domingo, 17 de octubre de 2021 Actualizado a las 11:11

PAÍS

Nuevo estudio científico sobre vacunas en Chile revela que protección contra la infección y la enfermedad grave en mayores de 70 años se habría perdido, por lo que "resulta urgente tercera dosis"

por 27 junio, 2021

Nuevo estudio científico sobre vacunas en Chile revela que protección contra la infección y la enfermedad grave en mayores de 70 años se habría perdido, por lo que
El reporte sobre la eficacia del proceso de vacunación en Chile -desarrollado por el Laboratorio de Biología Computacional de la Fundación Ciencia & Vida, el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso de la Universidad de Valparaíso y la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián - concluye que la protección otorgada por las vacunas contra la infección y el desarrollo de la enfermedad grave, tuvo carácter transitorio y a la fecha del reporte se habría perdido en el caso de los mayores o iguales a 70 años y estaría disminuyendo rápidamente entre los 60 y 69. Debido a esto, los expertos afirman que “es urgente inocular una tercera dosis”. “Hubo una eficacia importante en este segmento etario pero la tasa de ingreso a las UCI de estos casos es prácticamente la misma que antes del proceso de vacunacion", explicó el biólogo y académico Tomás Pérez-Acle.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un estudio sobre la eficacia de las vacunas inoculadas en Chile contra el SARS-CoV-2 concluyó que una tercera dosis es urgente para la población mayor de 70 años, particularmente frente a la posibilidad de una tercera ola provocada por la variante Delta. De acuerdo a los resultados de la investigación, la protección contra la infección y la enfermedad grave para este grupo etario tuvo un carácter transitorio, y a la fecha del reporte, se habría perdido.

"Para el grupo mayor de 70 años hubo una eficacia importante (de parte de la inoculación) pero la tasa de ingreso a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de estos casos —en base a los resultados— es prácticamente la misma que antes del proceso de vacunacion", explicó Tomás Pérez-Acle, biólogo de la Fundación Ciencia & Vida y uno de los autores del estudio.

"En términos científicos no hablamos de absolutos", aclaró el académico, y sostuvo que "lo peor que podemos hacer es decir que las vacunas no sirven, por lo tanto, tenemos que volver a vacunarnos, sobre todo frente a la variante Delta".

Pérez-Acle recalcó que no está en duda si la vacuna es efectiva o no pero afirma que si la alta eficacia de la inoculación se mantuviera, "la curva debería mantenerse abajo".

Se muestra la comparación de la media móvil, calculada a 7 días, del número de casos en UCI comparada con el promedio acumulado de casos para cada grupo etario, a lo largo de la pandemia.

Cabe mencionar que el informe señala, además, que debido a las limitaciones de eficacia de la vacuna Coronavac, no es posible alcanzar la llamada inmunidad de manada contra la infección aún cuando se inoculase al 100% de la población. "Para alcanzar la inmunidad de manada contra el desarrollo de la enfermedad grave —señala el estudio—, necesitamos inocular al menos al 85% de la población con la vacuna Coronavac, situación que actualmente ocurre en las poblaciones >=60 años. Sin embargo, aún se desconoce el efecto que la variante Delta pueda provocar sobre esta protección".

El especialista Tomás Pérez-Acle asegura que si quisiéramos lograr la inmunidad de manada, con la variante delta, habría que llegar al 90, 95% de la población, suponiendo —eso sí— que se inocula con una vacuna de alta eficacia. Sin embargo, "ocurre con las vacunas que no se sabe qué tan eficaz será y por cuánto tiempo, específicamente".

Respecto de la población susceptible y la tercera ola de la pandemia, el estudio sugiere que el alto número de personas que continúa siendo susceptible a contraer SARS-CoV-2 y desarrollar la COVID-19, (alrededor de 5 millones), "nos deja expuestos a un nuevo aumento de los contagios, y a una tercera ola que sería producida por la dispersión comunitaria de la variante Delta".

La investigación también concluye que el anuncio del pase de movilidad por parte de las autoridades del Ministerio de Salud coincide con un aumento importante, pero transitorio, de las inoculaciones de primera dosis de vacunas en el grupo etario menor a 39. Esta es "una buena señal", según Pérez-Acle, sin embargo, quienes tengan el pase, no deben descuidarse de las medidas contra el virus.

La protección de vacunas por grupo etario es la siguiente:

  • 50-59 años: la protección contra la infección y el desarrollo de la enfermedad grave para este grupo ya muestra su efecto, manteniéndose activa a la fecha de este reporte.
  • 60-69 años: la protección contra la infección para este grupo tuvo carácter transitorio, y a la fecha del reporte, se habría perdido.
  • 60-69 años: la protección contra el desarrollo de la enfermedad grave para este grupo etario, si bien presenta un carácter transitorio, a la fecha del reporte aún persiste, pero se encuentra a la baja.
  • Mayores de 70 años: la protección contra la infección y el desarrollo de la enfermedad grave para este grupo etario tuvo carácter transitorio, y a la fecha del reporte, se habría perdido.

El estudio, elaborado por los científicos; Alejandro Bernardin, Nicole Krumm, Enzo Guerrero, César Ravello1, Samuel Ropert, Tomás Villaseca y Tomás Perez-Acle, tuvo como objetivo realizar un análisis desde el punto de vista poblacional, de la eficacia de las vacunas contra SARS-CoV que se han inoculado en Chile. Y para cumplir con este objetivo se analizó el impacto del proceso de vacunación usando una serie de indicadores que incluyen el número de personas infectadas (con testeo PCR y/o antígeno positivo), así como la ocupación UCI por pacientes que manifiestan los síntomas de la COVID-19.

Consulta el estudio, de manera integra, a continuación:

Acerca de la eficacia de las vacunas inoculadas en Chile contra SARS-CoV-2 by El Mostrador on Scribd

Paula Daza: "Probablemente sí, vamos a necesitar una tercera dosis"

Ayer la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, indicó que hay una gran probabilidad de que quienes fueron inoculados por Sinovac, necesiten una tercera dosis en los próximos meses. Para determinar esto, se está a la espera de otro estudio, uno de la Universidad Católica, que determinará qué tan necesaria sería esta nueva inoculación o si existe la posibilidad de hacer un esquema de vacunación combinada. Es decir, que esta tercera dosis sea de otro laboratorio.

“En función de la evidencia a nivel internacional y algo de lo que hemos visto a nivel nacional, probablemente sí vamos a necesitar una tercera dosis. Lo que tenemos que ver es cuál es el momento más oportuno para colocar esta tercera dosis. Al menos las primeras personas que se vacunaron cumplirían seis meses post de la segunda dosis en el mes de septiembre“, destacó Daza. Por tanto, “estamos haciendo un análisis de las personas que se vacunaron con Sinovac, que fueron las primeras vacunadas”.

La subsecretaria añadió que “sabemos que hay estudios a nivel internacional de combinación de vacunas que han sido bastante efectivas. Lo hizo Inglaterra, Alemania y lo está haciendo España. Por tanto, tenemos antecedentes de combinación de vacunas de plataformas distintas“, dijo.

En cuanto al calendario de vacunación, señaló que “vamos a continuar en forma importante con los rezagados mayores de 18 años. Para nosotros es muy importante que la población objetivo que nosotros nos hemos propuesto, es que se vacune al menos el 80%, siempre decimos que lo ideal es que se vacunen todos”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV