martes, 2 de marzo de 2021 Actualizado a las 03:58

MUNDO

Consorcios de prensa europeos apuestan a una protección estilo australiano ante Facebook y Google

por 23 febrero, 2021

Consorcios de prensa europeos apuestan a una protección estilo australiano ante Facebook y Google

Crédito: Reuters

En Australia se espera para este martes la votación final del proyecto de ley que obligaría a Facebook y a Google a pagar por el contenido a los medios de comunicación, una disposición que ha indignado a la empresa de Mark Zuckerberg. Otros países, como Canadá y Reino Unido, ya han expresado su interés en adoptar algún tipo de medida similar para proteger a la industria de la información. Y en Europa están convencidos de que las negociaciones con las grandes plataformas tecnológicas, que tienen un poder de mercado dominante, no producirán resultados justos a menos que se presenten medidas regulatorias adicionales a las ya existentes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los editores de prensa europeos y Microsoft demandaron un mecanismo de arbitraje al estilo australiano en la Unión Europea (UE) para garantizar que los “guardianes de la tecnología”, como Google (del grupo Alphabet Inc) o Facebook, remuneren a los editores de prensa de forma justa por el uso del contenido.

En un comunicado conjunto, los editores de prensa europeos y Microsoft informaron de su decisión de “trabajar juntos en una solución para garantizar que los editores de prensa europeos reciban pagos por el uso de su contenido por parte de los guardianes que tienen un poder de mercado dominante en línea” con la publicidad.

“La solución debería exigir pagos por el uso del contenido de los editores de prensa” por parte de las plataformas tecnológicas e incluir disposiciones de “arbitraje para garantizar que se negocien acuerdos justos”, señaló el comunicado firmado por cuatro asociaciones de editores −European Magazine Media Association (EMMA), la European Newspaper Publishers' Association (ENPA), el European Publishers Council (EPC) y News Media Europe− además de Microsoft.

La declaración se inspira en la discusión que ocurre en Australia, donde este martes debe votarse el proyecto de ley que exigiría a las plataformas en línea alcanzar acuerdos para pagar a los medios por su contenido, o acordar un precio mediante arbitraje. Otros países, como Canadá y Reino Unido, ya han expresado su interés en adoptar algún tipo de medida similar.

En el país oceánico la tramitación del proyecto ha provocado la indignación de Facebook, que decidió bloquear todos los contenidos informativos de prensa a sus usuarios, además de varias cuentas de organismos estatales y de los servicios de emergencia.

Google optó por otro camino y, si bien se opone al proyecto, la semana pasada decidió firmar acuerdos con los principales medios de comunicación australianos, incluido uno con News Corp de Rupert Murdoch.

Las negociaciones con Facebook en Australia durante el fin de semana no dieron lugar a ningún avance, informa Reuters. Y en este escenario, un legislador notificó que Canberra no modificará la legislación, al considerar que el proyecto de ley, en su forma actual, garantiza que “los contenidos informativos generados en Australia por organizaciones informativas generadas en Australia pueden y deben ser remunerados y esto debe hacerse de forma justa y legítima”.

“Internet y las redes sociales no han sido amables con la prensa libre”

En el caso europeo, los firmantes están convencidos de que las negociaciones con las grandes plataformas tecnológicas, como Facebook o Google, que tienen un poder de mercado dominante, no producirán resultados justos a menos que se presenten medidas regulatorias adicionales.

A diferencia del proyecto de ley australiano pionero en el mundo −que obliga a Google y Facebook a recurrir a un mediador para pactar un precio con los editores de prensa si antes no han llegado a un acuerdo− la ley europea de derechos de autor que debe entrar en vigor en junio próximo ofrece a los medios de comunicación el derecho a reclamar el pago de una licencia.

Además de la ley europea de derechos de autor, el Ejecutivo comunitario presentó en diciembre pasado una amplia propuesta legislativa para limitar los abusos de poder de las grandes plataformas digitales, como Facebook y Google.

Se trata de la directiva de servicios digitales que pretende obligar a los gigantes de internet a eliminar el contenido ilegal de sus páginas web y multarles con hasta el 6 % de su facturación global si no lo hacen.

Los editores de prensa europeos y Microsoft consideran que las garantías adicionales que reclaman deberían incluirse en esa directiva de servicios digitales. “Esto es necesario para evitar socavar el alcance del derecho de los editores y crear seguridad jurídica”, subrayaron.

De lo contrario, advirtieron, aunque los editores de prensa tengan un derecho conexo (reconocido en la citada directiva de derechos de autor), es posible que “no tengan la fuerza económica para negociar acuerdos justos y equilibrados con estas empresas de tecnología de control, que de otro modo podrían amenazar con alejarse de las negociaciones o salir de los mercados por completo”.

En este sentido, el presidente de la Unión Europea de Revistas EMMA, Xavier Bouckaert, consideró que cualquier regulación vinculante debería implicar una obligación específica para las plataformas de otorgar a todas las publicaciones un “acceso no discriminatorio”.

El presidente del Consejo Europeo de Editores, Christian Van Thillo, destacó el valor que el contenido de los medios “aporta a los negocios centrales de los motores de búsqueda y las redes sociales, porque aquí es donde Google y Facebook generan la gran mayoría de sus ingresos”.

Para el presidente de News Media Europa, Fernando de Yarza, existe una necesidad real de un instrumento vinculante para abordar los desequilibrios inherentes en el poder de negociación con las grandes plataformas, que socavan el potencial del sector de la prensa europea y abogó por “un ecosistema de medios de noticias en línea saludable y diverso”.

“El periodismo independiente es vital para la cohesión social que es esencial para la democracia, pero Internet y las redes sociales no han sido amables con la prensa libre y la mayoría de los medios han sido muy afectados”, lamentó el presidente de la Asociación Europea de Editores de Periódicos ENPA, Jean-Pierre de Kerraoul.

También el vicepresidente de Microsoft, Casper Klynge, dijo que el acceso a una cobertura de prensa “nueva, amplia y profunda es fundamental para el éxito de nuestras democracias” y recordó que el compromiso de su empresa con el periodismo no es nuevo, ya que en octubre del 2020, lanzó una nueva iniciativa para invertir y apoyar a los medios locales y a través de Microsoft News.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV