sábado, 7 de diciembre de 2019 Actualizado a las 01:12

Opinión

Autor Imagen

¿Cuál será el impacto de la red 5G en nuestro día a día?

por 20 marzo, 2019

¿Cuál será el impacto de la red 5G en nuestro día a día?
La experiencia de usuario final nos permitirá utilizar aplicaciones como Facetime, VideoCall o WhatsApp con una mejor resolución y sin ese molesto lag que muchas veces nos hace repetir “¡Aló! ¡Aló! Aaaaló” hasta el aburrimiento y, por lo tanto, hacer de esas herramientas de comunicación soluciones que mejorarán nuestra capacidad de interacción en remoto. Sobre los videojuegos y el gamming, la velocidad de comunicación de datos nos permitirá disfrutar de mejor contenido, con más detalle gráfico, mayor participación de usuarios, cambiando también la experiencia del usuario en ese ámbito.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Luego que la Subsecretaría de Telecomunicaciones anunciara que se dará inicio a la licitación de las bandas en donde operará la futura red 5G, lo que es un avance en materia de telefonía móvil, podemos prever lo que ocurrirá con ella y cuál será el impacto que tendrá en el día a día de millones de chilenos.

Una de las principales diferencias entre la red 4G desplegada en Chile en la actualidad y la implementación de la red 5G es la diferencia de velocidades de subida y bajada de archivos, la que permitirá a usuarios bajar y subir documentos, videos, fotografías o audios de manera más rápida.

A mi parecer, el impacto no estará necesariamente en los servicios de streaming de audio y video, ya que hoy por hoy en gran parte de Chile hay cobertura 4G que permite tener un buen rendimiento en el despliegue de contenidos a través de las diversas plataformas de streaming. Muchos usuarios hoy utilizamos nuestros smartphones para compartir conectividad a nuestras laptops y otros dispositivos, cuando no hay una red WiFi. Muchas veces, he estado en lugares donde la WiFi finalmente no permite que realicemos nuestro trabajo y terminamos utilizando la conectividad 4G e incluso 3G que funciona bastante bien. Entonces, ¿de qué manera nos beneficia?

Aspectos relacionados con el ancho de banda posible y una menor latencia, junto con un mejor rendimiento de la misma red en espacios cerrados o abiertos, abren la puerta para que otros dispositivos, complejos y simples, puedan tener conectividad permanente, garantía necesaria para que servicios y soluciones por años imaginadas, soñadas y esperadas, puedan ser realidad.

Por ejemplo, sistemas autónomos, ¿se imaginan que Uber o Cabify desplegara automóviles sin conductor? Bueno, no estamos hablando de ciencia ficción. Hoy en día los vehículos autónomos existen e incluso operan en algunos sectores industriales (como la minería) desde hace años por razones de seguridad, ¿pero se imaginan si estos pierden conectividad por momentos, aunque fuesen microcortes? Pues bien, no resulta confiable la tecnología autónoma si no se encuentra garantizada la conectividad.

Otro caso importante resultan ser las cámaras de seguridad, que hoy día necesitan redes cableadas Ethernet, por fibra o enlaces aéreos mediante WiFi, WIMAX, punto a punto (donde una paloma que se apoyó en la antena, puede ser motivo de la caída del enlace y, por lo tanto, de la pérdida de la señal de la cámara), para realizar la transmisión del video que capturan y así tener información en tiempo real. A través de 5G, estas cámaras podrán ser más pequeñas y más fáciles de montar y de cambiar en caso de ser necesario, pues ya no habría que mover un enlace, por ejemplo.

Por otro lado, la resolución de las imágenes podría ser mayor, considerando que hoy en día el streaming de datos es una limitante en la calidad de las imágenes y no la capacidad de resolución de lentes y sensores. Con ello, abrimos las posibilidades a otras aplicaciones, donde el análisis en tiempo real de imágenes a través de software o hardware podrá contar con mejor detalle y resolución.

Otros aspectos importantes son los dispositivos móviles, pues la experiencia de usuario final nos permitirá utilizar aplicaciones como Facetime, VideoCall o WhatsApp con una mejor resolución y sin ese molesto lag que muchas veces nos hace repetir “¡Aló! ¡Aló! Aaaaló” hasta el aburrimiento y, por lo tanto, hacer de esas herramientas de comunicación soluciones que mejorarán nuestra capacidad de interacción en remoto. Sobre los videojuegos y el gamming, la velocidad de comunicación de datos nos permitirá disfrutar de mejor contenido, con más detalle gráfico, mayor participación de usuarios, cambiando también la experiencia del usuario en ese ámbito. (No soy muy gamer, por lo tanto, no imagino dónde podría ir a dar esta industria).

Soluciones de realidad aumentada, tendrán un rendimiento eficiente, permitiendo que la industria retail pueda llevar su parrilla de ofertas a la tienda presencial, facilitando al usuario el descubrir los productos ofertados, solo utilizando sus dispositivos móviles y una aplicación del propio comercio.

Ni hablar de la infinidad de dispositivos basados en IoT que podrán ser conectados a la red y accedidos desde nuestros dispositivos móviles y utilizados en lugares recónditos donde tendremos cobertura. Al respecto, muchos podrán decir: “Pero un dispositivo de esos solo comunica unos cuantos bytes”, por lo que mi módem SupraExpress de 14,4Kbps es más que suficiente para funcionar, pero podrán hacerlo a través de la red 4G, dada la reducción de la demanda sobre esa red y la migración a la red 5G, mejorando el desempeño de la red 4G, motivo por el cual creo que la adopción de 5G es beneficiosa incluso para aquellos que no hagan el cambio inmediatamente.

Los responsables de la conectividad en las empresas PyMEs verán con grandes ojos la posibilidad de contar con servicios de conectividad redundantes, utilizando la red 5G, pues imaginen tener contratado un servicio por fibra, que les ofrece conectividad nacional de 100/100 Mbps e internacional de 10/10 Mbps (recuerden, "subida”/"bajada”) y en el router configurar una nueva puerta de entrada con un enlace 5G de solo 400/40 Mbps: el acceso al enlace internacional será al menos equivalente a la utilización del enlace de fibra, por lo que podrá ser un buen mecanismo de respaldo, o de redundancia, o para sumar ancho de banda.

En resumen, la incorporación de Chile a la utilización de tecnología 5G cambiará y mejorará el desempeño de distintos sectores de la industria. Tiendo a pensar que el costo por ancho de banda debiera reducirse debido a la mayor disponibilidad y, con ello, democratizar aún más el acceso a la conectividad.

Por otro lado, el cambio tecnológico podría significar que en unos años miremos el desempeño de una red WiFi actual, que nos proporciona 450Mbps de ancho de banda, de la misma manera en cómo yo recuerdo con cariño mi módem SupraExpress de 14,4Kbps. La diferencia, entre el SupraExpress y las WiFi de hoy día han pasado 24 años. Entre las WiFi de hoy y las velocidades comprometidas por 5G, será cosa de unos pocos años.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV