lunes, 29 de noviembre de 2021 Actualizado a las 21:29

Enrique Marshall: "Vemos positivamente la reacción ante la alerta por el mayor dinamismo en el sector inmobiliario"

por 7 febrero, 2013

Enrique Marshall:
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las intervenciones son siempre excepcionales, pero no se pueden descartar. Así lo afirma Enrique Marshall, consejero del Banco Central desde diciembre de 2005, cuando le preguntan si el nivel del tipo de cambio ha dejado de ser una preocupación del instituto emisor, dado que en su último comunicado de Reunión de Política Monetaria pasó más inadvertido que en oportunidades anteriores.

Lo que no pasó desapercibido es la reacción de los actores del mercado inmobiliario respecto a la alerta que emitió el Banco Central sobre un mayor dinamismo en el sector. Marshall evalúa positivamente los pasos que han tomado tanto bancos, personas de la cámara de la construcción y superintendentes del sector, que han declarado públicamente monitorear más de cerca la situación. Respecto a si se necesitarán medidas adicionales, el economista afirma que “lo van a evaluar”. Por lo pronto, advierte que las empresas del sector inmobiliario están en una posición más sólida para enfrentar circunstancias adversas, aunque, dice, la coyuntura está generando stress sobre sus balances.

El mercado interpretó una menor preocupación por el dólar en el último comunicado. ¿Es correcta esa visión?
El comunicado hace una constatación factual respecto del tipo de cambio. Los comunicados recogen algunos elementos, no necesariamente todos, y el último da cuenta de lo que ha ocurrido con el tipo de cambio entre una reunión y la otra. Del texto no se deduce ningún juicio o interpretación específica, ni alcances o implicancias políticas. Es simplemente una constatación factual. Nuestro marco es muy claro y conocido por el mercado, contempla un régimen de tipo de cambio flexible donde no se descartan las intervenciones, pero éstas son excepcionales. Eso sigue en pie y no ha cambiado en absoluto.

El fuerte carry trade y la actividad económica dejan poco espacio para seguir manteniendo la TPM...
La economía chilena es muy abierta tanto en lo comercial como en lo financiero. Se observan flujos financieros que responden a decisiones de financiamiento de inversión, pero en lo fundamental los agentes que conducen este proceso son las AFP, las empresas chilenas y los inversionistas extranjeros, que están aprovechando oportunidades interesantes en nuestro país, principalmente en la minería. Lo que observamos son flujos financieros que responden a factores que dicen relación con el normal funcionamiento de la economía. De manera tal que todo eso es perfectamente normal.

Considerando el efecto acotado que han tenido las intervenciones previas en Chile, al igual que en la región, ¿una nueva podría ser distinta?
Efectivamente, la literatura muestra que las intervenciones en nuestro país y en otros tienen un efecto transitorio y acotado, independientemente del contexto internacional en el que se produzcan. El modelo de intervención que hemos aplicado en las dos últimas oportunidades ha procurado ser lo más coherente posible con nuestro marco de políticas y, particularmente, con el esquema de política monetaria y el régimen de tipo de cambio flexible. Es un modelo distinto al aplicado en otros otros países de la región, donde se ha optado por intervenciones más discrecionales. En todo caso, en nuestro marco de política la definición más importante es que las intervenciones son siempre excepcionales.

MERCADO INMOBILIARIO
Una materia sobre la que el Banco Central ha estado atento es el mercado inmobiliario, en particular sobre el nivel de precios ¿Se cumplió el objetivo de alerta del BCCh dado que los bancos se han puestos más restrictivos con los créditos?
Nosotros hablamos de un elevado dinamismo en el sector inmobiliario. Esta fue una señal de advertencia hecha tempranamente con el objeto de que los actores (empresas inmobiliarias, constructoras, bancos, compañías de seguros y público en general) adquirieran conciencia de lo que está pasando y adoptasen medidas preventivas para evitar la generación de cuadros de vulnerabilidad. Evaluamos positivamente la reacción que se ha producido de parte de los bancos, que en la última encuesta de crédito han informado que se están aplicando políticas más restrictivas en esta materia. También han existido declaraciones de personeros vinculados al sector inmobiliario y a la construcción, que están bien encaminadas. Ahora, entregar una señal preventiva al mercado es una decisión de política y ello constituye un primer paso. Pero se han dado otros, como es la constitución de un grupo de trabajo en el Consejo de Estabilidad Financiera. Adicionalmente, los superintendentes sectoriales han informado públicamente que están monitoreando la situación con mayor atención y detalle. De esta manera, son varias las acciones en curso.

¿Se hace necesario adoptar medidas adicionales, como mayor restricción o exigencia de capital a los bancos?
Eso lo tendremos que evaluar en los próximos meses.

¿Cómo ven a las empresas inmobiliarias? ¿Con capacidad de reacción ante eventuales condiciones desfavorables?
Hay lecciones aprendidas del pasado. Este no es el primer episodio de desarrollo inmobiliario con cierto grado de agresividad. Lo existió a fines de los noventa y también durante los 2000. Nuestra apreciación es que las empresas están hoy en una posición más sólida que en otros ciclos expansivos para enfrentar un cambio en las condiciones ambientales. Dicho eso, hay que reconocer que una coyuntura como esta genera cierta tensión sobre los balances de las empresas, lo que efectivamente ha ocurrido en esta oportunidad.

Respecto a las declaraciones de Joaquín Vial...

Joaquín Vial, consejero del Banco Central, encendió la polémica hace algunas semanas, al hacer un diagnóstico según el cual más del 60% de los cotizantes de las AFP que comenzaron a cotizar en 1981 se pensionarán con menos de $150 mil. Las críticas que siguieron al diagnóstico fueron diversas.

Enrique Marshall asegura que los consejeros de la entidad tienen carreras previas, trayectorias y que han incursionado en distintos ámbitos. También que han hecho estudios cada uno en particular como parte de su carrera profesional. “Me parce razonable que un consejero que tiene una trayectoria en ese ámbito, que ha trabajado en el mundo de los fondos de pensiones, haga una contribución técnica, un debate”, asegura y afirma que, de manera tal, en otras oportunidades ha habido afirmaciones de parte de otros consejeros y suyas, pero que no necesariamente responden a una opinión del conjunto del consejo. “No corresponde que el consejo se pronuncie respecto a temas, pero creo que el aprovechamiento de ese expertise y de ese conocimiento es bueno para el país y me parece bien que se haga siempre con una perspectiva esencialmente técnica, pues las decisiones no son nuestras, sino que de otros poderes del estado”, agrega Marshall.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV