica.

Es importante recalcar que la fusión que se objeta debe ser sometida a la aprobación de la junta de accionistas del banco con votos que deben incluir un porcentaje relevante de accionistas minoritarios, dentro de los cuales se encuentra Cartica. Sin embargo, la acción de Cartica procura sustraerse de la legislación y autoridades chilenas a las que el banco está sometido, y que tienen jurisdicción plena sobre éste. El actuar de Cartica tiene por objeto impedir que se efectúe la junta de accionistas del banco, que es el órgano soberano en esta materia de conformidad a la legislación chilena, y evitar que se cite a los accionistas para manifestar en ella su posición. Sin duda que una acción de esta naturaleza afecta la fusión, causando un perjuicio al banco y, con ello, a la totalidad de sus accionistas.

Fernando Massu
Gerente General

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV