miércoles, 18 de mayo de 2022 Actualizado a las 08:27

MUNDO

No sólo en Chile: papa Francisco ordena la reclusión a un cardenal estadounidense hasta juzgarlo por abusos

por 28 julio, 2018

No sólo en Chile: papa Francisco ordena la reclusión a un cardenal estadounidense hasta juzgarlo por abusos
Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, está acusado de cometer agresiones contra menores
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El cardenal y arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales, deberá permanecer recluido y apartado de sus funciones por orden del Papa Francisco, hasta que se aclaren las acusaciones que pesan sobre él.

"El Santo Padre recibió la carta en la que el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington (EEUU) presentaba su dimisión como miembro del colegio cardenalicio", señala el comunicado publicado por la sala de prensa del Vaticano, informó AFP.

"El papa Francisco acepta esta renuncia del colegio cardenalicio y ordenó su suspensión de cualquier ministerio público, con la obligación de permanecer en una casa, que todavía debe serle indicada, para llevar una vida de oración y penitencia hasta que las acusaciones en su contra sean examinadas en un juicio canónico regular", agrega el texto.

McCarrick, un sacerdote que fue ascendido a obispo y arzobispo en la archidiócesis de Nueva York antes de su traslado a Washington en 2001, es uno de los cardenales estadounidenses más conocidos en el ámbito internacional. Aunque está oficialmente jubilado, seguía viajando, sobre todo para defender temas de derechos humanos.

Había sido particularmente activo a la hora de defender las medidas tomadas contra los curas pederastas en Estados Unidos. En un comunicado publicado el 20 de junio, el cardenal Timothy Dolan de Nueva York explicó que su diócesis había recibido denuncias de supuestos abusos de McCarrick que se remontaban a "casi 45 años".

McCarrick dirigió la archidiócesis de Washington entre 2001 y 2006. En 2003 alcanzó mala fama por hacer campaña contra una reforma legal que obliga a sacerdotes a denunciar ante la policía casos de abuso sexual a niños y por criticar a las víctimas que tardaron en presentar sus denuncias debido a la represión de los recuerdos de sus horribles traumas.

Conforme a la Carta de Protección de los Niños, adoptada en 2002 por los obispos estadounidenses tras el escándalo de pederastia que sacudió la diócesis de Boston, "una agencia independiente" realizó una investigación cuyos resultados fueron transmitidos a un comité que consideró "creíbles y respaldadas" las acusaciones, subrayó el cardenal Dolan.

Theodore McCarrick, "aunque mantiene su inocencia, acepta esta decisión", precisó también el cardenal Dolan, señalando que el Vaticano había pedido al arzobispo emérito de Washington que no "ejerciera más públicamente su ministerio". Según el diario The Washington Post, Theodore McCarrick habría abusado de un adolescente.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV