Atentado en Bogotá: quién era José Aldemar “el Mocho” Rojas Rodríguez, el hombre que el Gobierno colombiano señala como responsable del atentado en la Escuela de Policía General Santander - El Mostrador

miércoles, 23 de octubre de 2019 Actualizado a las 03:26

MUNDO

Atentado en Bogotá: quién era José Aldemar “el Mocho” Rojas Rodríguez, el hombre que el Gobierno colombiano señala como responsable del atentado en la Escuela de Policía General Santander

por 18 enero, 2019

BBC Mundo
Atentado en Bogotá: quién era José Aldemar “el Mocho” Rojas Rodríguez, el hombre que el Gobierno colombiano señala como responsable del atentado en la Escuela de Policía General Santander
El fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, explicó que, tras investigar a todos los propietarios que tuvo el auto con el que se cometió el atentado, se determinó que el último de ellos había sido Rojas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

José Aldemar Rojas Rodríguez fue señalado por el Gobierno de Colombia como el autor material del atentado en la Escuela de Policía General Santander perpetrado la mañana del jueves, el cual dejó 21 muertos y 68 heridos.

Según afirmó este viernes el ministro de Defensa, Guillermo Botero, Rojas era conocido con los alias de Kiko o el Mocho, un apodo que se debe a que habría perdido la mano derecha en el 2008 o el 2010 como parte de su trabajo con explosivos para el Ejército Nacional de Liberación (ELN).

Las autoridades han asegurado que el ELN está detrás del ataque con un carro bomba, aunque la guerrilla no ha reivindicado el atentado.

José Aldemar Rojas Rodríguez nació en 1962 en Puerto Boyacá, a unos 245 kilómetros al norte de Bogotá.

Según el ministro, se unió al ELN hace al menos 25 años.

Botero detalló en una rueda de prensa celebrada el viernes el “prontuario” de Rojas: “Estuvo como cabecilla de este grupo delictivo en varias oportunidades en algunos frentes y claramente hizo parte del frente Domingo Laín Sáenz”.

La rueda de prensaDerechos de autor de la imagen CESARCARRION
Image caption Botero y Martínez dieron detalles del “prontuario” de Rojas.

“Posteriormente en 2003, se convirtió en cabecilla ‘explosivista’ e instructor del frente Adonay Ardila del ELN”.

Según el Gobierno, Rojas seguía siendo instructor en el 2011, pero brindando cursos de especialistas en el municipio de Fortul, en el departamento de Arauca, que limita con Venezuela.

Hasta ese país se desplazaba en aquella época para capacitar en el manejo de explosivos a miembros del ELN que estaban allí “y a otras personas”.

Un año después, volvió al frente de batalla, sirviendo de enlace directo con Luis Alberto Cortés Buriticá, alias Culebro Viejo. Este último fue el jefe militar del Frente Oriental del ELN hasta su captura, en el estado venezolano de Apure en el 2016.

La policía lo acusaba de ser el cerebro de varias explosiones.

Intentó pasar como miembro de las FARC

El frente Domingo Laín Sáenz, del que Rojas se volvió responsable en el 2013, siempre según la información presentada por el ministro, formaba parte del frente oriental.

Pero los lazos de Rojas se habrían extendido incluso hasta las FARC, ya que, según Botero, llegó a ser una “persona de confianza” de Noé Suárez Rojas, conocido bajo el alias de Grannobles y por ser hermano del dirigente Mono Jojoy.

“[Rojas] tuvo una relación estrecha con él como parte de su seguridad”, aseguró el ministro en referencia a Suárez, un guerrillero buscado en Estados Unidos por la muerte, en 1999, de tres indigenistas de ese país en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Paramédicos entrando a la escuela con una camillaDerechos de autor de la imagen ANADOLU AGENCY
Image caption 21 personas fallecieron en la explosión del carro bomba.

Según el Gobierno, a partir del 2015 y ante las negociaciones de paz, Rojas intentó ser incluido en la lista de integrantes de los frentes 10 y 15 de las FARC “para tratar de buscar unos beneficios”.

“Pero fue tajantemente rechazado en tres oportunidades por los mismos integrantes de las filas de las FARC que querían acogerse a un proceso de paz”.

El fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, explicó que, tras investigar a todos los propietarios que tuvo el vehículo con el que se cometió el atentado, se determinó que el último de ellos había sido Rojas.

Una vez se tuvo su fotografía, se pudo confirmar que había sido él mismo quien condujo el autmóvil, algo que se pudo comprobar analizando las huellas digitales de su mano derecha.

“Tuvo algunos propietarios, gente de bien, que ya fue investigada”, contó Martínez. La transacción por la que Rojas se hizo con el vehículo data del 11 de mayo de 2018, aunque el fiscal afirmó que era muy probable que se hubiera acordado unos dos o tres meses antes.

“Lo anterior quiere decir que esta es una operación que se estaba planeando desde hace más de diez meses y eso tiene un inmenso valor probatorio desde el punto de vista de los actores intelectuales”, dijo.

BBC Mundo

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Voluntarios

Envíada por Pablo A. García Chevesich, Ph. D. | 23 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV