miércoles, 1 de febrero de 2023 Actualizado a las 09:26

Aumenta presión sobre SQM: Fiscalía podría sumar Cascadas a investigación y quiebre con PCS complica finanzas de Ponce

por 19 marzo, 2015

Aumenta presión sobre SQM: Fiscalía podría sumar Cascadas a investigación y quiebre con PCS complica finanzas de Ponce
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La tensión sobre SQM todavía no toca techo, al contrario, se supera día a día. La jornada para la minera no metálica partió turbulenta, tras conocerse la renuncia al directorio por parte de los ejecutivos elegidos por Potash Corp (PCS) –dueños del 30% de la compañía–, pero pareció intensificarse aún más con nuevos antecedentes que fortalecen las sospechas respecto de irregularidades tributarias por parte de la compañía, la cual podría tener implicancias por ahora insospechadas.

La bomba la puso The Clinic. Ayer reveló la existencia de más de 40 boletas emitidas por el contador Osvaldo Opazo y su esposa Marisol Toro por servicios que nunca habrían prestado a SQM. Su destino por ahora es desconocido, al igual que los montos, pero permiten presumir al Ministerio Público posibles actos de cohecho y apropiación indebida.

Opazo, siendo un hombre con estrechos lazos con Roberto Guzmán, no dejó indiferentes a otros actores que se enfrentan con Julio Ponce, presidente de SQM, en el marco del Caso Cascada. Gracias a este antecedente se abre la posibilidad de que la investigación dirigida por el Fiscal Nacional, Sabas Chahúan, requiera antecedentes respecto de las matrices de SQM y eventualmente se haga cargo, algo que ve con buenos ojos el grupo de querellantes contra Ponce en esta materia.

Dicho contador, pieza clave para que la Fiscalía incaute información contable de SQM, ayudó a Roberto Guzmán a constituir Silvestre Corporation, domiciliada en Islas Vírgenes, en 1999, tras un aporte de $500 millones de este último y apenas $10 mil de Opazo.

Guzmán, amigo cercano de Ponce, estuvo profundamente envuelto en el Caso Cascada. Fue multado con cerca de US$23 millones, al ser parte esencial de un complejo esquema de transacciones a través del cual la cascada –cuya propiedad es del presidente de SQM– defraudó a accionistas minoritarios, según la investigación de la SVS. Guzmán figuró con transacciones hechas a través de Silvestre y otras sociedades suyas, como Inversiones Jaipur e Inversiones del Parque, siendo calificadas como “vinculadas” al esquema ilícito detectado por el regulador, todos antecedentes que desde septiembre pasado tiene José Morales, fiscal a cargo del ámbito penal del caso Cascada.

Con este escenario, los querellantes en el caso Cascada ven posible el hecho de que Chahuán y compañía soliciten los antecedentes a Morales e, incluso, que pueda hacerse cargo de esta causa. De hecho, Mauricio Daza figura como acusador tanto en el Caso Penta/SQM como en el que involucra a las matrices de SQM. En este sentido, sostiene que “si es que uno constata que hay información relevante en cualquiera de estas investigaciones, la idea es poder hacer el cruce respectivo. Si aparecen antecedentes que vinculen a personas involucradas en el financiamiento ilegal de campañas políticas, y se encuentran en la carpeta del fiscal Morales, obviamente los pediremos. Y este es un buen indicio para hacerlo”, sostiene.

Daza representa a Ciudadano Inteligente en el caso que lidera Chahuán y a un accionista minoritario en el caso Cascada.

Otras fuentes al tanto de ambos procesos sostienen que, si bien el Ministerio Público está detrás de la información contable de SQM, considerando que el TC le prohibió la incautación de información sobre la sociedad y que eventualmente los antecedentes que la empresa entregó al SII podrían ser “parciales”, al no ser fruto de una incautación, el fiscal Carlos Gajardo podría hurgar en la cascada si es que ya no lo ha hecho, a pesar de que Morales no maneja información contable de las matrices de SQM.

“En el Caso Cascada perfectamente se puede recabar toda la información contable, que es algo que nunca se ha hecho. Morales no ha hecho estas diligencias y tampoco ha requerido antecedentes para revisar el destino del dinero obtenido por las cascadas. La forma de saberlo es a través de la contabilidad, pero esta información nunca se ha querido pedir”, sostiene esta fuente.

Otro ejecutivo vinculado a uno de los querellantes en el caso Cascada sostiene que por esto es que sería deseable que Chahuán y compañía tomen esta investigación. El proceso liderado por Morales es criticado por algunas partes por no haber una línea de investigación en la arista principal, que incluye querellas de información privilegiada y otras infracciones a la Ley de Valores. Ha habido avances en la arista sobre actas de directorio y ya hubo sobreseimientos en las acusaciones que involucraban a la SVS, pero no en lo esencial. De hecho, fuentes al tanto de este proceso vieron con extrañeza el reciente oficio de AFP Habitat en el cual ésta pedía levantar el secreto bancario de Ponce y el resto de los multados por la SVS, pues estas diligencias son las primeras que debería hacer la Fiscalía.

La crisis del directorio

Otro frente abierto que tienen SQM y su presidente, es la situación de su directorio. En la noche del martes renunciaron Wayne Brownlee, José María Eyzaguirre y Alejandro Montero, todos representantes de la canadiense PCS.

Como publicó ayer este medio, un informe reservado del bufete Shearman & Sterling aconsejó a la empresa elaborar un informe que detalle su vínculo respecto del caso Penta y enviárselo a la SEC, recomendación que fue descartada por Ponce y el resto de los directores elegidos por él.

Fue la gota que rebasó el vaso. Antes el Comité Ad Hoc que había constituido la compañía, justamente para hacer frente a esta coyuntura, contrató al conocido abogado Luis Ortiz para que dé su opinión jurídica respecto de la procedencia de entregar información contable a la Fiscalía. Este informe nunca se leyó en el directorio, a pesar de que estaba hecho, y en nombre de toda la mesa se contrató a Gabriel Zaliasnik, representante de Roberto Guzmán en el caso Cascada, cuyas conclusiones fueron contrarias a entregar la información a la Fiscalía.

La posición de Ponce y la de Patricio Contesse Fica –hijo del ex gerente general de SQM, Patricio Contesse González– podría ser predecible para algunos, sin embargo, contó con el beneplácito de otros ejecutivos conocidos en el mercado doméstico, como Hernán Büchi y Juan Antonio Guzmán, de sensibilidades políticas próximas a la UDI. Al respecto, un cercano a SQM sostiene que aquello no es de extrañar: “Ellos son muy ‘aclanados’, Büchi, Guzmán y Ponce no son amigos recientes, tienen una amistad que viene desde la dictadura. Actúan como si fueran uno”.

Como sea, la salida de los representantes de PCS gatillará una renovación total del directorio, una puja que enfrentará nuevamente a Ponce con las AFP y otros accionistas minoritarios, algunos de los cuales ven este contexto como un caldo de cultivo para demandas en contra de la empresa. Hoy es posible que los canadienses presenten acciones legales. Es más, un bufete en EE.UU. está haciendo noticia por informar que está evaluando estos hechos, queriendo captar el interés de potenciales clientes.

La luz de alerta en las bolsas y SVS, y el bolsillo de Ponce

En el mercado las instituciones ya están actuando en lo que les compete frente a la coyuntura de SQM. El papel cayó 17%, llegó a contraerse más de un 20% y cuando bajaba un 12,5% fue suspendido por la Bolsa de Santiago, la cual le pidió explicaciones a la empresa. La respuesta llegó por parte del recién asumido gerente general Patricio de Solminihac, quien justificó la baja por la salida de los tres directores de PCS.

La acción transó un tercio de todo lo que ayer movió la rueda: $28 mil millones de $94 mil millones transados, lo cual habría motivado a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) a tomar cartas en el asunto, oficiando a la sociedad, según sostienen fuentes informadas.

Sin embargo, más allá de estas diligencias hay algo que preocupa al presidente de Soquimich, pues las deudas de la cascada se garantizan con títulos de SQM. En el caso de Calichera, el ratio es de 3 a 1, mientras que Oro Blanco 2 a 1. En la medida que el papel cae, el empresario debe salir al mercado a comprar acciones de SQM y restituir las garantías de sus créditos.

Este factor motivó sus reclamos contra minoritarios, especialmente la administradora de fondos Moneda, en plena pelea por las cascadas, es decir, todo el período previo a la sanción de la SVS. En la medida que había más ruido, la acción de SQM caía, resintiéndose la situación financiera de Ponce, lo que a su juicio respondía a una “campaña orquestada” para fusionar las matrices de SQM, una tesis que José Morales descartó.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV