miércoles, 25 de mayo de 2022 Actualizado a las 16:08

Álvaro Saieh está revirtiendo las fortunas de SMU y así curando el dolor de cabeza que desestabilizó a CorpBanca

por 19 marzo, 2015

Álvaro Saieh está revirtiendo las fortunas de SMU y así curando el dolor de cabeza que desestabilizó a CorpBanca
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Más rápido de lo anticipado, el plan de Álvaro Saieh para poner de pie a su cadena supermercadista SMU comienza a dar resultados. Tras ordenar la casa y obtener los recursos que le permitieron enfrentar la crisis financiera que sufría la compañía, hoy la empresa comienza a ver la luz al final del túnel con el ajuste en la gestión del negocio.

La debacle de SMU salpicó al banco y fue un factor en convencer a Saieh de que tenía que venderlo o fusionarlo para capear la crisis de liquidez que lo golpeó. Cabe recordar que este medio reveló en 2013 cómo CorpBanca triangulaba fondos para financiar la cadena supermercadista, en abierta violación del espíritu de la Ley General de Bancos. 

Ahora, pero luego de tres años de calvario, el empresario comienza a respirar más tranquilo. No hay que olvidar que el descalabro en SMU obligó a Saieh a inyectar US$ 300 millones de su patrimonio y lo forzó a vender activos. Además le hizo postergar la apertura en bolsa.

La mejora en SMU se suma al fuerte aumento en las utilidades de CorpBanca, lo que le confiere holgura y una flexibilidad que el grupo no tenía en años. 

La promesa de llegar a obtener utilidades netas antes de tres años aún no se cumple, pero el camino parece pavimentado para lograr dicho objetivo y dejar atrás los ejercicios negros del grupo.

En 2014 la compañía perdió $ 100.270 millones, con lo cual concretó su quinto año consecutivo perdiendo dinero. Sin embargo, los números rojos bajaron a menos de un quinto de lo obtenido en 2013 –cuando superaron los $ 531 mil millones–. De esta forma, aunque en cinco años la empresa acumula pérdidas por más de $ 757 mil millones, lo peor ya pasó y hay razones para ser optimista.

Según la información presentada por la compañía, en el 2014 el margen bruto fue de 25,6% de los ingresos, el mejor índice desde el año 2010, cuando empezaron las pérdidas netas anuales. Pero sube lento: en 2013 fue de 24,4% y en 2012 llegó a 23,65%. No son malos números considerando que empresas como Walmart  bordean el 26-27% en retail –principalmente supermercados–.

Influyó en ello la recuperación de los ingresos, los cuales subieron 3,4%, luego de la caída en las ventas registrada en 2013, todo esto pese a la disminución en los locales tras la resolución del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.

Al mismo tiempo, el plan para racionalizar costos y gastos está logrando resultados. Los gastos de distribución bajaron un 19,7% en doce meses, los costos de ventas subieron la mitad que los ingresos (1,7%) y los gastos de administración cayeron otro 10%.

¿Resultado? SMU rompió con el doloroso Ebitda negativo de 2013 y obtuvo un mejor margen Ebitda de 3,59%. El indicador revierte el negativo de 2013, supera el de 2011 y se acerca al 4,86% de 2012.

Con ello, Marcelo Galvez, gerente general de la cadena, comienza paulatinamente a cumplir sus promesas. El plan para 2014-2016 apuntaba a un 5% de margen Ebitda en menos de 3 años y el objetivo podría ser alcanzando en 2015, al igual que la meta de ganar dinero en el mismo período, aunque esto se ve más desafiante.



El optimismo, eso sí, está lejos de constituirse en liderazgo. Walmart en su negocio de retail, esencialmente supermercados, registraba un margen Ebitda de 8% a septiembre de 2014, y el de Cencosud, en su negocio de supermercados, fluctuaba al tercer trimestre de 2014 entre 5% y 6%.

No obstante, hay otras señales alentadoras de SMU: las ventas de locales equivalentes dieron saltos cuantitativos. En 2014 llegó a 5,7%, en línea e incluso en algunos casos mejor que algunos actores del mercado. La cifra asimismo más que duplica el rendimiento de 2013 y supera en cuatro veces al 2012. Junto con ello mejora sus rendimientos, aunque su aporte es marginal para el grueso del negocio que representa Chile.

En esa senda, Saieh podría comenzar a obtener la recompensa tras casi media década sufriendo los malos resultados producto de malas decisiones y gestión deficiente, como la propia compañía ha reconocido.

CorpGroup controla SMU y tiene como socio minoritario a Southern Cross, el fondo de private equity de Raúl Sotomayor y Norberto Norita que tiene alrededor de 15% de la empresa.

Tarea pendiente es el desarrollo del negocio de crédito con la tarjeta cuya propiedad comparte con CorpBanca, banco que tiene su propia batalla mientras se define si se concreta el polémico proceso de fusión con Itaú.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV