“Muerte a los traidores”: quién es y qué se sabe Thomas Mair, el acusado del asesinato de la parlamentaria británica Jo Cox - El Mostrador

sábado, 28 de noviembre de 2020 Actualizado a las 18:22

Documentos revelan que el atacante es un viejo simpatizante de la organización supremacista blanca

"Muerte a los traidores": quién es y qué se sabe Thomas Mair, el acusado del asesinato de la parlamentaria británica Jo Cox

por 18 junio, 2016

BBC Mundo
Su medio hermano Duane St Louis lo describe como un hijo cariñoso que acostumbraba a hacer las compras para su madre dos veces a la semana. St Louis, quien es de raza mixta, también asegura que Mair jamás expresó públicamente opiniones racistas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se llama Thomas Mair, pero cuando el tribunal que lo juzga por el asesinato de la parlamentaria británica Jo Cox le preguntó su nombre este sábado, su respuesta fue: "Muerte a los traidores, libertad para Gran Bretaña".

Mair, de 52 años, fue formalmente acusado el viernes por el asesinato de Cox, un día después que la joven representante se convirtiera en la primera miembro del parlamento británico en fallecer de forma violenta en más de un cuarto de siglo.

Y el proceso en su contra ya empezó en el Tribunal de Magistrados de Westminster, en Londres, por los cargos de asesinato, ocasionar daños corporales graves y posesión intencional de un arma de fuego.

Cox, de 41 años, murió de sus heridas luego de ser apuñalada y tiroteada a plena luz del día luego de un encuentro con sus electores en Birstall, una ciudad de West Yorkshire, en el centro norte de Inglaterra.

Y la primera declaración de Mair parece confirmar los reportes que describían a su atacante como una persona con simpatías por la extrema derecha, que gritó "Britain First!" ("¡Gran Bretaña primero!") en el momento del ataque.

La expresión también le da nombre a una organización local de extrema derecha con una posición anti-inmigración que la ubica en el extremo opuesto de lo que defendía la parlamentaria asesinada.

Pero, a través de un comunicado, Britain First se distanció inmediatamente del incidente asegurando que "jamás alentaría un comportamiento de este tipo".

La vicepresidenta de la organización, Jayda Fransen, también le dijo a la BBC que habían revisado sus registros y que estos no mostraban que Mair alguna vez hubiera sido miembro de la organización, ni ningún otro tipo de vínculo.

Una ONG de Estados Unidos que rastrea a grupos extremistas, sin embargo, encontró vínculos entre Mair y una organización neo-nazi de ese país, la National Alliance (Alianza Nacional).

Los documentos facilitados por el Southern Poverty Law Center sugieren que Mair es un viejo simpatizante de la organización supremacista blanca, que en 1999 le procuró un manual que incluía instrucciones para construir una pistola en casa.

Los testigos del ataque en contra de Cox han descrito el arma con la que le dispararon como una pistola "que parecía casera" o una antigüedad.

Y varios medios británicos afirman que la policía encontró literatura de extrema derecha y parafernalia neo-nazi en la casa del sospechoso.

Problemas mentales

En el barrio de Yorkshire en el que vivía, sin embargo, sus vecinos describieron a Mair como un tipo solitario, que se caracterizaba por sus actos de solidaridad.

"Es una persona callada. Le gusta la jardinería y cosas así. Pero era un hombre de pocas palabras", le dijo uno de ellos a la BBC.

Y en un reporte del diario The Guardian, su medio hermano Duane St Louis describe a Mair como un hijo cariñoso que acostumbraba a hacer las compras para su madre dos veces a la semana.

St Louis, quien es de raza mixta, también asegura que Mair jamás expresó públicamente opiniones racistas.

"No puedo creer que haya hecho algo semejante", dijo.

En el mismo sentido se expresó otro hermano, Scott Mair.

"Me cuesta creer lo que está pasando. Mi hermano no es violento y no es para nada político. Tiene un historial de problemas mentales, pero ha recibido ayuda", le dijo a un grupo de reporteros.

Vecinos de la madre de Mair, por su parte, le dijeron a la BBC que no sabían de sus problemas mentales, aunque entendían que había sido tratado por depresión hace algunos años.

Pero un artículo publicado en 2011 por el diario local Huddelsfield Daily Examinercita a Tommy Mair explicando que había empezado a trabajar como voluntarioen un parque local luego de recibir atención en un centro especializado.

"Sinceramente puedo decir que me ha hecho más bien que todas las medicinas y psicoterapia del mundo", dijo Mair en esa oportunidad.

"Mucha gente que sufre de problemas mentales termina socialmente aislada y los sentimientos de inutilidad son bastante comunes, especialmente si uno pasa mucho tiempo desempleado", agregó el hombre, que recientemente había empezado a trabajar como voluntario en una escuela para niños con necesidades especiales.

Y cerca de su casa, ahora acordonada por la policía, a sus vecinos les sigue costando vincular a este hombre con el asesinato de Cox.

"Cuando vi su imagen en la televisión yo y mi esposa dijimos: ni en un millón de años (lo hubiéramos pensado)", le dijo David Hallas a la BBC, al tiempo que describía a Mair como un tipo amable y educado con el que hablaba de política sin que alguna vez hubiera expresado posiciones extremistas.

"De todas las personas de Birstall que conozco, él hubiera sido el último de mi lista", agregó.

BBC Mundo

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV