sábado, 4 de diciembre de 2021 Actualizado a las 20:23

Autor Imagen

Opinión: La incertidumbre del mercado frente a la Fed y el probable retorno de Bachelet a La Moneda

por 16 noviembre, 2013

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hay un grado de incertidumbre creciente en los inversionistas locales en vísperas de elecciones presidenciales y parlamentarias con los ojos del mercado mirando de cerca las propuestas de los candidatos, en un entorno de máximos históricos o interanuales de varias bolsas en el mundo. Ante este escenario, es importante revisar las perspectivas de los principales activos de un portafolio global.

Por el lado de las bolsas internacionales, tenemos a Estados Unidos en un nivel históricamente alto y con una tendencia de mediano y largo plazo alcista. Mirando el índice en una perspectiva de años, hay que tener en cuenta que el indicador rompió un nivel muy importante en torno a los 1.550 en abril / mayo de este año y “sólo” ha subido un 15% desde ese quiebre considerando que los movimientos internanuales del índice son de 30% o más. Un factor de riesgo a considerar en el corto plazo dentro de esta tendencia alcista de largo plazo es que la última subida interanual, es decir , la que corre desde la crisis del 2008, ha sido con un volumen decreciente (alrededor de 40% menos que la última subida del 2003 al 2007) y esto, desde una perspectiva histórica, no es sostenible en el tiempo. No podemos predecir qué va a pasar, pero en caso de haber una corrección, se pueden presentar oportunidades de compra en torno a los 1.700 puntos o menos. Varios “insiders” en Estados Unidos, es decir, personas que participan directamente en la gestión o propiedad de las empresas en Estados Unidos, han realizado ventas muy superiores a las compras en estas últimas 2 a 3 semanas.

Si miramos la renta variable en el mundo medida por el indicador ACWI (All Country World Index) que incluye tanto a mercados emergentes como desarrollados, observamos que la tendencia de largo plazo también es alcista, aunque actualmente estamos en presencia de una corrección de corto plazo que lleva casi 3 semanas impulsada principalmente por una corrección de mercados emergentes que lleva un 5% de caída en ese período. ¿La razón? Los analistas esgrimen que el mercado nuevamente está comenzando a estar ansioso debido al “cuándo” se comenzarán a hacer las disminuciones de los programas de compra de bonos de la Reserva Federal. El análisis dice que, con menos liquidez en el mercado, los países emergentes sufrirían vía menores precios de commodities y menores flujos a sus economías. Lo anterior podría explicar también la depreciación que han tenido las monedas de mercados emergentes de alrededor de 2% en el último mes, donde nuestro peso chileno lleva una caída de aproximadamente 4% en 3 semanas

El IPSA se encuentra con tendencia bajista de corto y largo plazo, mientras que el dólar en Chile está con tendencia al alza en el mediano plazo (en el corto plazo podría estar enfrentando un “techo” importante en torno a los $520). Para estas variables en nuestro país pesan tanto los factores explicados en el párrafo anterior en relación al mundo emergente, como también factores idiosincráticos como las elecciones presidenciales y parlamentarias y el “miedo” a cambios tributarios y regulatorios, así como también una baja en la actividad esperada en los próximos meses en nuestro país, que probablemente llevará a que veamos tasas de política monetaria de 4% dentro de los próximos 6 meses. El nivel piso del IPSA desde el 2010 ha sido los 3.500 - 3.600 puntos y el nivel máximo del dólar en ese periodo ha sido los $535 aproximadamente.

Como he mencionado en otras columnas, los factores más importantes para nuestro país son China y sus factores de riesgo (exceso de crecimiento del crédito no regulado –“shadow banking”–, precios de viviendas muy altos y exceso de deuda de los gobiernos locales) y el “cuándo” de los retiros de estímulos de Estados Unidos y su velocidad. China, por lejos, es el más grave para nosotros por la dependencia de nuestras exportaciones a esa economía y una crisis financiera en China que provoque una caída del crecimiento de su PIB a 0% (por ejemplo) sería muy catastrófica para nosotros (al estilo “crisis Asiática”). Esto puede darse en 6 meses o en 3 años y también puede no darse si las autoridades chinas toman medidas, pero es un riesgo muy grande para nuestra economía y el precio de nuestros activos. Los retiros de estímulos de Estados Unidos es algo que debería pasar más en el corto plazo, quizás en los próximos 6 meses con el primer retiro pero, en mi opinión, sería paulatino, y correcciones de 5 a 15% en el S&P500 serían (a todo lo demás constante) oportunidades de compra (con una mirada de largo plazo). Tasas en torno a 0,25% por ciento en Estados Unidos estarían por 2 a 3 años más y el crecimiento de esa economía se ve saludable mirando al 2014, en torno a 2,5 - 3,0% vs 1,5 - 2,0% este año.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV