martes, 17 de septiembre de 2019 Actualizado a las 17:02

Autor Imagen

¡Qué importa que los medios de comunicación sean de derecha!

por 24 julio, 2012

¡Qué importa que los medios de comunicación sean de derecha!
Poco importa que los canales de Televisión y Diarios sean percibidos de derecha ya que las nuevas tecnologías nos han abierto la posibilidad de acceder a una mayor pluralidad de perspectivas y menos afines a los intereses de una minoría de la sociedad chilena.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En un reciente estudio publicado por la escuela de publicidad de la Universidad Diego Portales se analizan las bondades que tendría, para políticos y precandidatos, aparecer en televisión asociado a noticias positivas.

Ello se traduciría en una mejor percepción y posicionamiento ante el público. La tesis parece convincente cuando se asume que la TV es el factor determinante en la definición de opiniones y percepciones sociales. Sin duda es un error creer en tal poder, ya que olvida los procesos de apropiación y consumo de contenidos televisivos por parte de las audiencias.

Ahora bien, resulta indiscutible señalar el lugar estratégico que los medios tienen en permitir el acceso a informaciones, conocimientos o espacios sociales, que en la cotidianeidad personal resultan lejanos y muchas veces inaccesibles. La relación de la sociedad con los medios es paradójica y contradictoria. Son ellos mismos los que contribuyen a develar situaciones inaceptables en los más diversos ámbitos sociales, pero en ese mismo acto configuran los marcos de referencia que ayudan a entender y definir la realidad que representan. En dicha mediación radica entonces su carácter estratégico.

Poco importa que los canales de Televisión y Diarios sean percibidos de derecha, ya que las nuevas tecnologías nos han abierto la posibilidad de acceder a una mayor pluralidad de perspectivas y menos afines a los intereses de una minoría de la sociedad chilena.

Con el surgimiento y expansión de las tecnologías de la información y la comunicación, particularmente aplicaciones como Twitter, Facebook, el mundo de los Blogs y otras que habitan el universo de internet, se ha abierto nuevamente la posibilidad de repensar y discutir el rol de los medios, es decir, la forma en que la TV, la prensa o las radios dan cuenta de la realidad, contribuyen a definir la agenda pública y los temas que circulan en el espacio público. Por su parte, los nuevos medios sociales han ofrecido lecturas distintas, alternativas, sobre lo socialmente relevante y por tanto noticiable.

Las diferencias entre lo noticiable desde la perspectiva de los medios (TV y/o Prensa) y lo que circula en las redes sociales podría ser explicada por razones que se encuentran en las Encuetas Nacionales de Opinión Pública de la misma UDP. Los niveles de confianza en los medios de comunicación indican que al año 2011 la Televisión contaba con un 36% de confianza, los Diarios un 42% y las Radios un 56%. Dos tercios de la población confían poco o nada en la Televisión (pese a ser el medio de mayor audiencia) y en torno a la mitad de la población lo hace con los Diarios y la Radio. Intuitivamente, sus niveles de confianza y credibilidad parecen no gozar de muy buena salud.

Pérdida de credibilidad a partir del sesgo en los contenidos, información tendenciosa, manipulación y sumisión a “estrategias comunicacionales oficiales” constituyen razones de peso a la hora de evaluar el actuar de los medios. En esta misma línea, destaca la percepción que tienen las personas respecto de la posición ideológica de los medios. La Encuesta de la UDP del año 2010 indicaba que no existen medios en TV y Prensa que se ubiquen simbólicamente a la centro-izquierda del abanico. En una escala 1 izquierda–10 derecha ninguno de los medios evaluados logra una posición promedio inferior a 5 (ver tabla). En síntesis, los medios de comunicación son vistos ideológicamente de derecha. De más está decir que en el caso de la prensa el duopolio Edwards–Copesa contribuye a dar vida a esta percepción. ¡Pero qué importa que los medios masivos sean percibidos de derecha! si cada vez contamos con más usuarios de Twitter y Facebook que comparten información clave a través de dichos medios sociales. Ellos legítimamente han aportado a la circulación de contenidos e informaciones que previamente eran cubiertos exclusivamente por los medios masivos de Televisión y Prensa.

Efectivamente parece que poco importa que los canales de Televisión y Diarios sean percibidos de derecha, ya que las nuevas tecnologías nos han abierto la posibilidad de acceder a una mayor pluralidad de perspectivas y menos afines a los intereses de una minoría de la sociedad chilena. La lectura suena fácil y maniquea. Pero parece plausible sostener que el éxito (grande o moderado) de muchas iniciativas nacidas al amparo de internet se hayan basado en mover los límites y ampliar las formas en que la Televisión y la Prensa venían definiendo la realidad, representando los conflictos y las problemáticas sociales.

Que duda cabe, la alta valoración con la que hoy cuentan redes como Twitter o Facebook y muchos sitios web de debate en formatos de diarios y revistas online significan un aporte a la discusión y ampliación del debate y el espacio público. Sin embargo, ello no exime de responsabilidad a los medios masivos, particularmente aquellos que son públicos, como es el caso de TVN, a que tengan como imperativo de su actuar la entrega de información oportuna, basada en evidencia y por sobre todo veraz.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV