Publicidad

“Reacción acelerada” y “populismo”: Diputados abordan tramitación de la agenda de seguridad

Publicidad

“El problema no está en las urgencias, el problema está en quién marca la ruta, quién dirige. Más allá de los puntos políticos no estamos dando una solución mucho más consistente al problema de seguridad en Chile”, señaló el diputado Evópoli, Jorge Guzmán.


Durante esta jornada se espera el avance del proyecto que “establece normas generales sobre el uso de la fuerza”, el cual será votado hasta total despacho desde la Comisión de Constitución y Seguridad Ciudadana de la Cámara, además de la votación en la sala del Senado de la nueva ley Antiterrorista. Proyectos que, junto al Ministerio de Seguridad Pública, se enmarcan dentro de las urgencias legislativas de esta semana, como respuesta al crimen de los tres carabineros en Cañete.

En un nuevo programa de La Semana Política, los diputados Jorge Guzmán (Evópoli) y Juan Santana (PS) abordaron los riesgos de esta “acelerada” tramitación de la agenda de seguridad, así como la urgencia de avanzar en “una hoja de ruta clara” y señales concretas, por ejemplo, en materia de aumento de presupuesto para la institución policial.

“Me parece que transmitirle a la población que porque estamos legislando se va a resolver el problema de seguridad es solamente demagogia y populismo. Entre otras cosas, porque el proyecto sobre reglas del uso de la fuerza está en su primer trámite, es decir, más allá de que las comisiones de Seguridad y Constitución despachen este proyecto para que sesionamos el día viernes y votemos esto en sala, probablemente no se vaya a convertir en ley en varios meses porque va a pasar al Senado a su segundo trámite, y también va a tener su tiempo de discusión”, señaló Santana.

En esa línea, el diputado del PS agregó que “el gran peligro es que finalmente se terminen legislando malas leyes y terminar trabajando muy para la frase rimbombante, frases estridentes, para el populismo finalmente. Esto lo único que hace, más que ayudar en las tareas de seguridad, es contribuir en la descomposición del sistema político chileno”

Por su parte, Guzmán calificó como “un desastre” la reacción tras el crimen de carabineros en Cañete. Más allá de las urgencias, “en la práctica no se está pensando cuál es la solución consistente, coherente y responsable a la crisis de seguridad que vivimos en el país”.

“El presidente sigue teniendo la oportunidad de convocar a los poderes del Estado a construir una ruta, una agenda clara de cómo hacernos cargo de la crisis de seguridad. Como no existe esa ruta clara, como el presidente no ha ejercido el rol de liderazgo, cada uno está empujando el carro como cree o siente que debe empujarlo, y eso es lo que a mi me preocupa. Hoy día estamos tramitando reglas de uso de la fuerza, efectivamente necesarias, pero, ¿se hacen cargo del problema de la crisis de seguridad del país?, a mi juicio no lo va a resolver”, afirmó.

Asimismo, indicó que “el problema no está en las urgencias, el problema está en quién marca la ruta, quién dirige. Más allá de los puntos políticos no estamos dando una solución mucho más consistente al problema de seguridad en Chile. Insisto en que esta es una reacción acelerada por parte del Poder Legislativo, pero que no se está haciendo cargo del problema de fondo”.

Publicidad

Tendencias