miércoles, 4 de agosto de 2021 Actualizado a las 14:00

Wall Street cierra con fuertes alzas, rendido ante resultados empresariales y las palabras mágicas "políticas de estímulo"

por 20 abril, 2015

Wall Street cierra con fuertes alzas, rendido ante resultados empresariales y las palabras mágicas
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Buenos resultados empresariales y, cómo no, la combinación mágica de las palabras "políticas de estímulo" regalaron a Wall Street un día de fuertes ganancias pero poca solución de continuidad.

Wall Street se puso hoy las gafas de visión corta y se entregó a los placeres instantáneos.

El primero de ellos, las cifras trimestrales de algunas empresas, sobretodo del banco Morgan Stanley, que ganó un 60 % más en el primer trimestre hasta 2.314 millones de dólares.

El segundo, nuevos estímulos anunciados en China. El Dow Jones subió más de un 1 %, pero es este el tipo de subidas bajo los efectos de sustancias que poco después producen la inevitable sensación de bajón.

No hay que negar que los resultados de la entidad financiera superaron las expectativas, como también estuvieron bien los de Halliburton, Hasbro o los de SunTrust.

Pero ya se sabe que eso son flores de un solo día: el furor durará hasta que lleguen los siguientes como, por ejemplo, los de IBM, que ya se han anunciado nada más tocar la campana de cierre y que no han entusiasmado a los inversores, aunque tampoco han sido malos, o los de mañana que incluyen Verizon, United Technologies, Yahoo o DuPont, entre otros.

La cuestión de las políticas de estímulo es una vieja, larga y bastante reiterativa historia.

Bien desde la Reserva Federal de EE.UU., del Banco Central Europeo o del Gobierno de China, estos capotes de las instituciones públicas a los mercados suelen ser leídas en Wall Street como un vaso medio lleno: no importa tanto por qué se dan (siempre malas noticias) sino el flujo de dinero que activan.

Hoy, el Banco Popular de China recortó un punto en el coeficiente de caja de los bancos comerciales con la esperanza de compensar la desaceleración de la economía del gigante asiático.

Con el recorte, el porcentaje de los fondos que los bancos deben conservar y no reinvertir pasa del 19,5 al 18,5 por ciento, lo que en la práctica podría suponer alrededor de 1,2 billones de yuanes más (193.000 millones de dólares) en el mercado monetario. Ese es el dato con el que se quedaron en Wall Street.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV